Re­ajus­te pú­bli­co y rol opo­si­tor

En el con­tex­to de la ne­ga­ti­va par­la­men­ta­ria a re­ajus­tar en 3,2% los sa­la­rios pú­bli­cos, es ne­ce­sa­rio se­ña­lar que la opo­si­ción no ju­gó el rol que se es­pe­ra­ba en un tiem­po de aus­te­ri­dad co­mo el ac­tual.

Pulso - - Opinion -

EL RE­AJUS­TE del sec­tor pú­bli­co ha si­do un du­ro ca­pí­tu­lo para la administración de Mi­che­lle Ba­che­let y, en especial, para su mi­nis­tro de Hacienda, Ro­dri­go Val­dés. Sin em­bar­go, es ne­ce­sa­rio pre­ci­sar que la ac­tua­ción del se­cre­ta­rio de Es­ta­do en es­te epi­so­dio no ha im­pli­ca­do un cam­bio res­pec­to de lo que han si­do las co­rrec­tas se­ña­les -ex­plí­ci­tas e im­plí­ci­tas- que ha man­da­do a lo lar­go de to­do el año en cuan­to a cui­dar las fi­nan­zas pú­bli­cas. Pue­de que tal vez des­de el pun­to de vis­ta po­lí­ti­co su ac­tua­ción pue­da te­ner re­pa­ros, pe­ro des­de el pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co ha si­do con­se­cuen­te. El au­men­to de gas­to con­si­de­ra­do en el pro­yec­to de Pre­su­pues­to fue una mues­tra de aque­llo.

Y si bien pue­de re­sul­tar es­pe­ra­ble la ne­ga­ti­va de los par­la­men­ta­rios ofi­cia­lis­tas a apro­bar un in­cre­men­to de 3,2% para los tra­ba­ja­do­res pú­bli­cos por con­si­de­rar­lo in­su­fi­cien­te -es­pe­cial­men­te por­que el pró­xi­mo es un año elec­to­ral-, no de­ja de lla­mar la aten­ción que la opo­si­ción se ha­ya su­ma­do a la vo­ta­ción en con­tra o se ha­ya abs­te­ni­do. Los par­la­men­ta­rios de la cen­tro­de­re­cha eran los que pre­ci­sa­men­te de­bían te­ner cla­ro que un au­men­to ma­yor al ofre­ci­do por el Gobierno co­mo re­ajus­te no re­sul­ta­ba desea­ble en una co­yun­tu­ra eco­nó­mi­ca co­mo la ac­tual. En ese con­tex­to, no ju­ga­ron el rol opo­si­tor que la oca­sión exi­gía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.