Ti­po de cam­bio y co­bre

Pulso - - Intro - —por JO­SÉ TO­MÁS VA­LEN­TE— In­ves­ti­ga­dor Cla­pes UC @jt­va­len­te

AL­GO QUE lla­ma la aten­ción en el úl­ti­mo tiem­po es el com­por­ta­mien­to del pre­cio del co­bre y del ti­po de cam­bio. Es­ta­mos acos­tum­bra­dos a que el au­men­to del pre­cio del co­bre ven­ga aso­cia­do a apre­cia­cio­nes del pe­so chi­leno; sin em­bar­go, en el úl­ti­mo tiem­po he­mos si­do tes­ti­gos de có­mo am­bos va­lo­res se han ten­di­do a mo­ver en la mis­ma di­rec­ción, ¿por qué subió tan­to el pre­cio del co­bre co­mo el ti­po de cam­bio? Uno de los fac­to­res es el “efec­to Trump”.

Al sa­lir elec­to el con­tro­ver­ti­do mag­na­te de ca­be­lle­ra ru­bia, su pro­me­sa de im­ple­men­tar un po­ten­te plan de in­fra­es­truc­tu­ra to­mó re­le­van­cia. La ex­pec­ta­ti­va de un ma­yor gas­to fis­cal ge­ne­ró dos efec­tos, por un la­do au­men­tó la de­man­da es­pe­ra­da por el co­bre -por en­de au­men­tó su pre­cio-, pe­ro a su vez el ma­yor gas­to fis­cal au­men­tó las pro­yec­cio­nes de in­fla­ción, lo que ace­le­ra­ría el pro­ce­so de nor­ma­li­za­ción de ta­sas de la Fed: al su­bir las ta­sas lar­gas en EEUU se ha­ce más atrac­ti­vo el dó­lar y se de­pre­cia por en­de el res­to de las mo­ne­das res­pec­to a aquel. Pe­ro el ex can­di­da­to Trump no só­lo pro­me­tió un po­ten­te plan de in­fra­es­truc­tu­ra, tam­bién tra­jo con­sig­nas de ma­yor pro­tec­cio­nis­mo y ele­vó la in­cer­ti­dum­bre en va­rios ám­bi­tos.

Tan­to las me­di­das pro­tec­cio­nis­tas co­mo la in­cer­ti­dum­bre ge­ne­ran ma­yo­res ries­gos aso­cia­dos a los mer­ca­dos emer­gen­tes, lo que pro­vo­ca la bús­que­da de ins­tru­men­tos de in­ver­sión se­gu­ros y, por tan­to, la sa­li­da de ca­pi­ta­les des­de los mer­ca­dos emer­gen­tes. Re­sul­ta­do: el pe­so me­xi­cano se ha de­pre­cia­do un 10%, el real bra­si­le­ño un 7% y el pe­so chi­leno al­re­de­dor de un 3%. En con­clu­sión, no es que el au­men­to del pre­cio del co­bre no ge­ne­re apre­cia­cio­nes del pe­so chi­leno, sino que son otros los fac­to­res que han con­tra­rres­ta­do es­ta even­tual apre­cia­ción. ¿Qué pa­sa­rá con el dó­lar a me­diano y lar­go pla­zo? De­pen­de, en­tre otros fac­to­res, de có­mo evo­lu­cio­ne el gas­to fis­cal en EEUU y el res­to de las pro­me­sas de su pró­xi­mo Pre­si­den­te. ¿Y qué pa­sa­rá con el dó­lar en el cor­to pla­zo? Oja­lá los eco­no­mis­tas su­pié­ra­mos, ya que me en­con­tra­ría des­can­san­do en la pla­ya con un li­bro y una co­ca-co­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.