Me­xi­ca­na De Ace­ro sus­pen­de em­bar­ques por so­bre­ta­sa

La em­pre­sa es­tá abas­te­cien­do con in­ven­ta­rios sus úl­ti­mos com­pro­mi­sos tras la apli­ca­ción de una so­bre­ta­sa aran­ce­la­ria pro­vi­sio­nal de 11,01%.

Pulso - - Portada - C.VA­LEN­ZUE­LA/L.CÁRDENAS Ebe­ma es uno de los prin­ci­pa­les pro­vee­do­res de so­lu­cio­nes in­te­gra­les pa­ra la cons­truc­ción, y DeA­ce­ro es una de las ma­yo­res si­de­rúr­gi­cas.

— La com­pa­ñía me­xi­ca­na DeA­ce­ro, que se de­di­ca a la fa­bri­ca­ción de pro­duc­tos de­ri­va­dos del ace­ro pa­ra un mer­ca­do na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal, in­for­mó la sus­pen­sión de sus en­víos a Chi­le co­mo con­se­cuen­cia al de­re­cho an­ti­dum­ping pro­vi­sio­nal so­li­ci­ta­do por la co­mi­sión na­cio­nal en­car­ga­da de in­ves­ti­gar la exis­ten­cia de dis­tor­sio­nes en el pre­cio de las mer­ca­de­rías im­por­ta­das.

La me­di­da, que fue es­ta­ble­ci­da el 20 de sep­tiem­bre por un pla­zo de 20 días, es­ta­ble­ció una so­bre­ta­sa aran­ce­la­ria ad va­lo­rem de 11,01% a las im­por­ta­cio­nes de ba­rras de ace­ro pa­ra hor­mi­gón con mues­cas, cor­do­nes, sur­cos o re­lie­ves ori­gi­na­rias de Mé­xi­co; afec­tan­do di­rec­ta­men­te al im­por­ta­dor DeA­ce­ro, prin­ci­pal pro­vee­dor de la co­mer­cia­li­za­do­ra Ebe­ma.

En res­pues­ta, in­di­can des­de la em­pre­sa, op­ta­ron por sus­pen­der to­dos sus en­víos a Chi­le, los que anual­men­te se tra­du­cen en 90 mil to­ne­la­das de ace­ro y sus de­ri­va­dos, unos US$40 mi­llo­nes en ven­tas. .

“No­so­tros prác­ti­ca­men­te sus­pen­di­mos to­dos los em­bar­ques. Lo que se es­tá co­mer­cia­li­zan­do es el res­to de los in­ven­ta­rios que tie­nen los dis­tri­bui­do­res (…) Ha­ce dos me­ses fue lo úl­ti­mo que se ha em­bar­ca­do, son los úl­ti­mos com­pro­mi­sos que tie­nen nues­tros pro­vee­do­res con el mer­ca­do”, in­di­có el ge­ren­te de ex­por­ta­cio­nes de

Dea­ce­ro es una fir­ma me­xi­ca­na con 60 años de tra­yec­to­ria y cuen­ta con una ca­pa­ci­dad de pro­duc­ción de ace­ro que lle­ga a los 4.5 mills. de to­ne­la­das anua­les.

ace­ro de La­ti­noa­mé­ri­ca de DeA­ce­ro, Ger­man Gas­ca.

Y ex­pli­có: “Ya con una ta­sa con la que es­tá ac­tual­men­te es muy di­fí­cil po­der co­mer­cia­li­zar, prác­ti­ca­men­te nos es­ta­mos de­te­nien­do”.

Des­de DeA­ce­ro hay preo­cu­pa­ción por la de­ci­sión fi­nal que de­be­rá to­mar la co­mi­sión, in­di­can­do que cer­ca de 500 em­pleos se ve­rán per­ju­di­ca­dos de de­cre­tar­se una me­di­da de­fi­ni­ti­va. Es­to, ya que den­tro de las ope­ra­cio­nes es­tá ter­mi­nar de­fi­ni­ti­va­men­te la im­por­ta­ción al país.

“De­fi­ni­ti­va­men­te po­dría­mos de­jar Chi­le y ahí el afec­ta­do va a ha­cer el dis­tri­bui­dor chi­leno. Ahí el mer­ca­do que­da­ría bas­tan­te con­cen­tra­do, lo que no se­ría lo más con­ve­nien­te”, di­jo.

Sin em­bar­go, ad­vir­tie­ron que en el ca­so de una de­ci­sión ad­ver­sa po­dría re­cu­rrir a me­ca­nis­mos in­ter­na­cio­na­les pa­ra re­ver­tir­la.

En ese sen­ti­do, des­de la me­xi­ca­na hi­cie­ron un lla­ma­do a la au­to­ri­dad: “Es­te es un ca­so me­ra­men­te téc­ni­co, la co­mi­sión de­be­ría eva­luar to­dos los ele­men­tos téc­ni- cos, nu­mé­ri­cos y so­bre to­do la re­la­ción cau­sal en­tre el pro­duc­to y el su­pues­to da­ño en el mer­ca­do”.

LA PÉR­DI­DA DEL FO­CO. Des­de DeA­ce­ro tam­bién se re­fi­rie­ron a un even­tual quie­bre den­tro de la aso­cia­ción la­ti­noa­me­ri­ca­na de ace­ro, Ala­ce­ro, en la que tam­bién par­ti­ci­pan CAP y Ger­dau ya que el gre­mio ha ad­ver­ti­do que el im­pul­sar me­di­das con­tra la in­dus­tria de ace­ro chi­na no se­ría el ca­mino co­rrec­to.

“Se per­dió el fo­co del po­der uti­li­zar es­tos me­ca­nis­mos de for­ma co­rrec­ta. In­clu­so el di­rec­tor de Ala­ce­ro en la con­ven­ción anual men­cio­nó que el pro­ble­ma no es Mé­xi­co, el pro­ble­ma es un ci­clo muy ba­jo pa­ra la in­dus­tria del ace­ro a ni­vel mun­dial y ata­car a Mé­xi­co no es la res­pues­ta, no sol­ven­ta la pro­ble­má­ti­ca por­que exi­gen ma­les co­mo Chi­na”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.