Go­bierno po­ne fo­co la pro­duc­ti­vi­dad de la py­me

Mien­tras que la pro­duc­ti­vi­dad de las pe­que­ñas em­pre­sas en Chi­le es de 26%, y las mi­cro­em­pre­sas 3%, en paí­ses desa­rro­lla­dos co­mo Ale­ma­nia y Fran­cia, es­te ín­di­ce se dis­pa­ra por so­bre el 65%, lo que in­di­ca que aún que­da un lar­go ca­mino pa­ra dis­mi­nuir la brec

Pulso - - Empresas & Mercados - Un re­por­ta­je de PAU­LA NÚ­ÑEZ LÓ­PEZ

CON­SI­DE­RA­DAS CO­MO un ver­da­de­ro mo­tor, las py­mes di­na­mi­zan la eco­no­mía con la crea­ción de nue­vos ne­go­cios, in­ten­si­fi­can la com­pe­ten­cia y au­men­tan los in­gre­sos de las per­so­nas. Ac­tual­men­te es­te ti­po de com­pa­ñías cons­ti­tu­ye el 98% del to­tal de em­pre­sas for­ma­les y crean el 63% de los em­pleos en nues­tro país. Las ci­fras más re­cien­tes mues­tran que du­ran­te el tri­mes­tre ju­nioa­gos­to de 2016, au­men­tó el nú­me­ro de ocu­pa­dos en es­te seg­men­to, lo que es­tu­vo mar­ca­do por las 113.673 mi­cro­em­pre­sas y 37.849 en las py­mes. En un con­tex­to, don­de el panorama eco­nó­mi­co es­tá por de­ba­jo de los úl­ti­mos años, pa­re­ce esen­cial que des­de el eco­sis­te­ma em­pren­de­dor se re­fuer­cen las es­tra­te­gias que van tras el au­men­to de pro­duc­ti­vi­dad, pa­ra po­der te­ner un desem­pe­ño que per­mi­ta dar el gran sal­to que lle­ve a Chi­le a ser par­te de los paí­ses desa­rro­lla­dos.

Las úl­ti­mas pro­yec­cio­nes del Go­bierno in­di­can que el cre­ci­mien­to pa­ra 2016 se­rá de 1,75%. Ade­más, se es­pe­ra que el Pro­duc­to In­terno Bru­to al­can­ce 2,25% en 2017 y 3,25% en 2018. “Cree­mos que la Agen­da de Pro­duc­ti­vi­dad per­mi­ti­rá di­na­mi­zar la eco­no­mía y apo­yar a las py­mes, que son las prin­ci­pa­les ge­ne­ra­do­ras de em­pleo”, co­men­ta el mi­nis­tro de Eco­no­mía, Luis Fe­li­pe Cés­pe­des.

Una vi­sión di­fe­ren­te tie­ne Ale­jan­dra Mus­ta­kis, pre­si­den­ta de la Aso­cia­ción de Em­pre­de­do­res de Chi­le (Asech). “Te­ne­mos que ver es­to co­mo una ca­de­na, en la que ob­via­men­te un freno en la in­ver­sión de gran­des em­pre­sas in­flui­rá di­rec­ta­men­te en las py­mes. Lo po­si­ti­vo es que di­fe­ren­tes es­tu­dios mues­tran có­mo más chi­le­nos es­tán eli­gien­do el em­pren­di­mien­to co­mo ca­mino pro­fe­sio­nal”.

Pro­duc­ti­vi­dad

Uno de los te­mas re­le­van­tes pa­ra el Go­bierno es la ba­ja pro­duc­ti­vi­dad que pre­sen­tan las mipy­mes res­pec­to de las gran­des em­pre­sas. Se­gún da­tos de la Ce­pal, la pro­duc­ti­vi­dad de las pe­que­ñas em­pre­sas en Chi­le es de 26%, mien­tras que pa­ra las mi­cro­em­pre­sas la ci­fra lle­ga ape­nas al 3%. “Es­to dis­tan bas­tan­te de lo mos­tra­do por paí­ses co­mo Fran­cia o Ale­ma­nia, que al­can­zan pro­duc­ti­vi­da­des en em­pre­sas pe­que­ñas y mi­cro­em­pre­sas so­bre 65%. Por lo mis­mo, en el Año de la Pro­duc­ti­vi­dad he­mos im­pul­sa­do una se­rie de ini­cia­ti­vas pa­ra con­tra­rres­tar es­te es­ce­na­rio”, en­fa­ti­za Cés­pe­des.

El mi­nis­tro de Eco­no­mía se­ña­la que pa­ra au­men­tar la pro­duc­ti­vi­dad de las em­pre­sas es ne­ce­sa­rio desa­rro­llar una es­tra­te­gia de cre­ci­mien­to que lle­ve ade­lan­te un cam­bio es­truc­tu­ral ha­cia sec­to­res más pro­duc­ti­vos y va­ya más allá de la acu­mu­la­ción de ca­pi­tal fí­si­co y la ex­plo­ta­ción de re­cur­sos na­tu­ra­les. “Asi­mis­mo, apun­tar a en­ca­de­na­mien­tos pro­duc­ti­vos y sur­gi­mien-

to de sec­to­res de ma­yor va­lor agre­ga­do, en­fren­tar las fa­llas de mer­ca­do o cos­tos re­le­van­tes que im­pi­den a mu­chas em­pre­sas es­ca­lar y dar sal­tos de pro­duc­ti­vi­dad, pro­mo­ver la in­no­va­ción y la co­la­bo­ra­ción pú­bli­co-pri­va­da y pro­veer de bie­nes pú­bli­cos ne­ce­sa­rios pa­ra po­ten­ciar la pro­duc­ti­vi­dad: in­ves­ti­ga­ción, in­fra­es­truc­tu­ra, coor­di­na­ción, re­gu­la­ción, ca­pa­ci­ta­ción, en­tre otros”, ase­ve­ra Cés­pe­des.

Du­ran­te los úl­ti­mos gobiernos, se ha tra­ba­ja­do pa­ra con­so­li­dar al país co­mo un hub de em­pren­di­mien­to e in­no­va­ción, que lo lle­vó a ser con­si­de­ra­do co­mo lí­der re­gio­nal y nú­me­ro 16 en el ran­king GEDI. Sin em­bar­go, aún que­da mu­cho por ha­cer. Pa­ra ello, los ex­per­tos se­ña­lan que es cla­ve la de­mo­cra­ti­za­ción del em­pren­di­mien­to, y el fi­nan­cia­mien­to. “Se ha lo­gra­do avan­zar en la cons­truc­ción de un eco­sis­te­ma em­pren­de­dor más só­li­do, que ha per­mi­ti­do dis­mi­nuir bre­chas im­por­tan­tes en­tre gran­des em­pre­sas y py­mes, más que na­da en te­mas de ma­yor ac­ce­so a in­for­ma­ción y avan­ces en la dis­mi­nu­ción de ni­ve­les de bu­ro­cra­cia”, es­ta­ble­ce Mus­ta­kis. La di­ri­gen­te agre­ga que “aún exis­ten im­por­tan­tes desafíos pen­dien­tes pa­ra po­ten­ciar su desa­rro­llo, co­mo lo son lo­grar un ma­yor acer­ca­mien­to en­tre la ban­ca y los em­pren­de­do­res, y la ne­ce­si­dad de po­ten­ciar los eco­sis­te­mas de em­pren­di­mien­to en re­gio­nes, en­tre otros”.

Trans­fe­ren­cia tec­no­ló­gi­ca

A pe­sar del cre­ci­mien­to que han ex­pe­ri­men­ta­do en el úl­ti­mo tiem­po, una de las ma­te­rias al de­be es la

trans­fe­ren­cia tec­no­ló­gi­ca. Al me­nos así lo re­fle­ja el es­tu­dio “Chi­le 4.0: Cloud Com­pu­ting y el fu­tu­ro de la pro­duc­ti­vi­dad”, rea­li­za­do por Fun­da­ción Chi­le y Mi­cro­soft.

La in­ves­ti­ga­ción arro­jó que una de las ba­rre­ras pa­ra la in­tro­duc­ción de es­tos sis­te­mas es que los to­ma­do­res de de­ci­sio­nes de las em­pre­sas des­co­no­cen có­mo ope­ran es­tos ser­vi­cios. “El desa­rro­llo di­gi­tal de los paí­ses se sus­ten­ta prin­ci­pal­men­te en có­mo la tec­no­lo­gía ayu­da a me­jo­rar pro­ce­sos pro­duc­ti­vos has­ta có­mo im­pac­ta en la vi­da de las per­so­nas. Di­cha trans­for­ma­ción es­tá afec­tan­do po­si­ti­va­men­te a cua­tro gran­des áreas, al clien­te más in­for­ma­do y más em­po­de­ra­do; a los co­la­bo­ra­do­res, con me­jo­res res­pues­tas y ma­yor pro­duc­ti­vi­dad, la for­ma en que ha­ce­mos los ne­go­cios y, por úl­ti­mo, a los pro­duc­tos. En ese es­ce­na­rio, nues­tro país de­be fortalecer su eco­no­mía di­gi­tal a

tra­vés de la tec­no­lo­gía de la nu­be”, Oli­ver Flö­gel, ge­ren­te ge­ne­ral de Mi­cro­soft Chi­le.

Es­to tam­bién se ex­tien­de al co­mer­cio elec­tró­ni­co, don­de só­lo 37% de las em­pre­sas pe­que­ñas usan co­mer­cio elec­tró­ni­co ver­sus 73% de las em­pre­sas gran­des.

Em­pren­di­mien­to y ban­co La ban­ca es una de las áreas que más be­ne­fi­cia­da se ve con una ma­yor pro­duc­ti­vi­dad de las py­mes. “Es­te seg­men­to re­pre­sen­ta una gran opor­tu­ni­dad pa­ra la ban­ca a ni­vel mun­dial y Chi­le no es­tá fue­ra de es­ta ten­den­cia. La re­la­ción en­tre el seg­men­to y la ban­ca de­ja­rá de es­tar ba­sa­da ne­ta­men­te en el fi­nan­cia­mien­to y ser­vi­cios de pa­gos tra­di­cio­na­les, tan­to a ni­vel glo­bal co­mo en nues­tro país”, es­ta­ble­ce Agus­tín Al­cai­de, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Con­sul­to­ría pa­ra la In­dus­tria Fi­nan­cie­ra de Ac­cen­tu­re Chi­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.