Pre­si­den­te de la So­fo­fa en­fa­ti­za en el diá­lo­go con el Go­bierno en su úl­ti­mo dis­cur­so

El ti­mo­nel del gre­mio fa­bril mos­tró un tono más con­ci­lia­dor en sus pa­la­bras ha­cia la man­da­ta­ria. En es­te con­tex­to, ma­ni­fes­tó su preo­cu­pa­ción por la po­la­ri­za­ción del país y anun­ció que tra­ba­ja­rán en pro­pues­tas pa­ra en­tre­gar­las a los can­di­da­tos pre­si­den­cial

Pulso - - Economia&dinero - LUCY ARAVENA L.

—La épo­ca de las trin­che­ras ha­bría da­do pa­so a la épo­ca del diá­lo­go en­tre el sec­tor pú­bli­co y pri­va­do. Así, por lo me­nos, qui­sie­ron re­fle­jar los dis­cur­sos, tan­to del pre­si­den­te de la So­cie­dad de Fo­men­to Fa­bril, Her­mann von Müh­len­brock, co­mo la Pre­si­den­ta de la Re­pú­bli­ca, ano­che en la ver­sión 133 de la Ce­na de la In­dus­tria.

Y es que el con­tex­to cam­bió ra­di­cal­men­te al de ha­ce un año atrás, cuan­do el even­to in­clu­so no tu­vo la presencia de la Man­da­ta­ria an­te la de­bi­li­ta­da re­la­ción en­tre am­bos per­so­ne­ros.

Aho­ra, el com­ple­jo es­ce­na­rio de po­la­ri­za­ción so­cio­po­lí­ti­co del país lle­vó a am­bos ora­do­res a lla­mar a la con­ci­lia­ción no so­lo del em­pre­sa­ria­do con el Go­bierno, sino que tam­bién del mun­do po­lí­ti­co y la so­cie­dad en su con­jun­to.

Un fac­tor no me­nor, ade­más, se­ría que es­ta es la úl­ti­ma Ce­na de la In­dus­tria en que Von Müh­len­brock ac­túa co­mo an­fi­trión. Tras lo cual, ten­dría cla­ras as­pi­ra­cio­nes de re­pre­sen­tar al em­pre­sa­ria­do co­mo pre­si­den­te de la Con­fe­de­ra­ción de la Pro­duc­ción y del Co­mer­cio (CPC) y

“Te­ne­mos la con­vic­ción que hoy, más que nun­ca, el fo­co de­be es­tar en evi­tar el ca­mino del con­flic­to”. HER­MANN VON MÜH­LEN­BROCK Pre­si­den­te de la So­fo­fa

por lo mis­mo, va­li­dar­se co­mo un buen in­ter­lo­cu­tor del sec­tor pri­va­do con el Go­bierno.

Más de 1.200 asis­ten­tes que arri­ba­ron a Ca­sa Pie­dra, en­tre los que es­ta­ban Roberto An­ge­li­ni, Ber­nar­do La­rraín Matte, Al­ber­to Sa­las, Se­gis­mun­do Schu­li­nZeut­hen, Ri­car­do Me­wes, Pa­tri­cio Cres­po. Ade­más, lle­gó el se­na­dor y pre­si­den­cia­ble Ale­jan­dro Gui­llier.

A la Pre­si­den­ta la acom­pa­ña­ron los mi­nis­tros de Eco­no­mía, Mi­ne­ría, Ener­gía, Agri­cul­tu­ra, In­te­rior, RREE (s) y el sub­se­cre­ta­rio de Ha­cien­da Ale­jan­dro Mic­co, en re­em­pla­zo del mi­nis­tro Ro­dri­go Val­dés.

An­te es­ta al­ta con­cu­rren­cia ini­ció su dis­cur­so el lí­der de la So­fo­fa, ma­ni­fes­tan­do su preo­cu­pa­ción “por ob­ser­var có­mo he­mos tran­si­ta­do a po­si­cio­nes en blan­co o ne­gro, a ma­ti­ces, a po­si­cio­nes irre­con­ci­lia­bles, y ca­yen­do con fa­ci­li­dad en es­te­reo­ti­pos des­ca­li­fi­ca­do­res”.

Von Müh­len­brock lla­mó a re­fle­xio­nar so­bre las res­pon­sa­bi­li­da­des de to­dos, pa­san­do por las au­to­ri­da­des po­lí­ti­cas, los di­ri­gen­tes so­cia­les, sin­di­ca­les, gre­mia­les, in­clu­so de los me­dios. “Te­ne­mos la con­vic­ción que hoy, más

“Chi­le no es­tá en cri­sis eco­nó­mi­ca, y us­te­des son tes­ti­gos de que he­mos si­do in­fle­xi­bles en ges­tio­nar con res­pon­sa­bi­li­dad nues­tra eco­no­mía”. MI­CHE­LLE BA­CHE­LET Pre­si­den­ta de la Re­pú­bli­ca

que nun­ca, el fo­co de­be es­tar en evi­tar el ca­mino del con­flic­to. El con­flic­to no ge­ne­ra va­lor, el con­flic­to só­lo ge­ne­ra en­fren­ta­mien­to”, di­jo.

En sen­ti­do, pre­ci­só que la pri­me­ra res­pon­sa­bi­li­dad de los di­ri­gen­tes gre­mia­les es es­cu­char en for­ma sin­ce­ra y abier­ta las dis­tin­tas vi­sio­nes que exis­ten en la so­cie­dad. “Pa­ra que ese diá­lo­go con la so­cie­dad sea cons­truc­ti­vo, de­be­mos re­vi­sar pri­me­ro nues­tras con­vic­cio­nes y la for­ma de plan­tear­las”, ad­mi­tió.

Y si bien re­cor­dó que no ha si­do un tiem­po de diá­lo­go fá­cil, ni aper­tu­ra; tam­bién re­co­no­ció que al­gu­nos mi­nis­te­rios han da­do ca­bi­da a lar­gas ho­ras de tra­ba­jo con­jun­to, “co­mo Ha­cien­da, Eco­no­mía, Me­dio Ambiente, Ener­gía y Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res”.

En esa lí­nea, el ti­mo­nel de la So­fo­fa dio un es­pal­da­ra­zo al mi­nis­tro de Ha­cien­da, Ro­dri­go Val­dés, tras el epi­so­dio en la Cá­ma­ra de Dipu­tados en que fue in­cre­pa­do con du­ros epí­te­tos por la pre­si­den­ta de la Cen­tral Uni­ta­ria de Tra­ba­ja­do­res (CUT), Bár­ba­ra Fi­gue­roa, du­ran­te la vo­ta­ción del re­ajus­te pú­bli­co mien­tras era des­alo­ja­da.

“Lo que he­mos vis­to ayer en el Par­la­men­to, es­pe­cial­men­te en el tra­to al Mi­nis­tro Val­dés, lo re­cha­za­mos y nos due­le co­mo país”, en­fa­ti­zó Von Müh­len­brock.

El fac­tor po­lí­ti­co es un te­ma de preo­cu­pa­ción del sec­tor em­pre­sa­rial, so­bre to­do an­te las pró­xi­mas elec­cio­nes par­la­men­ta­rias y pre­si­den­cia­les.

Así que­dó de­mos­tra­do en las pa­la­bras del lí­der del gre­mio in­dus­trial, quien anun­ció que la So­fo­fa de­ci­dió “apor­tar en una for­ma dis­tin­ta a co­mo se ha he­cho has­ta aho­ra, en que nos li­mi­tá­ba­mos a in­vi­tar a los can­di­da­tos a pre­sen­tar­nos sus pro­gra­mas, pues es­tán “tra­ba­jan­do en un pro­yec­to pa­ra re­co­ger de nues­tros aso­cia­dos las ideas y pro­pues­tas que se de­ben im­pul­sar pa­ra re­cu­pe­rar el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y la pros­pe­ri­dad. Se­rán pro­pues­tas am­plias y con­cre­tas, que pon­dre­mos a dis­po­si­ción de to­dos los que as­pi­ren a con­du­cir el país. Es­te pro­yec­to lo de­be­rá ter­mi­nar quien ocu­pe es­ta pre­si­den­cia”.

IMA­GEN DEL EM­PRE­SA­RIA­DO.

Ade­más, el pre­si­den­te del gre­mio in­dus­trial tam­bién

hi­zo hin­ca pie en la reivin­di­ca­ción del rol em­pre­sa­rial den­tro de la so­cie­dad.

Al res­pec­to, se­ña­ló que “ser em­pre­sa­rio es eso, una vo­ca­ción, que se cons­tru­ye con tra­ba­jo, con vi­sión y so­bre to­do, con pa­sión. El em­pre­sa­rio no bus­ca acu­mu­lar aho­rro pa­ra ju­bi­lar, sino pa­ra em­pren­der otros pro­yec­tos. Por es­to, no es­ta­mos dis­pues­tos a acep­tar que se pre­ten­da con­fun­dir la vo­ca­ción em­pre­sa­rial con el abu­so”.

En ese as­pec­to, afir­mó que han te­ni­do que es­ta­ble­cer una nue­va re­la­ción con los con­su­mi­do­res, in­cor­po­ran­do proac­ti­va­men­te in­for­ma­ción, ca­li­dad de ser­vi­cio y res­pon­sa­bi­li­dad, han te­ni­do que “sa­lir de las em­pre­sas, pa­ra re­la­cio­nar­se con las co­mu­ni­da­des, con el en­torno, con el mun­do so­cial y po­lí­ti­co, de una for­ma abier­ta y trans­pa­ren­te”.

Y aun­que re­cor­dó que en el mun­do em­pre­sa­rial “han ha­bi­do erro­res y prác­ti­cas in­de­bi­das en ma­te­ria de fi­nan­cia­mien­to de la po­lí­ti­ca, ac­tos de corrupción y ac­tos de co­lu­sión”, re­cal­có que la úni­ca for­ma de re­cu­pe­rar el si­tial que de­be te­ner la vo­ca­ción em­pre­sa­rial es tra­ba­jar des­de los va­lo­res y prin­ci­pios pa­ra erra­di­car las ma­las prác­ti­cas, ser cla­ros y ta­jan­tes pa­ra san­cio­nar las que se co­me­tan.

Fi­nal­men­te, hi­zo una in­vi­ta­ción a los asis­ten­tes a “que de­je­mos de la­do es­tas po­si­cio­nes en blan­co y ne­gro, a que to­dos jun­tos re­cu­pe­re­mos el co­lor de la es­pe­ran­za”.

CPC. En mar­zo se ele­gi­rá un nue­vo pre­si­den­te de la CPC. Ha tras­cen­di­do el in­te­rés Von Müh­len­brock y Me­wes. Re­for­mas Du­ran­te los pri­me­ros años de Go­bierno de Ba­che­let la re­la­ción con el sec­tor pri­va­do fue fría pro­duc­to del debate du­ro por las re­for­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.