In­dus­tria aler­ta si­tua­ción crí­ti­ca an­te nue­vo pa­ro en Adua­nas y ade­lan­ta im­pac­to eco­nó­mi­co

—En jor­na­da de ma­ni­fes­ta­cio­nes, la Pre­si­den­ta lla­mó a fun­cio­na­rios a re­to­mar la­bo­res.

Pulso - - Portada - S.ERRÁ­ZU­RIZ/ L.CÁR­DE­NAS/J.P. PA­LA­CIOS

—Cuan­do re­cién se dio por fi­na­li­za­do el pa­ro del sec­tor pú­bli­co que bus­ca­ba un rea­jus­te sa­la­rial, la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Fun­cio­na­rios de Adua­nas de Chi­le (An­fach) anun­ció nue­vas mo­vi­li­za­cio­nes a par­tir del miér­co­les 23 de no­viem­bre, lo que fue un bal­de de agua fría para el sec­tor em­pre­sa­rial.

Es­ta vez de­man­dan me­jo­ras en la mo­der­ni­za­ción del ser­vi­cio, las cua­les, ad­vier­ten, ha­brían que­da­do acor­da­das du­ran­te el año pa­sa­do, pe­ro aún no son cum­pli­das.

“Es­te anun­cio de pa­ro re­quie­re que se to­men me­di­das rá­pi­das por par­te del Go­bierno para que ne­go­cien con los gre­mios y se tra­te de co­rre­gir la si­tua­ción an­tes del pró­xi­mo miér­co­les”, ase­gu­ra Ro­ber­to Fan­tuz­zi, pre­si­den­te de Asex­ma.

Im­por­ta­do­res y ex­por­ta­do­res aún no po­drán re­to­mar sus ac­ti­vi­da­des con la re­gu­la­ri­dad y nor­ma­li­dad que se re­quie­re. “Es­to es de un ni­vel de irres­pon­sa­bi­li­dad que no tie­ne nom­bre”, in­di­ca Juan Pa­blo Mat­te, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la So­cie­dad Na­cio­nal de Agri­cul­tu­ra (SNA).

Tras tres se­ma­nas de mo­vi­li­za­ción por par­te del sec­tor pú­bli­co, y lue­go de que lle­ga­ran a un acuer­do con el Go­bierno, “no­so­tros pen­sá­ba­mos que es­to se iba a aca­bar aho­ra”, ad­vier­te Luis Sch­midt, pre­si­den­te de Fe­de­fru­ta.

Asi­mis­mo, Mat­te agre­ga “re­cién ve­nía­mos sa­lien­do de es­te pa­ro de tres se­ma­nas y nos em­pe­za­mos a mi­rar las ca­ras con un po­qui­to más de tran­qui­li­dad y fe­li­ci­dad, y nos anun­cian otro pa­ro para el día 23”.

Mien­tras el pa­ro no con­clu­ya, las pér­di­das eco­nó­mi­cas se­gui­rán au­men­tan­do. Se­gún Vi­nos de Chi­le, para la in­dus­tria vi­ti­vi­ní­co­la ca­da día adi­cio­nal de pa­ra­li­za­ción sig­ni­fi­ca de­jar de ex­por­tar del or­den de US$6 mi­llo­nes en vino.

Se­gún sus es­ti­ma­cio­nes, al día 15 de no­viem­bre ha­bría un re­tra­so de en­víos ava­lua­do en apro­xi­ma­da­men­te US$100 mi­llo­nes, equi­va­len­tes a al­re­de­dor de 3.600 con­tai­ners.

“El re­tra­so en las ex­por­ta­cio­nes de vino ha­cia los paí­ses de Amé­ri­ca que es­ta­ban pro­gra­ma­das para prin­ci­pios de no­viem­bre, po­dría ter­mi­nar com­pro­me­tien­do las ven­tas de fin de año”, ad­vier­ten des­de Vi­nos de Chi­le.

El pa­ro en Adua­nas afec­ta tan­to a los ex­por­ta­do­res co­mo im­por­ta­do­res. Se­gún ex­pli­ca Sch­midt, “la Adua­na no só­lo fis­ca­li­za los pro­duc­tos que en­tran, sino que en nues­tro ca­so, con el nue­vo pa­ro no po­dre­mos vi­sar los do­cu­men­tos que re­quie­ren los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les para pa­gar­nos”.

Des­de la otra ve­re­da, la Aso­cia­ción Lo­gís­ti­ca de Chi­le, ALOG, es­ti­ma que has­ta el vier­nes de la se­ma­na pa­sa­da, en ma­te­ria de im­por­ta­cio­nes aé­reas, hu­bo apro­xi­ma­da­men­te 4 mi­llo­nes de ki­los sin po­der ser li­be­ra­das de adua­na para su re­ti­ro, lo que sig­ni­fi­ca al­re­de­dor de US$315 mi­llo­nes en va­lor es­ti­ma­ti­vo de mer­can­cías.

Res­pec­to al pa­ro anun­cia­do para el 23 de no­viem­bre, Cynt­hia Pe­ri­sic, ge­ren­te ge­ne­ral de ALOG Chi­le, ad­vier­te que “no te­ne­mos una es­ti­ma­ción pro­pia­men­te tal res­pec­to de es­te te­ma, pe­ro sí po­de­mos ad­ver­tir que si es­ta pa­ra­li­za­ción se con­cre­ta y se da en tér­mi­nos si­mi­la­res a la que se pro­du­jo a co­mien­zos de 2015, ten­dría un gran im­pac­to tan­to so­bre las im­por­ta­cio­nes co­mo las ex­por­ta­cio­nes”.

En el mundo de las car­nes y se­gún ci­fras pre­li­mi­na­res de la SNA, hay más de 350 ca­mio­nes de­te­ni­dos en la fron­te­ra sin po­der en­trar.

Pe­ro lo que más preo­cu­pa a las in­dus­trias es la ima­gen país. “Es­ta si­tua­ción pue­de lle­gar a afec­tar la ima­gen país y a re­du­cir la com­pe­ti­ti­vi­dad del vino chi­leno en re­la­ción a otros paí­ses que no en­fren­tan es­te ti­po de con­tra­rie­da­des”, ad­vier­te Ma­rio Pa­blo Sil­va.

“En ca­si nin­gún país del mundo se pa­ran los puer­tos, por­que son la puer­ta de en­tra­da del país”, agre­ga Fan­tuz­zi.

Lo que más preo­cu­pa a Luis Sch­midt es que es­te ti­po de pa­ra­li­za­cio­nes po­dría sig­ni­fi­car un re­tro­ce­so para el país. “Es­to con­si­de­ran­do que el sec­tor va a cre­cer en­tre un 6% y 6,5%, lo que es cua­tro ve­ces más de lo que cre­ce­rá en pro­me­dio el res­to del país”, aña­de Sch­midt. “El sec­tor ne­ce­si­ta de po­lí­ti­cas pú­bli­cas ade­cua­das para se­guir cre­cien­do, pe­ro es­tas pa­ra­li­za­cio­nes son to­do lo con­tra­rio”, con­clu­ye. El miér­co­les los fun­cio­na­rios pú­bli­cos y el Go­bierno acor­da­ron un nue­vo rea­jus­te sa­la­rial del 3,2%.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.