And the Oscar goes to… Do­llar In­dex

Des­de ha­ce ya unos me­ses, pe­ro es­pe­cial­men­te en las úl­ti­mas se­ma­nas el pro­ta­go­nis­ta in­du­da­ble del mer­ca­do ha si­do el dó­lar.

Pulso - - Trader -

POR su nue­vo má­xi­mo en los úl­ti­mos 13 años, por sus diez cie­rres po­si­ti­vos con­se­cu­ti­vos y por su ga­nan­cia su­pe­rior al 3% en el úl­ti­mo mes en­tre otros mé­ri­tos.

Des­de ha­ce ya unos me­ses, pe­ro es­pe­cial­men­te en las úl­ti­mas se­ma­nas el pro­ta­go­nis­ta in­du­da­ble del mer­ca­do es­tá sien­do el dó­lar. Un dó­lar que ha ace­le­ra­do su rit­mo de apre­cia­ción con­tra ca­si to­das las di­vi­sas. Con­tra el eu­ro bus­can­do la pa­ri­dad que per­dió en 2003, con­tra el yen su­peran­do los 110 ye­nes por dó­lar y con­tra la li­bra hun­dién­do­la en te- rreno des­co­no­ci­do, eso sí, con la ayu­da del Bre­xit que ha de­pre­cia­do a la li­bra por sí mis­ma. Pe­ro es­te fe­nó­meno de for­ta­le­za tam­bién se ha pro­du­ci­do fue­ra de la ór­bi­ta de las di­vi­sas prin­ci­pa­les y así lo re­fle­jan la ma­yo­ría de los cru­ces.

Al cie­rre de la se­ma­na pa­sa­da co­ti­za­ba en 101,30, des­pués de en­ca­de­nar 10 se­sio­nes con­se­cu­ti­vas al al­za y con­si­guien­do un nue­vo má­xi­mo que no su­pe­ra­ba des­de mar­zo de 2003. Es­ta subida se ha vis­to ace­le­ra­da con la vic­to­ria de Trump y tam­bién ha si­do de ayu­da el que el mer­ca­do es­té des­con­tan­do una subida de ta­sas de in­te­rés en el dó­lar a juz­gar por las de­cla­ra­cio­nes de Ye­llen del pa­sa­do jue­ves. En el úl­ti­mo mes, el ín­di­ce ha ga­na­do 3,5% y 2,5% en la úl­ti- ma se­ma­na. La re­va­lo­ri­za­ción al­can­za más de 40% en los úl­ti­mos ocho años.

En cuan­to a su uti­li­dad, el dó­lar in­dex se pue­de usar co­mo re­fe­ren­cia di­rec­ta a fa­vor o en con­tra del dó­lar, pe­ro tam­bién pa­ra po­si­cio­nar­se en otras di­vi­sas de su ca­nas­ta en fun­ción de co­rre­la­ción, ex­pec­ta­ti­va de ti­pos de in­te­rés, in­fla­ción,... se pue­den crear po­si­cio­nes sin­té­ti­cas com­pran­do o ven­dien­do el ín­di­ce y ha­cien­do lo con­tra­rio con sus com­po­nen­tes. Tam­bién es de re­fe­ren­cia pa­ra el mer­ca­do de bo­nos y oro, en el que dó­lar, bo­nos y oro man­tie­nen una al­ta co­rre­la­ción y nos per­mi­te po­si­cio­nar­nos en el ac­ti­vo que vea­mos es­tá más re­tra­sa­do siem­pre, cla­ro es­tá, que se man­ten­ga la co­rre­la­ción.

El dó­lar in­dex es un ac­ti- vo muy in­tere­san­te y atrac­ti­vo pa­ra los in­ver­sio­nis­tas que re­fle­ja de una for­ma glo­bal la for­ta­le­za o de­bi­li­dad del dó­lar. Los in­ver­sio­nis­tas pue­den to­mar po­si­cio­nes lar­gas del ín­di­ce si creen que se­gui­rá su ten­den­cia de for­ta­le­za o por el con­tra­rio si creen que ha subido muy rá­pi­do o que es­tá en ni­ve­les muy al­tos y creen que se va a de­bi­li­tar po­si­cio­nar­se cor­tos es­pe­ran­do ese ajus­te.

Por tan­to, es al­go más que un sim­ple ac­ti­vo del mer­ca­do de fo­rex. Es un ac­ti­vo de re­fe­ren­cia pa­ra di­vi­sas, oro, bo­nos y un in­di­ca­dor de si­tua­cio­nes glo­ba­les de sa­lud o cri­sis mun­dial que eva­lúa flu­jos de ca­pi­ta­les y nos pue­de ayu­dar a en­con­trar opor­tu­ni­da­des de in­ver­sión.

El au­tor es di­rec­tor eje­cu­ti­vo de AvaT­ra­de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.