Neu­tra­li­dad de red ame­na­za­da por fu­tu­ro Go­bierno de EEUU

La neu­tra­li­dad de la web, ra­ti­fi­ca­da en 2015 por EEUU, po­dría ser sus­pen­di­da du­ran­te la pró­xi­ma ad­mi­nis­tra­ción con el fin de for­ta­le­cer la ci­ber­vi­gi­lan­cia y ma­ne­jo de lo que ocu­rre en la red. He­rra­mien­tas co­mo el big da­ta e IA ga­na­rían pro­ta­go­nis­mo.

Pulso - - Front Page - PAULA NÚ­ÑEZ LÓ­PEZ

—Con­si­de­ra­do co­mo uno de los gran­des avan­ces del sec­tor tec­no­ló­gi­co du­ran­te la ad­mi­nis­tra­ción Oba­ma, la neu­tra­li­dad de la red es­ta­ría en pe­li­gro a par­tir del 20 de enero, fe­cha en que Do­nald Trump asu­me la pre­si­den­cia de Es­ta­dos Uni­dos.

El re­pu­bli­cano, ha­cien­do re­fe­ren­cia a que la ci­ber­se­gu­ri­dad en Es­ta­dos Uni­dos es­tá ob­so­le­ta, se ha mos­tra­do a fa­vor de ge­ne­rar ver­da­de­ras pa­re­des en el flu­jo de la in­for­ma­ción con el fin, por ejem­plo, de evi­tar que el Es­ta­do Is­lá­mi­co cap­te a es­ta­dou­ni­den­ses en­tre sus fi­las. In­clu­so plan­teó que even­tual­men­te po­dría “ir a ver a Bill Ga­tes y a otros que real­men­te en­tien­de lo que es­tá pa­san­do [...] y en cier­tas zo­nas, ce­rrar ese in­ter­net de al­gu­na for­ma”.

Pa­ra ello po­dría uti­li­zar tec­no­lo­gías co­mo el big da­ta o in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, y así mo­ni­to­rear de me­jor ma­ne­ra. “An­te los flu­jos de in­for­ma­ción cre­cien­te, la ad­mi­nis­tra­ción de Trump po­dría ha­cer una gran in­ver­sión en in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial con el fin de te­ner la ca­pa­ci­dad de aná­li­sis que se re­quie­re. La idea es te­ner una es­pe­cie de agen­te Smith de Matrix que si­ga to­do lo que ne­ce­si­ta a tra­vés de la red”, se­ña­la Jor­ge Vi­lla­lón, do­cen­te de la Uni­ver­si­dad Die­go Por­ta­les y ex­per­to en TI.

Des­de la in­dus­tria tec­no­ló­gi­ca se­ña­lan que la vi­sión del pre­si­den­te elec­to plan­tea un ver­da­de­ro desafío en ma­te­ria éti­ca, por­que es­to da ca­bi­da a que cual­quier in­for­ma­ción de los ciu­da­da­nos lle­gue a ma­nos de ter­ce­ros. Ya du­ran­te su cam­pa­ña, Trump tu­vo du­ras pa­la­bras pa­ra Ap­ple cuan­do el FBI so­li­ci­tó que la com­pa­ñía de- sen­crip­ta­ra un te­lé­fono que es­ta­ba ba­jo in­ves­ti­ga­ción tras el ata­que en San Ber­nar­dino en 2015. La com­pa­ñía se ne­ga­ba, por­que su­po­nía abrir la puer­ta al ac­ce­so de da­tos de sus clien­tes. Tiem­po des­pués, Trump se­ña­la­ba que es­ta­ba a fa­vor de que la NSA pu­die­ra ha­cer uso de aque­llos me­ta da­tos ob­te­ni­dos a par­tir de la vi­gi­lan­cia. Pa­ra te­ner un ma­yor con­trol plan­tea­ba la crea­ción de un nue­vo or­ga­nis­mo ju­di­cial que su­per­vi­sa­ra el ac­ce­so a los da­tos.

“Son los tri­bu­na­les los lla­ma­dos a pon­de­rar el con­flic­to en­tre dis­tin­tos bie­nes ju­rí­di­cos co­mo lo son la pri­va­ci­dad y li­ber­tad de ex­pre­sión. Las me­di­das de in­ter­ven­ción de co­mu­ni­ca­cio­nes, tie­nen que ser siem­pre el úl­ti­mo re­cur­so”, ase­gu­ra el abo­ga­do Clau­dio Ma­glio­na, ex­per­to en de­re­cho de las tec­no­lo­gías, que agre­ga que “nin­gún go­bierno se pue­de arro­gar el de­re­cho de no res­pe­tar ga­ran­tías cons­ti­tu­cio­na­les”. IM­PAC­TO EN LA IN­DUS­TRIA. La neu­tra­li­dad de la red es­tá le­jos de ser el úni­co pun­to en que las tec­no­ló­gi­cas y Trump di­fie­ren. Du­ran­te su cam­pa­ña, Trump acu­só a Jeff Be­zos, fun­da­dor de Ama­zon, de eva­dir im­pues­tos y abu­sar de su po­si­ción co­mo due­ño de Was­hing­ton Post. A lo que Be­zos res­pon­dió con un tuit en el que lla­ma­ba a que Tump pro­ba­ra los ser­vi­cios de otra de sus em­pre­sas, Blue Ori­gin, de­di­ca­da a la cons­truc­ción de cohetes es­pa­cia­les.

Los fun­da­do­res de Fa­ce­book, no han es­ta­do al mar­gen. En abril, Mark Zuc­ker­berg lla­mó a de­te­ner a “las vo­ces que in­fun­den mie­do y ha­blan de cons­truir mu­ros y fre­nar la in­mi­gra­ción”.

En el mer­ca­do bur­sá­til, las em­pre­sas tec­no­ló­gi­cas po­drían no ser beneficiadas. Mien­tras el ín­di­ce S&P500 ha subido 1,15% des­de el día tras la elec­ción, el ín­di­ce S&P In­for­ma­tion Tech­no­logy ha caí­do 3,05% en el mis­mo lap­so. Sebastián Val­di­vie­so, ana­lis­ta de Mer­ca­dos G se­ña­la que “las po­lí­ti­cas de Trump no jue­gan a su fa­vor de­bi­do a su pos­tu­ra fren­te a los tra­ta­dos de li­bre co­mer­cio que quie­re re­vi­sar, re­ne­go­ciar o can­ce­lar”. De acuer­do con el ana­lis­ta, con su vi­sión ‘Ame­ri­ca First’ Trump ha si­do crí­ti­co de las em­pre­sas que tie­nen la ma­nu­fac­tu­ra fue­ra del país y po­dría pre­sio­nar pa­ra que la lle­ven de vuel­ta a Es­ta­dos Uni­dos, pro­vo­can­do un al­za en los cos­tos la­bo­ra­les y, por con­se­cuen­cia, un im­pac­to sig­ni­fi­ca­ti­vo en sus már­ge­nes.

Pa­ra Val­di­vie­so no to­do es ne­ga­ti­vo, so­bre to­do si se to­ma en cuen­ta el plan de re­du­cir el im­pues­to cor­po­ra­ti­vo de 35% a 15%. “Pa­ra em­pre­sas co­mo Ap­ple que tie­nen gran par­te de su ca­ja fue­ra de EEUU –es­tá en Ir­lan­da pre­ci­sa­men­te pa­ra pa­gar me­nos im­pues­tos– po­dría sig­ni­fi­car un ali­vio. En la me­di­da que Trump cum­pla es­ta me­di­da de ba­jar im­pues­tos, po­dría ser po­si­ti­vo pa­ra mu­chas”, des­ta­ca. Cam­biar la nor­ma­ti­va en torno a la neu­tra­li­dad de la red se plan­tea co­mo un te­ma éti­co, pues im­pli­ca po­ner ba­jo es­cru­ti­nio to­da la in­for­ma­ción que ge­ne­ran los usua­rios de la web.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.