Elec­ción EEUU: ¿ten­sa cal­ma o mer­ca­do lo lee mal?

Hay cua­tro ejes de re­for­mas que ge­ne­ran mu­cha in­cer­ti­dum­bre: co­mer­cio, po­lí­ti­ca ex­te­rior, po­lí­ti­ca tri­bu­ta­ria e in­mi­gra­ción

Pulso - - Opinion - AGUS­TÍN AL­VA­REZ

im­pues­tos agre­si­va­men­te a per­so­nas y em­pre­sas y; (iv) In­mi­gra­ción: se ha anun­cia­do un en­du­re­ci­mien­to de la po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria, in­clu­yen­do el po­lé­mi­co mu­ro en la fron­te­ra con Mé­xi­co. Lo an­te­rior es un “cock­tail” que pue­de ser even­tual­men­te ex­plo­si­vo, bá­si­ca­men­te por­que re­fle­ja una fa­ti­ga en el mo­de­lo eco­nó­mi­co y po­lí­ti­co de las de­mo­cra­cias oc­ci­den­ta­les, y pue­de ser el an­ti­ci­po de nue­vas sor­pre­sas en pró­xi­mas elec­cio­nes en Eu­ro­pa.

¿Por qué no ha si­do tan ne­ga­ti­va la reac­ción del mer­ca­do co­mo se es­pe­ra­ba? Una de las ra­zo­nes que po­dría ex­pli­car es­to es la ex­pe­rien­cia que se tu­vo tras el Bre­xit. En ese ca­so tam­bién se es­pe­ra­ba un de­rrum­be en los mer­ca­dos; sin em­bar­go, el im­pac­to pos­te­rior fue más mo­de­ra­do e in­clu­so se vio un re­pun­te tras unos po­cos días, lo cual ha lle­va­do al mer­ca­do a re­ca­li­brar su “fun­ción de res­pues­ta” a es­tos even­tos. Por otro la­do, tam­bién se es­tá vien­do el la­do “po­si­ti­vo” de es­ta elec­ción, que en­tre otras co­sas in­clu­ye un plan agre­si­vo de es­tí­mu­lo eco­nó­mi­co (so­bre to­do el plan de in­ver­sión en in­fra­es­truc­tu­ra), el men­cio­na­do re­cor­te de im­pues­tos, des­re­gu­la­ción de la eco­no­mía (es em­ble­má­ti­co el po­si­ble desar­me del pro­gra­ma de sa­lud “Oba­ma­ca­re”) y fi­nal­men­te la con­so­li­da­ción de una ma­yo­ría con­ser­va­do­ra en la Cor­te Su­pre­ma que po­dría que­dar blin- da­do por mu­chos años (fre­nan­do po­si­bles cam­bios cons­ti­tu­cio­na­les con­tro­ver­sia­les). Fi­nal­men­te, tam­bién ha ayu­da­do el tono “con­ci­lia­dor” de Trump tras la vic­to­ria, que ha he­cho re­cor­dar al mer­ca­do que una co­sa son las pro­me­sas de cam­pa­ña y otra su eje­cu­ción (Oba­ma pro­me­tió eli­mi­nar Guan­tá­na­mo y re­ci­bió un pre­mio No­bel por eso, aun­que ocho años des­pués aún no cum­ple su pro­me­sa elec­to­ral).

¿Cuál po­dría ser el prin­ci­pal ries­go de me­diano pla­zo? Cree­mos que un ries­go que ha­bía pa­sa­do a se­gun­do plano es el de la nor­ma­li­za­ción mo­ne­ta­ria en EEUU; sin em­bar­go, es­ti­ma­mos que tras es­ta elec­ción po­dría vol­ver a emer­ger. En pri­mer lu­gar, por­que el even­tual ma­yor gas­to (dé­fi­cit) fis­cal en EEUU po­dría dis­mi­nuir el mar­gen pa­ra man­te­ner la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria ex­pan­si­va, y en se­gun­do lu­gar por­que las crí­ti­cas pú­bli­cas de Trump ha­cia Ja­net Ye­llen (cues­tio­nan­do su im­par­cia­li­dad) in­tro­du­cen un fac­tor de ries­go adi­cio­nal. La res­pues­ta ini­cial de la ta­sa del Te­so­ro a 10 años ha si­do de una subida de 15 Pb a 2,00%, lo que pa­re­cie­ra ra­ti­fi­car al me­nos ini­cial­men­te es­ta apren­sión, lo cual even­tual­men­te po­dría ga­ti­llar im­pac­tos co­la­te­ra­les en los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros.

¿Afec­ta es­to a Chi­le? A prio­ri se es­pe­ra­ba un im­pac­to ne­ga­ti­vo, de­bi­do a la po­ten­cial de­pre­cia­ción del pe­so, flu­jos de ca­pi­ta­les, caí­da en el pre­cio de las ma­te­rias pri­mas, etc. Sin em­bar­go, ana­li­zan­do en de­ta­lle tam­bién ve­mos un im­pac­to ini­cial con­fu­so, con un im­pac­to po­si­ti­vo en el pre­cio del co­bre y de­pre­cia­ción muy le­ve del pe­so. En la me­di­da que el Ban­co Cen­tral de Chi­le no se vea obli­ga­do a fre­nar el es­tí­mu­lo mo­ne­ta­rio y no ten­ga­mos nues­tro pro­pio “mo­men­to Trump” en las pró­xi­mas elec­cio­nes en Chi­le, cree­mos que el es­ce­na­rio si­gue sien­do re­la­ti­va­men­te cons­truc­ti­vo en el ám­bi­to lo­cal.

¿Opor­tu­ni­da­des de in­ver­sión glo­ba­les? En ge­ne­ral, el con­sen­so de mer­ca­do es­tá muy po­si­ti­vo en cier- tos sec­to­res de la bol­sa de EEUU co­mo el far­ma­céu­ti­co, cons­truc­ción, fi­nan­cie­ro, pe­tro­le­ro y ac­cio­nes de ba­ja ca­pi­ta­li­za­ción, ya que se po­drían ver be­ne­fi­cia­dos por la agen­da del Pre­si­den­te Trump. Pa­ra los in­ver­sio­nis­tas más de­fen­si­vos, hay cier­to con­sen­so de in­ver­sión en oro co­mo ins­tru­men­to de re­fu­gio, mien­tras que aque­llos me­nos aver­sos al ries­go creen que se pue­de ex­ten­der la ten­den­cia po­si­ti­va en los com­mo­di­ties me­tá­li­cos (el co­bre subió 3,2% tras es­te re­sul­ta­do).

¿Opor­tu­ni­da­des de in­ver­sión lo­ca­les? En Chi­le, co­mo co­men­ta­mos an­te­rior­men­te, la va­ria­ble más re­le­van­te se­ría el ci­clo po­lí­ti­co más que la co­yun­tu­ra in­ter­na­cio­nal. En ren­ta va­ria­ble re­afir­ma­mos nues­tro ses­go a em­pre­sas con ses­go lo­cal y tam­bién ve­mos una opor­tu­ni­dad aco­ta­da de com­prar dó­la­res.

¿Qué hay que mi­rar con más cui­da­do? Cier­ta­men­te Mé­xi­co se ve co­mo el mer­ca­do con ma­yor in­cer­ti­dum­bre a cor­to pla­zo, aun­que no hay que sa­car­lo del ra­dar por­que po­dría ha­ber una so­bre reac­ción. Lo an­te­rior en cier­ta me­di­da po­dría ex­ten­der­se a los mer­ca­dos emer­gen­tes (es­pe­cial­men­te a aque­llos no pro­duc­to­res de ma­te­rias pri­mas) y tam­bién a ins­tru­men­tos de ren­ta fi­ja high yield.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.