¿Có­mo que­da Val­dés des­pués de man­te­ner ofer­ta ini­cial de 3,2%, pe­ro con 19 días de pa­ro?

Va­ria­dos son los co­men­ta­rios y de ín­do­le tan dis­tan­te: for­ta­le­ci­do o de­bi­li­ta­do. Pe­ro lo cier­to es que ayer lo­gró des­pa­char el pro­yec­to de Pre­su­pues­tos de la Cá­ma­ra con me­nos re­cha­zo del pre­vis­to.

Pulso - - En Portada - MI­RIAM LEI­VA P.

Val­pa­raí­so.—“Esa co­sa de ver (si hay ga­na­do­res o per­de­do­res) co­mo par­ti­do de fút­bol no tie­ne mu­cho sen­ti­do. Es­to fue una ins­truc­ción de la Pre­si­den­ta que no­so­tros se­gui­mos”, in­di­có el mi­nis­tro de Hacienda, Ro­dri­go Val­dés, quien des­es­ti­mó rea­li­zar una au­to­crí­ti­ca res­pec­to a lo ocu­rri­do en las úl­ti­mas tres se­ma­nas, don­de hu­bo un pa­ro ex­ten­di­do de los fun­cio­na­rios pú­bli­cos pre­sio­nan­do por un au­men­to del rea­jus­te que nun­ca subió y se man­tu­vo en 3,2%.

Pe­ro si la au­to­ri­dad no qui­so eva­luar­se si lo hi­cie­ron los dipu­tados con quie­nes Val­dés ne­go­ció, con­ver­só y se frus­tró en es­tos días. El ba­lan­ce tie­ne de am­bos la­dos. Al­gu­nos con­si­de­ran que que­dó for­ta­le­ci­do por­que se de­mos­tró que con­ta­ba con el res­pal­do de la Pre­si­den­ta que no dio or­den de mo­di­fi­car el gua­ris­mo, y se en­cum­bró co­mo el ver­da­de­ro hom­bre fuer­te del ga­bi­ne­te. Otros pien­san que que­dó las­ti­ma­do para la pró­xi­ma ba­ta­lla del rea­jus­te en 2017 en me­dio de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, y que ade­más ob­tu­vo más res­pon­sa­bi­li­dad de­pen­dien­do del cam- bio de ga­bi­ne­te que reali­ce la man­da­ta­ria.

El je­fe de ban­ca­da del PPD, (el par­ti­do de Val­dés), Ra­món Fa­rías, rea­li­za un equi­li­brio: “Es­te te­ma lo des­gas­tó, pe­ro tam­bién sa­lió for­ta­le­ci­do por­que no se mo­vió de su res­pon­sa­bi­li­dad fis­cal. Ade­más la Pre­si­den­ta lo apo­yó”.

Sus dar­dos apun­tan más bien al co­mi­té po­lí­ti­co cu­yos in­te­gran­tes es­tu­vie­ron au­sen­tes en la con­duc­ción, en la es­tra­te­gia, en las con­ver­sa­cio­nes y en la vo­ta­ción del pro­yec­to de rea­jus­te. Re­cuer­da que el mi­nis­tro del In­te­rior, Ma­rio Fer­nán­dez, en el co­mi­té po­lí­ti­co cuan­do se abor­dó es­te te­ma no di­jo nun­ca una pa­la­bra: “La con­duc­ción po­lí­ti­ca de los re­si­den­tes de La Mo­ne­da que­dó al de­be, nun­ca to­ma­ron las rien­das del asun­to, y eso no es res­pon­sa­bi­li­dad de Val­dés”.

Des­de la pers­pec­ti­va más de iz­quier­da, el dipu­tado Ser­gio Agui­ló ( IC) con­si­de­ra to­do lo con­tra­rio: “Val­dés que­dó de­bi­li­ta­do por­que él de­fi­nió el con­te­ni­do del rea­jus­te, los pa­rá­me­tros y los lí­mi­tes, to­do. En­ton­ces que du­da ca­be que lle­vó al Go­bierno a la cri­sis po­lí­ti­ca so­cial más im­por­tan­te de es­te man­da­to. No pue­de ha­cer una ne­go­cia­ción así en 2017”.

En to­do ca­so, no cree que sea el úni­co he­ri­do pues ad­vier­te que los di­ri­gen­tes del sec­tor pú­bli­co no que­da­ron in­mu­nes por­que nun­ca acep­ta­ron la pro­pues­ta de rea­jus­te es­ca­lo­na­do de otor­gar ma­yor por­cen­ta­je a los suel­dos más ba­jos.

Una pos­tu­ra si­mi­lar, pe­ro más a fon­do, ex­pre­só el pre­si­den­te de la Co­mi­sión de Hacienda, dipu­tado Ma­nuel Mon­sal­ve (PS), quien se re­sis­te a mi­rar la di­co­to­mía en­tre ga­na­do­res y per­de­do­res. “Al me­nos que­dó en­te­ro el mi­nis­tro. Esas con­cep­cio­nes im­pli­can un nin­gu­neo pues re­fle­ja nque Val­dés de­ci­de y no la Pre­si­den­ta. ¿Qué ca­pa­ci­dad te­nían Val­dés o el co­mi­té po­lí­ti­co de cam­biar la lí­nea que ha­bía fi­ja­do la Pre­si­den­ta?”, se pre­gun­ta. Ade­más, re­cuer­da que co­men­tó a los fun­cio­na­rios pú­bli­cos que acá hay una de­rro­ta del mundo la­bo­ral y de la iz­quier­da, que no fue­ron ca­pa­ces de re­sol­ver un pro­ble­ma que al fi­nal, fue so­lu­cio­na­da por la opo­si­ción.

Ra­zón no de­ja de te­ner por­que los vo­tos de la opo­si­ción fue­ron cla­ves para dar via­bi­li­dad al pro­yec­to y el dipu­tado Er­nes­to Sil­va (UDI) ad­vier­te que es­te es el pri­mer pa­so del quie­bre de la Nue­va Ma­yo­ría (NM): “Es­tá cla­ro que la NM no es ca­paz de dar­le go­ber­na­bi­li­dad al país y en eso la opo­si­ción en­tien­de que tam­bién tie­ne un rol, y lo va a cum­plir”.

Res­pec­to a Val­dés la mirada se in­cli­na fá­cil­men­te: “la po­si­ción del mi­nis­tro que­da for­ta­le­ci­da. Tu­vo el apo­yo de la Pre­si­den­ta y lo­gró que los mi­nis­tros del co­mi­té po­lí­ti­co hi­cie­ran lo mí­ni­mo cuan­do a lo me­jor mu­chos ha­brían ce­di­do y ha­brían au­men­ta­do irres­pon­sa­ble­men­te el mon­to del rea­jus­te”.

Y los he­chos es­tán con­fir­man­do es­ta te­sis. Ayer se ana­li­za­ba el Pre­su­pues­to en la Cá­ma­ra de Dipu­tados y se re­cha­za­ron me­nos par­ti­das de las que es­pe­ra­ba el mis­mo Go­bierno. Pa­re­cie­ra que la his­to­ria del rea­jus­te no le hi­zo me­lla a Val­dés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.