Nue­vos al­cal­des

Pulso - - Opinion -

El dia­rio se re­ser­va el de­re­cho de se­lec­cio­nar, ex­trac­tar y ti­tu­lar los co­rreos pu­bli­ca­dos. Re­vi­san­do la or­ga­ni­za­ción de los mu­ni­ci­pios, se pue­de in­fe­rir que es pro­duc­to del tiem­po, la ex­pe­rien­cia y las ne­ce­si­da­des de la po­bla­ción de las comunas, y es tam­bién tan ex­ten­sa que de­no­ta la pan­de­mia bu­ro­crá­ti­ca que azo­ta a las ins­ti­tu­cio­nes es­ta­ta­les y pú­bli­cas, don­de se crean pues­tos para co­rre­li­gio­na­rios y a ve­ces man­te­nien­do a los an­te­rio­res que se con­si­de­ren ne­ce­sa­rios. Los nue­vos al­cal­des traen con­si­go nue­vas ideas, al­gu­nas re­vo­lu­cio­na­rias, y sin te­ner la ex­pe­rien­cia en esas la­bo­res creen que en los es­cuá­li­dos cua­tro años re­sol­ve­rán to­dos los ma­les que aque­jan a la ciu­dad, es­ti­man­do que sus an­te­ce­so­res fue­ron in­ca­pa­ces, me­dra­ron o tu­vie­ron só­lo am­bi­cio­nes po­lí­ti­cas per­so­na­les. Pe­ro, des­de los pri­me­ros me­ses se da­rán cuen­ta de la in­men­sa ma­qui­na­ria y su iner­cia, de que para cam­biar su rum­bo se ne­ce­si­ta mu­cho tiem­po y ten­drán la ten­ta­ción de la de­ma­go­gia efec­tis­ta para man­te­ner­se en el cargo. Só­lo los al­cal­des hu­mil­des me­jo­ra­rán la ciu­dad. Mar­cos Concha Va­len­cia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.