A una se­ma­na de triun­fo de Trump, Chi­le es el país de la re­gión que me­jor re­sis­te las tur­bu­len­cias

—A ni­vel glo­bal, el co­bre fue el com­mo­dity que más se apre­ció. — Ries­go país de Chi­le per­ma­ne­ció ca­si sin va­ria­ción.

Pulso - - Portada - MARIANA MARUSIC

—El es­ce­na­rio des­pués de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de Es­ta­dos Uni­dos cam­bió a ni­vel glo­bal. La pro­me­sa del nue­vo man­da­ta­rio de la prin­ci­pal po­ten­cia mun­dial, Do­nald Trump, es la de un pro­gra­ma que ac­ti­va­rá con fuer­za el gas­to pú­bli­co. ¿Có­mo que­dó el mun­do post vic­to­ria del mag­na­te re­pu­bli­cano? Vo­lá­til y con cos­to de fi­nan­cia­mien­to más al­to por el in­cre­men­to de ta­sas a ni­vel mun­dial. En el la­do de los per­de­do­res, Amé­ri­ca La­ti­na fue uno de los prin­ci­pa­les pe­ro Chi­le re­sis­tió de me­jor ma­ne­ra las tur­bu­len­cias, lo que se re­fle­jó en que los CDS (una for­ma de me­dir el ries­go so­be­rano) au­men­tó mar­gi­nal­men­te.

Qui­zás uno de los cam­bios más ní­ti­dos del mun­do pre y post Trump es que las ta­sas de in­te­rés cor­tas y lar­gas se em­pi­na­ron tan­to en Es­ta­dos Uni­dos (37 pun­tos ba­se de al­za) co­mo en Chi­le.La ta­sa de los BCU a 10 años subie­ron 35 pun­tos ba­se, pa­san­do de 1,32 an­tes de la elec­ción a los 1,67 de ayer. En la cur­va no­mi­nal, en tan­to, se ob­ser­vó au­men­to en 43 pun­tos ba­se en la ta­sa da 10 años –des­de 4,16% a 4,59%. Ro­dri­go Ibá­ñez, sub­ge­ren­te de Es­tra­te­gias de In­ver­sión de Ban­chi­le In­ver­sio­nes, di­jo so­bre los bo­nos del Te­so­ro de EEUU que “ne­ce­si­ta­mos ver que en los pró­xi­mos me­ses o se­ma­nas em­pie­cen a ge­ne­rar­se ex­pec­ta­ti­vas de ma­yor cre­ci­mien­to y ma­yor in­fla­ción, o si no esas ta­sas se van a de­vol­ver, pro­ba­ble­men­te no a los ni­ve­les que te­nían an­tes, no al 1,8%, pe­ro sí al­go más cer­ca­nos al 2% y 2,1%”. Pa­ra el sub­ge­ren­te de Es­tra­te­gias de In­ver­sión de Ban­chi­le In­ver­sio-

¿Qué ha pa­sa­do? Las bol­sas, mo­ne­das, com­mo­di­ties y flu­jos se reaco­mo­da­ron a ni­vel glo­bal, don­de los emer­gen­tes han si­do los más gol­pea­dos y EEUU el ven­ce­dor.

¿Por qué ha pa­sa­do? Lue­go del sor­pre­si­vo triun­fo de Do­nald Trump en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de EEUU, las ta­sas de in­te­rés en EEUU subie­ron, a lo que se ple­gó Chi­le.

¿Qué con­se­cuen­cias tie­ne? Cam­bió el es­ce­na­rio glo­bal: el cos­to de fi­nan­cia­mien­to se in­cre­men­tó en el mun­do. El co­bre cam­bió de di­rec­ción y es la ma­te­ria pri­ma que más ga­nó, mien­tras el dó­lar re­pun­tó.

nes, el al­za en es­tas ta­sas tam­bién se ha da­do por la ex­pec­ta­ti­va que ha ge­ne­ra­do en el mer­ca­do la Re­ser­va Fe­de­ral lue­go del triun­fo del mag­na­te re­pu­bli­cano, don­de aho­ra el mer­ca­do apues­ta por un au­men­to de ti­pos que po­dría ser al­go más rá­pi­do.

Da­do el re­pun­te de las ta­sas (caí­da en el pre­cio de los bo­nos), uno de los prin­ci­pa­les afec­ta­dos fue­ron los fon­dos de pen­sio­nes más con­ser­va­do­res des­de el 8 de no­viem­bre has­ta el 13 del mis­mo mes: el E per­dió un 1,01% y el D un 1,16%.

Sin em­bar­go, el fon­do A fue el que me­jor res­pon­dió, con un mo­vi­mien­to ca­si nu­lo. ¿La ra­zón? Có­mo se mo­vie­ron el res­to de los ac­ti­vos. Es que en ac­cio­nes el cla­ro ga­na­dor fue el mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se, lo que se vio po­ten­cia­do por el in­cre­men­to del dó­lar a ni­vel glo­bal. Los sec­to­res ga­na­do­res en el mun­do bur­sá­til nor­te­ame­ri­cano han si­do aque­llos que evi­den­cia­ron al­go de re­la­jo en las re­gu­la­cio­nes tras el triun­fo de Trump, y que se ha­bían vis­to afec­ta­dos por la ad­mi­nis­tra­ción Oba­ma y los pla­nes de Hi­llary Clin­ton. Así, re­sul­ta­ron triun­fa­do­res en el S&P 500 los sec­to­res de Fi­nan­zas (10,13%), In­dus­trial ( 4,95%), Ener­gía ( 2,85%) y Sa­lud (2,74%). “Den­tro de los cí­cli­cos yo di­ría que el fi­nan­cie­ro de to­das for­mas ha si­do el que más im­pul­so ha te­ni­do”, di­ce Ibá­ñez, y ex­pli­ca que es­to se da­ría -jun­to con el au­men­to en las ta­sas lar­gas­por las pers­pec­ti­vas de que se re­la­jen las re­gu­la­cio­nes que han afec­ta­do has­ta el mo­men­to a la ban­ca.

Por el con­tra­rio, los sec­to­res que son más de­fen­si­vos fue­ron los re­za­ga­dos en EEUU, par­tien­do por el re­tro­ce­so que anotó ser­vi­cios bá­si­cos (5,36%), pro­duc­tos de pri­me­ra ne­ce­si­dad (-3,96%), y Tec­no­lo­gía (-1,70%). En el ca­so del sec­tor tec­no­ló­gi­co, la ba­ja ocu­rre por el pro­tec­cio­nis­mo que se es­pe­ra en la di­nas­tía Trump, ex­pli­ca Ibá­ñez, y de­ta­lla que es­to gol­pea­ría al sec­tor por el al­za que ex­pe­ri­men­ta­rían los cos­tos de es­tos pro­duc­tos da­do que mu­chos de ellos se pro­du­cen fue­ra de EEUU.

Es­te mis­mo pro­tec­cio­nis­mo ha­bría si­do el que per­ju­di­có a los mer­ca­dos emer­gen­tes en su con­jun­to: fue­ron las mo­ne­das y bol­sas las que sa­lie­ron más re­sen­ti­das. Ade­más, los paí­ses emer­gen­tes ano­ta­ron una sa­li­da de flu­jos im­por­tan­tes,

don­de hu­bo una des­in­ver­sión ne­ta de US$2.641 mi­llo­nes en los ETF, con Chi­le re­por­tan­do flu­jos ne­ga­ti­vos de US$9,22 mi­llo­nes. “En las úl­ti­mas se­ma­nas hay da­tos que mues­tran que el mer­ca­do que más pla­ta re­ci­bió, co­mo flu­jo de fon­do ETF, fue Es­ta­dos Uni­dos, y se lo qui­tó a emer­ging mar­kets”, di­ce Ibá­ñez.

En el plano lo­cal, tras el al­za de las ta­sas lar­gas, el mer­ca­do no acu­dió a las ac­cio­nes re­fu­gio co­mo Aguas An­di­na o Par­que Arau­co, ejem­pli­fi­ca el res­pon­sa­ble de Equity Re­search San­tan­der GCB, Nicolás Schild. Más bien, “lo que vi­mos aho­ra fue al re­vés, co­mo subió la ta­sa, fue una sa­li­da, una ven­ta im­por­tan­te de to­das las ac­cio­nes al­tas en di­vi­den­dos”, ex­pli­ca.

Por el la­do de las mo­ne­das, ade­más del pe­so me­xi­cano, re­sul­ta­ron per­ju­di­ca­dos tam­bién el pe­so bra­si­le­ño (7,70%) y co­lom­biano (5,38%), mien­tras que el ven­ce­dor fue el dó­lar. En el ca­so del pe­so chi­leno, no ha­bría sa­li­do tan re­sen­ti­do apo­ya­do en el al­za del pre­cio del co­bre: se de­pre­ció un 3,44% fren­te al dó­lar. “Las se­ña­les pa­ra el pe­so chi­leno son mix­tas, por­que el es­ce­na­rio si bien es des­fa­vo­ra­ble en tér­mi­nos ne­tos, el efec­to es aco­ta­do pa­ra Chi­le, que en­fren­ta pro­ba­ble­men­te me­jo­res tér­mi­nos de in­ter­cam­bio por la re­cu­pe­ra­ción del co­bre y even­tual­men­te un im­pul­so en ma­te­ria co­mer­cial si Es­ta­dos Uni­dos y su re­cu­pe­ra­ción arras­tra al res­to del mun­do”, co­men­ta Al­do Le­ma, eco­no­mis­ta aso­cia­do del Gru­po Se­cu­rity.

Es­ta al­za del co­bre no pa­só inad­ver­ti­da. Es más, Bloom­berg ca­li­fi­có al me­tal ro­jo co­mo la me­jor ma­te­ria pri­ma de la apues­ta de Chi­na por Trump: des­de las elec­cio­nes la prin­ci­pal ex­por­ta­ción del país su­ma ga­nan­cias de 8%. Pa­ra Ibá­ñez, la ma­yor sor­pre­sa la ano­ta­ron el oro y la pla­ta, don­de los con­si­de­ra­dos ac­ti­vos re­fu­gio re­gis­tran un re­tro­ce­so de 3,96% y 7,06%, res­pec­ti­va­men­te, lo que se da­ría por el al­za de las ta­sas de in­te­rés en EEUU.

“Ne­ce­si­ta­mos ver que em­pie­cen a ge­ne­rar­se ex­pec­ta­ti­vas de ma­yor cre­ci­mien­to e in­fla­ción, o sino esas ta­sas se van a de­vol­ver”

RO­DRI­GO IBÁ­ÑEZ Sub­ge­ren­te de Es­tra­te­gias de In­ver­sión de Ban­chi­le In­ver­sio­nes

NICOLÁS SCHILD Res­pon­sa­ble de Equity Re­search San­tan­der GCB

“Lo que vi­mos aho­ra fue al re­vés (...) una ven­ta im­por­tan­te de to­das las ac­cio­nes al­tas en di­vi­den­dos”

AL­DO LE­MA Eco­no­mis­ta Aso­cia­do del Gru­po Se­cu­rity

“Las se­ña­les pa­ra el pe­so chi­leno son mix­tas, por­que el es­ce­na­rio si bien es des­fa­vo­ra­ble en tér­mi­nos ne­tos, el efec­to es aco­ta­do”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.