NM desata cri­sis en La Mo­ne­da con el nue­vo re­cha­zo al re­ajus­te

Só­lo 41 de los 60 dipu­tados oficialistas que es­ta­ban pre­sen­tes apro­ba­ron la ini­cia­ti­va, a pe­sar del acuer­do se­lla­do el día an­te­rior. Ano­che el Eje­cu­ti­vo reali­zó un co­mi­té po­lí­ti­co de emer­gen­cia y el vo­ce­ro ca­li­fi­có la si­tua­ción de “gra­ve”.

Pulso - - Front Page - M. LEI­VA/G. PIÉ­RO­LA

—Iné­di­to y bo­chor­no­so fue­ron al­gu­nos de los epí­te­tos que se es­cu­cha­ban ayer en el Congreso tras el re­cha­zo del ve­to al pro­yec­to de re­ajus­te al sec­tor pú­bli­co. Es­to es un fiel re­fle­jo del quie­bre en­tre la Nue­va Ma­yo­ría y La Mo­ne­da, pues el ofi­cia­lis­mo le vol­vió a dar la es­pal­da al Go­bierno de Ba­che­let. Só­lo 41 de los 60 dipu­tados del blo­que pre­sen­tes apro­ba­ron la ini­cia­ti­va, pe­se al acuer­do se­lla­do el día pre­vio con los par­ti­dos de la NM que, a es­ta al­tu­ra, po­co tie­ne de ofi­cia­lis­ta.

—Iné­di­to. Bo­chor­no­so. Ver­gon­zo­so. Eran los epí­te­tos que se es­cu­cha­ban tras el re­cha­zo del ve­to al pro­yec­to de re­ajus­te del sec­tor pú­bli­co en la Cá­ma­ra de Dipu­tados, lue­go que la Nue­va Ma­yo­ría (NM) de­ci­die­ra ac­tuar di­vi­di­da ha­cien­do fra­ca­sar la es­tra­te­gia del Go­bierno.

Des­de el re­torno a la de­mo­cra­cia que un pro­yec­to de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas no se ha­bía caí­do, y tam­po­co ha­bía ocu­rri­do que fue­ra el con­glo­me­ra­do ofi­cia­lis­ta quien le pro­pi­na­ra el ba­la­zo fi­nal.

No bas­ta­ron las úl­ti­mas pa­la­bras del mi­nis­tro de Ha­cien­da, Ro­dri­go Val­dés, que re­cal­ca­ba que con el IPC de oc­tu­bre el re­ajus­te real ter­mi­na­ba sien­do de 0,4 pun­to real y 3,2% no­mi­nal, “lo cual no se com­pa­ra con el 0,3 y 0,2 pun­to real de los dos años an­te­rio­res”. Es de­cir era más al­to.

Pe­ro no hu­bo ca­so y la op­ción a fa­vor só­lo lo­gró re­unir 44 vo­tos, de los cua­les 3 per­te­ne­cían a la oposición. En cam­bio, 19 vo­tos de la NM se su­ma­ron al re­cha­zo que fi­nal­men­te ter­mi­nó en 28 vo­tos (con in­de­pen­dien­tes y Am­pli­tud) más las 37 abs­ten­cio­nes de la oposición que ter­mi­na­ron se­llan­do la suer­te del re­ajus­te con un Val­dés que se re­ti­ró sin ha­cer de­cla­ra­cio­nes.

Pe­se a que el lu­nes en la no­che los re­pre­sen­tan­tes de las ban­ca­das de la NM ha­bían en­tre­ga­do su res­pal­do a la idea del ve­to que in­sis­tía en el 3,2%, que an­tes ha­bía si­do re­cha­za-

da por el Congreso, y au­men­ta­ba un po­co la co­ber­tu­ra y el mon­to de los bo­nos, el de ayer no fue un día fá­cil pa­ra los re­pre­sen­tan­tes del Go­bierno es­pe­cí­fi­ca­men­te el mi­nis­tro de Ha­cien­da y de la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral de la Pre­si­den­cia, Ni­co­lás Eyzaguirre.

Par­tió con un mal pre­sa­gio cuan­do du­ran­te la ma­ña­na se reunió la Co­mi­sión de Ha­cien­da a ana­li­zar el ve­to, ya que la ban­ca­da DC de­ci­dió re­em­pla­zar al his­tó­ri­co in­te­gran­te Pa­blo Lo­ren­zi­ni por su ca­ma­ra­da, Ma­tías Wal­ker, por­que el pri­me­ro ha­bía an­ti­ci­pa­do que vo­ta­ría en con­tra. El ve­to se ra­ti­fi­có por 8 vo- tos de la NM con­tra 5 abs­ten­cio­nes.

El pa­no­ra­ma se pu­so peor cuan­do an­tes de ce­rrar la se­sión de sa­la (13:30 ho­ras apro­xi­ma­da­men­te), la me­sa pi­die­ra una­ni­mi­dad pa­ra abor­dar el ve­to y evi­tar la se­sión de la tar­de. El PC se opu­so por­que “es­ta­mos aún en tra­ta­ti­vas, te­ne­mos li­ber­tad de ac­ción”, in­di­có el pre­si­den­te del par­ti­do, Gui­ller­mo Te­llier. Ello aler­tó a los otros par­ti­dos, que le hi­cie­ron ver al Go­bierno que si no ali­nea­ba al PC tam­po­co da­rían un apoyo ce­rra­do al pro­yec­to por­que no es­ta­ban dis­po­ni­bles a asu­mir los cos­tos de un au­men­to de sa­la­rios que con­si­de­ra­ban in­su­fi­cien­te.

Y esa am­bi­güe­dad den­tro de las ban­ca­das fue la tó­ni­ca de los dis­cur­sos en la se­sión de sa­la de la tar­de. “Si bien es cier­to pue­de que no nos gus­te el pro­yec­to pe­ro tie­ne un me­jo­ra­mien­to. A mi ban­ca­da le gus­ta­ría mu­cho más pe­ro que­re­mos ser res­pon­sa­bles y si lo re­cha­za­mos no ha­brá re­ajus­te. Hay que asu­mir los cos­tos y por eso lla­mo a los míos a apo­yar­lo. No te­ne­mos más ca­mi­nos, los di­ri­gen­tes lo sa­ben”, in­di­có Ra­món Fa­rías, je­fe de ban­ca­da del PPD.

Es­ta era la se­gun­da in­ter­ven­ción, y las tri­bu­nas re­ple­tas

de los fun­cio­na­rios del sec­tor pú­bli­co abu­chea­ban con fuer­za, tal co­mo lo ha­bían he­cho en an­te­rio­res se­sio­nes gri­tan­do “Dig­ni­dad” y pi­dien­do el re­cha­zo del pro­yec­to. Es­ta vez, el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra. Osvaldo An­dra­de (PS) de­ci­dió des­alo­jar, lo que pro­vo­có un du­ro en­fren­ta­mien­to con las fuer­zas po­li­cia­les y ter­mi­nó con la pre­si­den­ta de la Cen­tral Uni­ta­ria de Trabajadores (CUT), Bár­ba­ra Figueroa des­alo­ja­da y vo­ci­fe­ran­do du­ros vo­ca­blos con­tra el mi­nis­tro Val­dés y a An­dra­de.

OPOSICIÓN. A esas al­tu­ras los mi­nis­tros bus­ca­ban to­das las so­lu­cio­nes pa­ra evi­tar el re­cha­zo al ve­to, in­clu­so le so­li­ci­ta­ron a la oposición que sa­lie-

ra de la sa­la pa­ra re­du­cir el quó­rum, ya que pa­ra apro­bar ne­ce­si­ta­ban ma­yo­ría sim­ple (la mi­tad más uno de los pre­sen­tes). Es­pe­ra­ban que las pa­la­bras del ex mi­nis­tro Pa­blo Longueira hi­cie­ran me­lla y res­pal­da­ran la “res­pon­sa­bi­li­dad” del Eje­cu­ti­vo.

El blo­que se ne­gó a re­ti­rar­se, y op­tó por vo­tar si se abs­te­nía o apo­ya­ba la pro­pues­ta de re­ajus­te. Ga­nó abs­ten­ción y la gran ma­yo­ría se cua­dró con esa al­ter­na­ti­va.

CA­MINO A SE­GUIR. Pre­vio a la vo­ta­ción, el mi­nis­tro Val­dés se reunió con el je­fe de ban­ca­da del PS, Juan Luis Cas­tro y An­dra­de pa­ra ana­li­zar el es­ce­na­rio don­de, se­gún los tes­ti­gos, les ha­bría se­ña­la­do que si se re­cha­za­ba el ve­to, no ha­bría otro pro­yec­to. In­clu­so, les ha­bría di­cho fir­me­men­te que si La Mo­ne­da op­ta­ba por en­viar una nue­va pro­pues­ta de re­ajus­te, pon­dría su car­go a dis­po­si­ción.

Por­que ese es el ca­mino que per­mi­te la Cons­ti­tu­ción si es que el Go­bierno desea otor­gar un re­ajus­te al sec­tor pú­bli­co du­ran­te es­te año, ya que el ac­tual ven­ce el 1° de di­ciem­bre.

Por lo pron­to, ano­che se reali­zó un co­mi­té po­lí­ti­co de emer­gen­cia que ter­mi­nó pa­sa­das las 22 ho­ras. Al ini­cio de es­ta ins­tan­cia, el vo­ce­ro de Go­bierno, Mar­ce­lo Díaz, se­ña­ló que “es­ta es una si­tua­ción gra­ve (...) ha­bía un com­pro­mi­so, por­que to­dos te­nía­mos la con­vic­ción de que es­te era un es­fuer­zo se­rio y res­pon­sa­ble a la reali­dad del país, por lo que te­nía to­dos los mé­ri­tos pa­ra con­tar con la apro­ba­ción de la Cá­ma­ra de Dipu­tados”. Con res­pec­to a los pró­xi­mos pa­sos a se­guir, el vo­ce­ro de Go­bierno pre­ci­só que “es­te es el es­fuer­zo que ra­zo­na­ble­men­te el Go­bierno es­ta­ba en con­di­cio­nes de ha­cer”.

Tras el co­mi­té, en el que tam­bién par­ti­ci­pó la pre­si­den­ta Ba­che­let, Val­dés fue con­sul­ta­do por la jor­na­da en el Congreso. “Pre­gún­ten­le a los dipu­tados que vo­ta­ron en con­tra”, sen­ten­ció, mien­tras se re­ti­ra­ba jun­to a Eyzaguirre, am­bos con ca­ras lar­gas y evi­tan­do agre­gar al­go más de lo se­ña­la­do pre­via­men­te por el vo­ce­ro.

FO­TO: AGENCIAUNO

El mi­nis­tro Val­dés ro­dea­do de di­ri­gen­tes del sec­tor pú­bli­co en la Co­mi­sión de Ha­cien­da du­ran­te la ma­ña­na .

FO­TO: AGENCIAUNO

La pre­si­den­ta de la Cen­tral Uni­ta­ria de Trabajadores (CUT), Bár­ba­ra Figueroa, fue des­alo­ja­da de las tri­bu­nas de la sa­la de Cá­ma­ra Ba­ja.

FO­TO: AGENCIAUNO

Par­la­men­ta­rios del PC y el DC Iván Fuen­tes tra­ta­ron de in­ter­ce­der en las tri­bu­nas .

FO­TO: AGENCIAUNO

El pre­si­den­te de la ANEF tam­bién ter­mi­nó des­alo­ja­do .

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.