Trump can­ce­la ci­ta con New York Ti­mes y lue­go se arre­pien­te

El pre­si­den­te elec­to tam­bién to­mó dis­tan­cia del mo­vi­mien­to “alt-right”.

Pulso - - Actualidad & Politica -

política que mo­ti­vó la res­pues­ta ne­ga­ti­va de la in­sur­gen­cia.

Por su par­te el je­fe del equi­po ne­go­cia­dor del Go­bierno, Hum­ber­to de la Ca­lle, di­jo que an­te la fal­ta de un acuer­do y de apo­yo de la opo­si­ción se de­be pro­ce­der a fir­mar el pac­to en­tre San­tos y el má­xi­mo lí­der de las FARC, Ro­dri­go Lon­do­ño, alias “Ti­mo­chen­ko”, pa­ra evi­tar di­la­cio­nes que pon­gan en ries­go el acuer­do de paz.

La fir­ma del nue­vo acuer­do, en lu­gar y fe­cha por de­fi­nir, per­mi­ti­rá la re­fren­da­ción po­si­ble­men­te a tra­vés del Con­gre­so y su im­ple­men­ta­ción pa­ra que unos 7.000 com­ba­tien­tes de las FARC de­jen las ar­mas y con­for­men un par­ti­do po­lí­ti­co, des­pués de 52 años de una vio­len­ta con­fron­ta­ción que ha de­ja­do unos 220.000 muer­tos y mi­llo­nes de des­pla­za­dos.

El ines­pe­ra­do re­sul­ta­do del ple­bis­ci­to obli­gó a San­tos a ini­ciar un diá­lo­go con la opo­si­ción política y a re­abrir las dis­cu­sio­nes en Cu­ba con las FARC pa­ra mo­di­fi­car el acuer­do que in­clu­ye sen­si­ble te­mas de desa­rro­llo ru­ral y agri­cul­tu­ra, política, lu­cha con­tra el nar­co­trá­fi­co, jus­ti­cia y un ce­se bi­la­te­ral y de­fi­ni­ti­vo del fue­go. Do­nald Trump asu­mi­rá su car­go el 20 de enero. — El pre­si­den­te elec­to de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump, can­ce­ló de for­ma abrup­ta una reunión pre­vis­ta pa­ra ayer con el dia­rio The New York Ti­mes, al que ha cri­ti­ca­do con fre­cuen­cia, que­ján­do­se en men­sa­jes ma­tu­ti­nos por Twit­ter de su co­ber­tu­ra inexac­ta y su “tono des­agra­da­ble”. Sin em­bar­go, des­pués de arre­pin­tió y vi­si­tó la re­dac­ción del dia­rio.

Trump apro­ve­chó la ins­tan­cia pa­ra dis­tan­ciar­se del mo­vi­mien­to de­no­mi­na­do ‘al­tright’, de ul­tra­de­re­cha, que le brin­dó apo­yo en la cam­pa­ña elec­to­ral. “Lo des­au­to­ri­zo y lo con­deno”, di­jo Trump so­bre ese mo­vi­mien­to.

En la en­tre­vis­ta con el New York Ti­mes, Trump ha­bló de su ten­sa re­la­ción con el me­dio, y men­cio­nó al­gu­nos nom­bres que po­drían in­te­grar su ga­bi­ne­te. Tam­bién apro­ve­chó la ins­tan­cia pa­ra ne­gar que Ste­ve Ban­non, su nue­vo ase­sor sea un ra­cis­ta de ex­tre­ma de­re­cha.

La in­de­ci­sión del man­da­ta­rio elec­to de vi­si­tar al pe­rió­di­co de EEUU se pro­du­jo un día des­pués de que se reunie­ra en Nue­va York con pre­sen­ta­do­res te­le­vi­si­vos, eje­cu­ti­vos de la in­dus­tria de los me- Hi­llary Clin­ton. El pre­si­den­te elec­to di­jo que no bus­ca­rá pro­ce­sar a la ex can­di­da­ta de­mó­cra­ta. dios y re­por­te­ros, en una se­sión des­cri­ta por The Was­hing­ton Post co­mo dispu­tada, pe­ro res­pe­tuo­sa en ge­ne­ral. Trump se­ña­ló en par­ti­cu­lar la co­ber­tu­ra de su cam­pa­ña he­cha por CNN y NBC, que con­si­de­ró in­jus­ta, in­di­có el Post, ci­tan­do a cua­tro par­ti­ci­pan­tes del en­cuen­tro.

Co­mo can­di­da­to pre­si­den­cial, Trump se que­jó de las co­ber­tu­ras de no­ti­cias po­co ha­la­ga­do­ras, aun­que si­guió sien­do ac­ce­si­ble a cier­tos re­por­te­ros, in­clui­dos va­rios del Ti­mes. En un mo­men­to lle­gó a im­pe­dir que el Post, Buzz­feed y Po­li­ti­co re­ci­bie­ran cre­den­cia­les pa­ra asis­tir a sus ac­tos. AGENCIAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.