5 Compu­tación afec­ti­va o cog­ni­ti­va

Pulso - - Especial -

Sis­te­mas ca­pa­ces de cap­tu­rar y apren­der a par­tir de cual­quier ti­po de da­tos, ra­zo­nar con sen­ti­do, desa­rro­llar hipótesis pa­ra re­sol­ver pro­ble­mas com­ple­jos, e in­ter­ac­tuar con len­gua­je na­tu­ral. Esas son al­gu­nas de las ca­rac­te­rís­ti­cas de la lla­ma­da compu­tación afec­ti­va o cog­ni­ti­va, que bus­ca cam­biar la ma­ne­ra en que se in­ter­ac­túa con la tec­no­lo­gía. Si bien es­ta ten­den­cia es com­pa­ra­da a me­nu­do con la ciencia fic­ción, no es re­le­ga­da a las no­ve­las y películas. La reali­dad es que los usua­rios han em­pe­za­do a in­cor­po­rar­la en su ru­ti­na. ¿Có­mo? A tra­vés de apli­ca­cio­nes como Si­ri de Ap­ple, que es un ver­da­de­ro asis­ten­te di­gi­tal o la nue­va apues­ta de Goo­gle: Allo. En ese mar­co, la con­sul­to­ra IDC pre­di­ce que pa­ra el 2018, el 50% de los con­su­mi­do­res in­ter­ac­tua­rán con ser­vi­cios ba­sa­dos en compu­tación cog­ni­ti­va, úni­co ti­po de so­lu­ción ca­paz de pro­ce­sar y apro

ve­char can­ti­da­des ma­si­vas de da­tos Sin em­bar­go, Una de las má­qui­nas que más ha des­ta­ca­do a ni­vel de de­sa­rro­llo es Watson, de IBM que tie­ne la ca­pa­ci­dad de com­pren­der da­tos no es­truc­tu­ra­dos, que abar­can desde co­rreos elec­tró­ni­cos, li­bros, blogs, tweets, imá­ge­nes, vi­deos, mú­si­ca has­ta un sin­fín de for­ma­tos. Por ejem­plo, IBM Watson pue­de in­ge­rir 800 millones de pá­gi­nas de in­for­ma­ción por se­gun­do y tie­ne la ca­pa­ci­dad de en­ten­der in­for­ma­ción es­truc­tu­ra­da y no es­truc­tu­ra­da. El ob­je­ti­vo de apli­ca­cio­nes o compu­tado­res de es­te ti­po ra­di­ca en que ayu­dan a me­jo­rar la to­ma de de­ci­sio­nes y com­pren­der me­jor a las per­so­nas a tra­vés de los da­tos que ge­ne­ran. La­bor com­ple­ja si se con­si­de­ra que to­dos los días 2.500 millones de gi­gaby­tes de da­tos son ge­ne­ra­dos. Ya hay mu­chos pro­yec­tos en mar­cha. Por ejem­plo, ha sur­gi­do una se­rie de em­pre­sas que usan el re­co­no­ci­mien­to de ex­pre­sio­nes fa­cia­les pa­ra eva­luar ob­je­ti­va­men­te la res­pues­ta emo­cio­nal de las per­so­nas con res­pec­to a anun­cios pu­bli­ci­ta­rios, jue­gos, per­fu­mes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.