La di­fí­cil ta­rea de Mau­ri­cio Ma­cri

Los des­equi­li­brios he­re­da­dos que en­fren­ta Ar­gen­ti­na en ma­te­ria fis­cal, cam­bia­ria y mo­ne­ta­ria, son tan ele­va­dos que se­ría im­po­si­ble pe­dir­le al Pre­si­den­te que los so­lu­cio­ne de un día pa­ra otro.

Pulso - - Opinion -

PE­SE A QUE la nue­va ad­mi­nis­tra­ción ar­gen­ti­na ha si­do elo­gia­da des­de que asu­mió, sin du­da que no ha si­do un pe­río­do fá­cil. En di­ciem­bre, Mau­ri­cio Ma­cri se apres­ta a cum­plir un año en la pri­me­ra ma­gis­tra­tu­ra en me­dio de una cons­tan­te lu­cha por reac­ti­var la eco­no­mía de su país. Pe­ro jun­to con ello, la la­bor del Pre­si­den­te tam­bién ha es­ta­do en­fo­ca­da en mos­trar una ca­ra dis­tin­ta de Ar­gen­ti­na, lo que por lo me­nos a ni­vel de mer­ca­do ya es­tá dan­do al­gu­nos re­sul­ta­dos fa­vo­ra­bles.

Los des­equi­li­brios he­re­da­dos que en­fren­ta Ar­gen­ti­na en ma­te­ria fis­cal, cam­bia­ria y mo­ne­ta­ria, son tan ele­va­dos que se­ría im­po­si­ble pe­dir­le a la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción que so­lu­cio­ne los pro­ble­mas de un día pa­ra otro. La gra­dua­li­dad que ha in­tro­du­ci­do Ma­cri ha si­do ne­ce­sa­ria pa­ra evi­tar que la opo­si­ción a sus po­lí­ti­cas lle­va­ra a un con­tex­to que pu­die­se re­sul­tar in­ma­ne­ja­ble. Los ajus­tes siem­pre son du­ros, más en un país co­mo Ar­gen­ti­na que du­ran­te la era de los Kirch­ner se acos­tum­bró a vi­vir en un con­tex­to de sub­si­dios. Al ac­tual man­da­ta­rio le es­tá to­can­do la mi­sión de sin­ce­rar la si­tua­ción, por ejem­plo las ta­ri­fas de los ser­vi­cios bá­si­cos, y eso siem­pre ge­ne­ra re­cha­zo.

El man­da­ta­rio ar­gen­tino es­tá yen­do por el rum­bo co­rrec­to que de­be­ría per­mi­tir que Ar­gen­ti­na se reac­ti­ve. No es una ta­rea rá­pi­da, por lo tan­to, es ne­ce­sa­rio que Ma­cri cuen­te con el tiem­po pa­ra lo­grar­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.