Ale­jan­dro Gar­cía, de Fitch: “Pa­ra la re­gión sig­ni­fi­ca más in­cer­ti­dum­bre y vo­la­ti­li­dad (la lle­ga­da del lí­der republicano)”

EN­TRE­VIS­TA CON JE­FE ANA­LÍ­TI­CO DE INS­TI­TU­CIO­NES FI­NAN­CIE­RAS PA­RA AMÉ­RI­CA LATINA DE FITCH RATINGS

Pulso - - En Portada - F. GUE­RRE­RO

—To­do de­pen­de­rá de si el Pre­si­den­te elec­to de Es­ta­dos Uni­dos con­cre­ta sus pro­pues­tas pro­tec­cio­nis­tas, ase­gu­ra Ale­jan­dro Gar­cía, Je­fe Ana­lí­ti­co de Ins­ti­tu­cio­nes Fi­nan­cie­ras pa­ra Amé­ri­ca Latina de Fitch Ratings, de vi­si­ta en Chi­le. Por aho­ra, el ana­lis­ta só­lo ve in­cer­ti­dum­bre en la fi­gu­ra del nue­vo pre­si­den­te elec­to de EEUU.

¿Que con­se­cuen­cias ten­drá pa­ra EEUU en el cor­to pla­zo la lle­ga­da de Do­nald Trump a la Ca­sa Blan­ca?

—Hoy no hay cer­te­za del ries­go que es­to re­pre­sen­ta, por­que no se co­no­ce to­da­vía un pro­gra­ma de go­bierno com­ple­to. Jus­ta­men­te eso pue­de evo­lu­cio­nar en al­gu­nos ries­gos de me­diano pla­zo, de­pen­dien­do de si al­gu­nas de las ac­cio­nes que se men­cio­na­ron en su cam­pa­ña se con­vier­ten en ac- cio­nes es­pe­cí­fi­cas. El fo­co de la aten­ción va a es­tar so­bre to­do en las me­di­das pro­tec­cio­nis­tas, los aran­ce­les y la re­vi­sión de los acuer­dos de li­bre co­mer­cio de Es­ta­dos Uni­dos. Esos son ries­gos pa­ra la evo­lu­ción de la eco­no­mía a me­diano pla­zo y en Fitch cree­mos que de­pen­dien­do del al­can­ce de esas ac­cio­nes, en ca­so que se lle­guen a con­cre­tar, po­drían sig­ni­fi­car ries­gos pa­ra la ca­li­fi­ca­ción de Es­ta­dos Uni­dos a me­diano pla­zo.

¿Es­to abre una nue­va fuen­te de in­cer­ti­dum­bre pa­ra la eco­no­mía re­gio­nal y glo­bal?

—Pa­ra nues­tra re­gión ob­via­men­te es­to sig­ni­fi­ca un ele­men­to más de in­cer­ti­dum­bre, ries­go y vo­la­ti­li­dad en el en­torno de ope­ra­ción de nues­tros paí­ses. Ya de por sí ve­nía­mos de un en­torno bas­tan­te desafian­te, por el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co bas­tan­te es­tre­cho, en al­gu­nas de las prin­ci­pa­les re­gio­nes del mun­do, co­mo Eu­ro­pa y Ja­pón, que han te­ni­do un desem­pe­ño eco­nó­mi­co bas­tan­te contenido y EEUU que ape­nas es­ta­ba em­pe­zan­do a con­so­li­dar su re­cu­pe­ra­ción. Ob­via­men­te es­to ha te­ni­do re­per­cu­sio­nes en el co­mer­cio mun­dial que se ha man­te­ni­do es­tan­ca­do y eso es muy im­por­tan­te pa­ra el desem­pe­ño de nues­tros paí­ses. Es­te es un ele­men­to más de in­cer­ti­dum­bre, no es al­go con re­per­cu­sio­nes in­me­dia­tas pre­ci­sa­men­te por­que se des­co­no­ce el al­can­ce.

¿Es­te pro­ce­so tie­ne si­mi­li­tu­des con el Bre­xit?

—En efec­to es una si­tua­ción pa­re­ci­da. Con el Bre­xit se dio es­te re­sul­ta­do ines­pe­ra­do y el gran pro­ble­ma es que hay mu­chas co­sas por re­sol­ver en los pró­xi­mos 12 a 24 me­ses. Acá va a ocu­rrir un po­co lo mis­mo, es un ele­men­to más pa­ra agre­gar vo­la­ti­li­dad al desem­pe­ño de los mer­ca­dos, ade­más del he­cho de que el co­mer­cio en la re­gión es muy im­por­tan­te, pe­ro tam­bién de­pen­de de los vo­lú­me­nes de in­ver­sión lo­cal y ob­via­men­te de la con­fian­za de los con­su­mi­do­res. En­ton­ces to­do es­to vie­ne a re­tra­sar las ac­cio­nes de los agen­tes eco­nó­mi­cos. Es una pie­dra más en el ca­mino en la re­cu­pe­ra­ción que es­ta­mos es­pe­ran­do en la re­gión.

¿Que ries­gos re­pre­sen­ta pa­ra Mé­xi­co?

—No hay al­go tan­gi­ble de ma­ne­ra in­me­dia­ta, pe­ro es cla­ro que en el me­diano pla­zo – de­pen­dien­do de la con­cre­ción de las pro­pues­tas – tam­bién pu­die­ra sig­ni­fi­car más ele­men­tos ne­ga­ti­vos pa­ra el desem­pe­ño de la eco­no­mía. En par­ti­cu­lar hay que po­ner aten­ción a la cla­ra vo­ca­ción ha­cia me­di­das más pro­tec­cio­nis­tas, por­que el Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te ha si­do fun­da­men­tal pa­ra el desem­pe­ño eco­nó­mi­co de Mé­xi­co en los úl­ti­mos 20 años y es un ele­men­to muy im­por­tan­te en Mé­xi­co en los úl­ti­mos 20 años. Mé­xi­co es el país con ma­yor gra­do de aper­tu­ra co­mer­cial, en­ton­ces es uno de los de­to­nan­tes im­por­tan­tí­si­mos del cre­ci­mien­to del PIB. El gran pro­ble­ma es que más del 80% del co­mer­cio en Mé­xi­co es con EEUU. Cual­quier ac­ción que se to­me en cuan­to a esos acuer­dos co­mer­cia­les pue­de te­ner re­per­cu­sio­nes en un sec­tor ma­nu­fac­tu­re­ro que a su vez tie­ne una gran de­pen­den­cia del co­mer­cio ex­te­rior. Ob­via­men­te, so­bre eso no se va a te­ner certidumbre de la no­che a ma­ña­na pe­ro es al­go que tie­nen ries­gos a la ba­ja.

EFEC­TO EN MER­CA­DOS “Po­dría sig­ni­fi­car ries­gos pa­ra la ca­li­fi­ca­ción de Es­ta­dos Uni­dos a me­diano pla­zo”.

RIES­GOS EN MÉ­XI­CO “El gran pro­ble­ma es que más del 80% del co­mer­cio en Mé­xi­co es con EEUU”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.