“Es im­por­tan­te la se­ñal que Do­nald Trump dé con la for­ma­ción de su ga­bi­ne­te”

Pulso - - En Portada -

POR EL mo­men­to no es­tá cla­ro qué par­te de su pro­gra­ma va a con­cre­tar Do­nald Trump. El ex­per­to lla­ma a te­ner pa­cien­cia.

¿Qué tan da­ñi­na pue­de ser la in­cer­ti­dum­bre an­te el pro­gra­ma de Trump pa­ra el mun­do?

—Si­gue de­pen­dien­do de lo que de­ci­da ha­cer. Si se li­mi­ta a no con­cluir los tra­ta­dos de li­bre comercio que hoy se es­tán dis­cu­tien­do, sin­ce­ra­men­te no creo que re­sul­te tan da­ñino. Pe­ro si se de­di­ca a ins­ta­lar enor­mes ba­rre­ras pa­ra pro­te­ger el mer­ca­do do­més­ti­co de Es­ta­dos Uni­dos, en­ton­ces sí ha­bría con­se­cuen­cias sig­ni­fi­ca­ti­vas.

Par­te de es­tos efec­tos los ab­sor­be­rían los paí­ses en desa­rro­llo de ba­jos in­gre­sos, no com­ple­ta­men­te, pe­ro EEUU es una eco­no­mía muy gran­de, por lo que ese en­fo­que se­ría muy da­ñino.

Hay otros ries­gos. El ca­len­ta­mien­to glo­bal es un pro­ble­ma muy im­por­tan­te y, al me­nos du­ran­te la cam­pa­ña, Trump se­ña­ló que no es­tá de acuer­do con el pac­to de Pa­rís y que po­dría re­ti­rar al país. Si se lle­ga­ra a con­cre­tar, se­ría una de las con­se­cuen­cias más se­rias a lar­go pla­zo de su pre­si­den­cia. Se­ría un pa­so atrás gi­gan­tes­co en el en­fren­ta­mien­to del cam­bio cli­má­ti­co.

Hay un mon­tón de di­men­sio­nes a con­si­de­rar, pe­ro al fi­nal to­do de­pen­de­rá de lo que de­ci­da fi­nal­men­te ha­cer la ad­mi­nis­tra­ción Trump en re­la­ción a lo que fue di­cho du­ran­te la cam­pa­ña.

CA­LEN­TA­MIEN­TO GLO­BAL “No es­tá de acuer­do con el pac­to de Pa­rís y po­dría re­ti­rar­se. Se­ría una con­se­cuen­cia muy se­ria”.

ROL DE LOS RE­PU­BLI­CA­NOS “Si es­tá so­lo, hay más po­si­bi­li­da­des de que avan­ce en la di­rec­ción que plan­teó en su cam­pa­ña”.

¿Va­mos a te­ner más in­di­cios res­pec­to a sus pla­nes cuan­do co­noz­ca­mos a su ga­bi­ne­te?

—Sí. Aho­ra no te­ne­mos co­no­ci­mien­to de na­da. Si ve­mos que lle­ga con un par­ti­do más uni­do es dis­tin­to a que lle­guen di­vi­di­dos.

Pe­ro fi­nal­men­te, lo que de­ter­mi­na­rá el re­sul­ta­do ten­drá que ver con lo que ha­rá con los tra­ta­dos de li­bre comercio, la Fed, con asun­tos de in­no­va­ción, y si cons­tru­ye el mu­ro en la fron­te­ra con Mé­xi­co.

Si es­tá só­lo hay más po­si­bi­li­da­des de que avan­ce en la di­rec­ción que plan­teó en su cam­pa­ña, por eso es im­por­tan­te la se­ñal que dé con la for­ma­ción de su ga­bi­ne­te.

Hay otros asun­tos do­més­ti­cos a con­si­de­rar, co­mo su plan de in­fra­es­truc­tu­ra y su re­cor­te de im­pues­tos. La re­for­ma tri­bu­ta­ria ha es­ta­do en la agen­da en múl­ti­ples ad­mi­nis­tra­cio­nes y de con­cre­tar­se en es­ta ten­drá con­se­cuen­cias tan­to en la eco­no­mía de Es­ta­dos Uni­dos co­mo en la in­ter­na­cio­nal.

DES­RE­GU­LA­CIÓN FI­NAN­CIE­RA “Es una ma­la idea. Real­men­te no en­tien­do có­mo es­to lle­gó a for­mar par­te de su cam­pa­ña”.

Trump quie­re apli­car una re­duc­ción de im­pues­tos im­por­tan­te, pe­ro a la vez se com­pro­me­tió a no re­du­cir el gas­to so­cial, ¿có­mo po­dría fun­cio­nar es­to?

—Es muy di­fí­cil ver có­mo va a con­te­ner el dé­fi­cit. Él so­lo quie­re re­cor­tar im­pues­tos a los ri­cos, por­que se los man­ten­drá a la cla­se me­dia. Si bien po­dría crear em­pleo con su plan de in­fra­es­truc­tu­ra, eso pro­ba­ble­men­te tam­bién ge­ne­ra­rá deu- da. En me­dio de eso, tam­bién se com­pro­me­tió a no re­du­cir el gas­to so­cial ni el Me­di­ca­re. Cues­ta sa­ber có­mo va a ha­cer to­do eso sin au­men­tar el dé­fi­cit.

Aho­ra, si él pro­du­ce más cre­ci­mien­to y más in­fla­ción, el dé­fi­cit po­dría re­du­cir­se en el me­diano pla­zo, pe­ro en el lar­go pla­zo só­lo se ve más deu­da.

Tam­bién pro­me­tió re­tro­ce­der en la re­gu­la­ción a Wall Street que im­pul­só la ad­mi­nis­tra­ción de Ba­rack Oba­ma, ¿es­to es un ries­go o un be­ne­fi­cio pa­ra la eco­no­mía co­mo él lo plan­tea?

—Es una ma­la idea. Aun­que su cam­pa­ña no en­fa­ti­zó tan­to en es­te pun­to, es una idea que en­tu­sias­ma a los re­pu­bli­ca­nos. Real­men­te no en­tien­do có­mo al­go de es­ta na­tu­ra­le­za lle­gó a for­mar par­te de su cam­pa­ña. A la gen­te que vo­tó por él no le gus­ta Wall Street, no les gus­ta lo que pa­só en la Gran Re­ce­sión, no les gus­ta que es­to fun­cio­ne co­mo una ju­ga­da de ca­sino. Me sor­pren­de­ría si avan­za­ra en es­ta ma­te­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.