El di­ne­ro y la po­lí­ti­ca

No hay du­da res­pec­to de que el ex Pre­si­den­te Pi­ñe­ra pu­so to­do el es­fuer­zo en de­fen­der in­tere­ses del país. El pun­to es que, por pru­den­cia, se de­ben to­mar más pre­cau­cio­nes con las in­ver­sio­nes.

Pulso - - Opinion -

LA SE­MA­NA es­tu­vo mar­ca­da, en­tre otras co­sas, por la de­nun­cia de ra­dio Bío Bío res­pec­to de la in­ver­sión del family of­fi­ce de Sebastián Pi­ñe­ra en una pes­que­ra pe­rua­na du­ran­te su man­da­to, en el con­tex­to del jui­cio en La Ha­ya por el lí­mi­te ma­rí­ti­mo. Es­to tie­ne al me­nos un par de di­men­sio­nes. La pri­me­ra es so­bre el rol del ex Pre­si­den­te Pi­ñe­ra de­fen­dien­do los in­tere­ses del país. En es­te pun­to no ca­be cues­tio­na­mien­to de que fue di­li­gen­te, tan­to así que no só­lo él y su ex can­ci­ller, Al­fre­do Mo­reno, de­fen­die­ron la ges­tión de la ad­mi­nis­tra­ción pa­sa­da, sino que el pro­pio can­ci­ler ac­tual, Heraldo Mu­ñoz. Pe­ro la se­gun­da di­men­sión, que es la de la re­la­ción del di­ne­ro y la po­lí­ti­ca, po­ne de nue­vo en el fo­co de aten­ción el pro­ble­ma de los con­flic­tos de in­tere­ses del ex Pre­si­den­te. Es­te pue­de sos­te­ner que es víc­ti­ma de una ope­ra­ción e in­clu­so -co­mo se sub­ra­ya en­tre ana­lis­tas po­lí­ti­cos- pue­de que la acu­sa­ción no lo afec­te elec­to­ral­men­te, pe­ro se tra­ta de una reali­dad con la que de­be con­vi­vir. Es cier­to que fue más allá de lo que le exi­gía la ley al rea­li­zar, proac­ti­va­men­te, un fi­dei­co­mi­so. Sin em­bar­go, si quie­re ser el can­di­da­to de la cen­tro­de­re­cha de­be avan­zar ha­cia un fi­dei­co­mi­so cie­go con gran­des ban­cos in­ter­na­cio­na­les y una po­lí­ti­ca res­tric­ti­va de in­ver­sión en Amé­ri­ca La­ti­na. En un país pe­que­ño y una re­gión con te­mas pen­dien­tes en­tre paí­ses, es ne­ce­sa­rio abs­te­ner­se por pru­den­cia al­go que en es­ta opor­tu­ni­dad fal­tó, tal co­mo lo re­co­no­ció Ni­co­lás Noguera, ge­ren­te ge­ne­ral de Ban­card.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.