Ad­mi­nis­tra­do­ras es­pa­ño­las de pen­sio­nes pi­den sis­te­ma pri­va­do ca­si obli­ga­to­rio

Una re­for­ma del sis­te­ma pú­bli­co de pen­sio­nes quie­re evi­tar las ten­sio­nes fu­tu­ras y op­tar por un sis­te­ma pri­va­do si­mi­lar al de Reino Uni­do o Ir­lan­da ha­ría lle­gar las pen­sio­nes pri­va­das a la ma­yo­ría de asa­la­ria­dos his­pa­nos, di­je­ron eje­cu­ti­vos del sec­tor.

Pulso - - Empresas&mercados -

Los paí­ses eu­ro­peos ex­pe­ri­men­ta­rán “mu­ta­cio­nes im­por­tan­tí­si­mas” en sus pi­rá­mi­des de­mo­grá­fi­cas. Ya se es­tán pre­pa­ran­do. sio­nes pa­ra evi­tar las ten­sio­nes fu­tu­ras y op­ta­ron por un sis­te­ma pri­va­do cua­si obli­ga­to­rio si­mi­lar al que ya fun­cio­na en Reino Uni­do o Ir­lan­da. De es­ta for­ma, se po­dría ha­cer lle­gar las pen­sio­nes pri­va­das a la ma­yo­ría de asa­la­ria­dos. La ban­ca y las ase­gu­ra­do­ras son quie­nes con­tro­lan 95% de la dis­tri­bu­ción de fon­dos de pen­sio­nes en Es­pa­ña.

La pre­si­den­ta de Unes­pa ex­pu­so que la esen­cia del re­to de las pen­sio­nes re­si­de en el cre­ci­mien­to de­mo­grá­fi­co, uni­do a la me­jo­ra eco­nó­mi­ca, que ge­ne­ró un ma­yor ni­vel de vi­da y, a su vez, per­mi­tió que las so­cie­da­des sean más lon­ge­vas.

Pa­ra un fu­tu­ro pró­xi­mo au­gu­ra que los paí­ses eu­ro­peos ex­pe­ri­men­ta­rán “mu­ta­cio­nes im­por­tan­tí­si­mas” en sus Los es­pa­ño­les no tie­ne la cos­tum­bre de aho­rrar pa­ra la ju­bi­la­ción. pi­rá­mi­des de­mo­grá­fi­cas y ha­brá so­cie­da­des que su­fran más ten­sio­nes que otras, co­mo la es­pa­ño­la.

“Es­ta­mos en­tre los paí­ses en los que se es­pe­ra una ma­yor ten­sión por la vía de eso que se lla­ma ta­sa de de­pen­den­cia de­mo­grá­fi­ca, es­to es, la re­la­ción en­tre ha­bi­tan­tes en edad de tra­ba­jar y los que es­tán en la edad de que los que tra­ba­jan les pa­guen una pen­sión de re­par­to”, ex­pli­có. Por ello, ins­tó a ana­li­zar cuá­les pue­den ser las di­men­sio­nes de ese in­cre­men­to y los re­cur­sos con los que se pue­de afron­tar.

De Fru­tos in­di­có que en el úl­ti­mo cuar­to de si­glo el nú­me­ro de pen­sio­nes es­pa­ño­las pa­só de ser 22% de la su­ma de pen­sio­nes y afi­lia­dos a 33%. “Ca­da vez hay me­nos afi­lia­dos pa­ra ca­da pen­sión”, se­ña- ló, al tiem­po que in­di­có un se­gun­do pro­ble­ma: el len­to pro­ce­so de con­ver­gen­cia en­tre sa­la­rio y pen­sión.

Co­mo so­lu­ción a es­te se­gun­do pro­ble­ma de­fen­dió so­li­ci­tar a los re­pre­sen­tan­tes pú­bli­cos que ge­ne­ren las con­di­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra ge­ne­rar más em­pleo y más pro­duc­ti­vo.

PO­CO AHORRO PA­RA LA JU­BI­LA­CIÓN. De Fru­tos tam­bién in­di­có que los es­pa­ño­les no tie­ne la cos­tum­bre de aho­rrar pa­ra la ju­bi­la­ción, una idea que re­to­mó Mar­tí­nez Al­da­ma, quien ex­pli­có que en Es­pa­ña se tien­de más a in­ver­tir en el sec­tor in­mo­bi­lia­rio co­mo mé­to­do de ahorro.

Sin em­bar­go, des­de que en 2008 es­ta­lla­ra la cri­sis fi­nan­cie­ra, la ri­que­za de las fa­mi­lias, que es­ta­ba en sie­te ve­ces

el PIB, se ha re­du­ci­do a cin­co ve­ces el PIB y gran par­te de esa pér­di­da se ha de­bi­do a la caí­da de va­lor in­mo­bi­lia­rio. Es­to ha pro­vo­ca­do que el ahorro fi­nan­cie­ro per cá­pi­ta en Es­pa­ña sea de los más ba­jos de Eu­ro­pa.

Al­da­ma re­sal­tó que el gas­to pú­bli­co en pen­sio­nes en Es­pa­ña se co­lo­ca ac­tual­men­te en 10% del PIB y cal­cu­ló que en 2050 se gas­ta­rá un 40% más.

“En Es­pa­ña po­ne­mos los hue­vos en la mis­ma ces­ta”, afir­mó el pre­si­den­te de In­ver­co, que abo­ga por di­ver­si­fi­car las fuen­tes de in­gre­sos pa­ra los fu­tu­ros ju­bi­la­dos. En es­te sen­ti­do, ha apun­ta­do que la ex­pe­rien­cia eu­ro­pea mues­tra que hay que bus­car un equi­li­brio en­tre el sis­te­ma pú­bli­co y un sis­te­ma de ca­pi­ta­li­za­ción con ma­yor pe­so que el que tie­ne a día de hoy.

En es­te pun­to, pues­to co­mo ejem­plo tres ti­pos de mo­de­los: el obli­ga­to­rio que de­fien­den en Sue­cia, Sui­za, Ho­lan­da y Di­na­mar­ca; el cua­si obli­ga­to­rio de Reino Uni­do e Ir­lan­da, y el vo­lun­ta­rio, que se apli­ca en paí­ses co­mo Ale­ma­nia y Fran­cia.

Co­mo con­clu­sión, Mar­tí­nez Al­da­ma des­ta­có la ne­ce­si­dad de re­cla­mar al Go­bierno que co­mu­ni­car a los tra­ba­ja­do­res la es­ti­ma­ción del im­por­te fu­tu­ro de pen­sión y la im­por­tan­cia de vi­rar ha­cia un sis­te­ma de pen­sio­nes cua­si obli­ga­to­rio, ade­más de es­ta­ble­cer un sis­te­ma de apor­ta­cio­nes de em­pre­sas y tra­ba­ja­do­res con ca­rác­ter obli­ga­to­rio o me­dian­te au­to­ad­he­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.