Mi­ne­ría en aler­ta por dic­ta­men de la Su­pre­ma que res­pal­da de­cre­to de áreas re­ser­va­das

Con­ve­nio en­tre Bie­nes Na­cio­na­les y Ener­gía quie­re pro­mo­ver las ERNC.

Pulso - - Front Page - CONS­TAN­ZA VA­LEN­ZUE­LA

—La mi­ne­ría es­tá preo­cu­pa­da por lo que con­si­de­ró un pre­ce­den­te gra­ve. La Cor­te Su­pre­ma pri­vi­le­gió el de­cre­to de áreas pro­te­gi­das por so­bre el de las ser­vi­dum­bres mi­ne­ras ya otor­ga­das. So­na­mi exi­ge re­ver­tir la si­tua­ción.

—Un fa­llo re­cien­te de la Cor­te Su­pre­ma ge­ne­ró ner­vio­sis­mo den­tro del mundo mi­ne­ro, par­ti­cu­lar­men­te por los pre­ce­den­tes que de­ja so­bre el de­re­cho de pro­pie­dad del sec­tor.

Y es que el má­xi­mo tri­bu­nal pri­vi­le­gió un de­cre­to de áreas pro­te­gi­das por en­ci­ma de las ser­vi­dum­bres mi­ne­ras ya otor­ga­das, lo que para la So­na­mi afec­ta “gra­ve­men­te” el de­re­cho le­gal del con­ce­sio­na­rio mi­ne­ro para po­der cons­ti­tuir ser­vi­dum­bres mi­ne­ras.

La dispu­ta de­ri­va del con­ve­nio mar­co de co­la­bo­ra­ción para la pro­mo­ción de opor­tu­ni­da­des para el desa­rro­llo de pro­yec­tos con ERNC en te­rre­nos fis­ca­les con po­ten­cial, sus­cri­to en­tre los Mi­nis­te­rios de Ener­gía y de Bie­nes Na­cio­na­les el 11 de ju­lio de 2013 y apro­ba­do por De­cre­to Exen­to N° 359, de 29 de agos­to de 2013.

Di­cho do­cu­men­to bus­ca­ba iden­ti­fi­car de­ter­mi­na­das zo­nas para pro­yec­tos eó­li­cos y otra para pro­yec­tos so­la­res, pri­vi­le­gián­do­se la ins­ta­la­ción de pro­yec­tos de esas tec­no­lo­gías en los co­rres­pon­dien­tes te­rre­nos.

Den­tro del acuer­do, se de­cre­tó un área de 287 mil hec­tá­reas en Tal­tal en la que so­lo se­rá po­si­ble efec­tuar pro­yec­tos de ener­gía eó­li­ca. Se­gún in­di­có el pre­si­den­te de la So­na­mi, Die­go Her­nán­dez, a tra­vés de una car­ta pu­bli­ca­da en el úl­ti­mo bo­le­tín del gre­mio, es­to sig­ni­fi­có la “es­te­ri­li­za­ción de una im­por­tan­te área don­de ya hay pro­pie­dad mi­ne­ra cons­ti­tui­da y don­de se ha in­ver­ti­do para lle­var ade­lan­te tra­ba­jos de ex­plo­ra­ción y es­tu­dios de fac­ti­bi­li­dad, que de­mues­tran que en la zo­na hay po­ten­cia­les pro­yec­tos mi­ne­ros eco­nó­mi­cos y sus­ten­ta­bles”.

Di­cho de­cre­to lle­vó a que dos com­pa­ñías que ha­bían so­li­ci­ta­do ser­vi­dum­bres en el lu­gar, y que en un prin­ci­pio fue­ron con­ce­di­das, lue­go fue­ran re­vo­ca­das por la Cor­te de Ape­la­cio­nes de An­to­fa­gas­ta, por lo que las fir­mas de­bie­ron -el año pa­sa­do- acu­dir a las má­xi­mas ins­tan­cias.

Una de ellas fue la so­cie­dad Mi­ne­ra Pam­pa Fé­nix -fi­lial de Mi­ne­ra Mi­chi­lla y de An­to­fa­gas­ta Mi­ne­rals- que lle­vó el ca­so has­ta la Cor­te Su­pre­ma. Y en sep­tiem­bre de 2016, en fa­llo di­vi­di­do, la re­so­lu­ción fue con­tra­ría a la mi­ne­ra por con­si­de­rar que la zo­na de re­ser­va de Tal­tal no fue crea­da so­la­men­te por la vía ad­mi­nis­tra­ti­va, sino en vir­tud de lo es­ta­ble­ci­do en dos ar­tícu­los -55 y 56- del De­cre­to Ley N° 1.939, que es­ta­ble­ce las Nor­mas so­bre Ad­qui­si­ción, Ad­mi­nis­tra­ción y Dis­po­si­ción de Bie­nes del Es­ta­do.

Si bien des­de la mi­ne­ra es­ti­man que no ge­ne­ra­rá gran im­pac­to en sus pro­yec­tos fu­tu­ros, si hay preo­cu­pa­ción por la ju­ris­pru­den­cia que de­ja, ya que un de­cre­to es­ta­ría pa­san­do por en­ci­ma de la pro­pie­dad mi­ne­ra.

Di­cha preo­cu­pa­ción tam­bién la ex­pre­só la So­na­mi, gre­mio que tam­bién cues­tio­nó los fun­da­men­tos de la de­ci­sión del má­xi­mo tri­bu­nal. “A nues­tro jui­cio, las dis­po­si­cio­nes ci­ta­das no cum­plen con los re­qui­si­tos exi­gi­dos para apli­car la re­ser­va le­gal: no in­cor­po­ra re­glas fran­cas y ex­plí­ci­tas res­pec­to de di­cha li­mi­ta­ción. Es así que no exis­te re­fe­ren­cia ni si­quie­ra abs­trac­ta a una li­mi­ta­ción al de­re­cho de pro­pie­dad; no se men­cio­na al­gún bien ju­rí­di­co pro­te­gi­do que ha­bi­li­te in­vo­car la re­ser­va le­gal ni se des­cri­be en qué

con­sis­ti­ría y a quié­nes afec­ta­ría di­cha li­mi­ta­ción”, in­di­có Her­nán­dez en la mi­si­va con­sig­na­da en el bo­le­tín.

Y aña­dió: “Nos en­con­tra­mos fren­te a una ju­ris­pru­den­cia gra­ví­si­ma para la in­dus­tria mi­ne­ra. Si bien la Cons­ti­tu­ción Po­lí­ti­ca es­ta­ble­ce la po­si­bi­li­dad de im­po­ner li­mi­ta­cio­nes al de­re­cho de pro­pie­dad con­si­de­ran­do su fun­ción so­cial, en es­te ca­so tal si­tua­ción ha si­do es­ta­ble­ci­da por vía ad­mi­nis­tra­ti­va –es de­cir, a tra­vés de un acuer­do en­tre dos mi­nis­te­rios– y no por la vía le­gal. Con lo an­te­rior se ve li­mi­ta­do se­ria­men­te el de­re­cho de pro­pie­dad mi­ne­ro, cu­yo ran­go es cons­ti­tu­cio­nal”.

Con­clu­ye, se­gún se lee, in­di­can­do que di­cha si­tua­ción “de­be re­ver­tir­se”. ” Va en con­tra del desa­rro­llo del sec­tor mi­ne­ro, uno de los prin­ci­pa­les mo­to­res para el cre­ci­mien­to so­cial y eco­nó­mi­co del país. Es al­ta­men­te in­con­ve­nien­te im­pe­dir el desa­rro­llo de la mi­ne­ría, por­que es fuen­te de re­cur­sos para el Es­ta­do, ge­ne­ra im­por­tan­tes en­ca­de­na­mien­tos pro­duc­ti­vos, in­clu­so en el sec­tor eléc­tri­co, y es ne­ce­sa­ria para in­cre­men­tar el em­pleo en la zo­na nor­te”.

“Es­ta si­tua­ción de­be re­ver­tir­se. Va en con­tra del desa­rro­llo del sec­tor mi­ne­ro, uno de los prin­ci­pa­les mo­to­res para el cre­ci­mien­to so­cial y eco­nó­mi­co del país” DIE­GO HER­NÁN­DEZ Pre­si­den­te DE SO­NA­MI

PU­BLI­CI­DAD

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.