Una re­nun­cia más que es­pe­ra­da

Da­da la al­ta re­le­van­cia de la ta­rea de agen­te en el mar­co de la de­man­da bo­li­via­na, es po­si­ti­vo que la re­nun­cia de Jo­sé Mi­guel Insulza ha­ya sin­ce­ra­do una si­tua­ción que era to­tal­men­te es­pe­ra­da.

Pulso - - Opinion -

AYER EN LA MA­ÑA­NA fi­nal­men­te el can­ci­ller He­ral­do Mu­ñoz oficializó la sa­li­da de Jo­sé Mi­guel Insulza co­mo agen­te de Chi­le an­te La Ha­ya, nom­bran­do en su re­em­pla­zo a Clau­dio Gross­man, ac­tual co­agen­te en la de­man­da. Dos ho­ras más tar­de y en una con­fe­ren­cia de pren­sa, el ex mi­nis­tro del In­te­rior de la ad­mi­nis­tra­ción de Ri­car­do La­gos y ex se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la OEA con­fir­mó su as­pi­ra­ción pre­si­den­cial, afir­man­do es­tar dis­po­ni­ble para las de­ci­sio­nes del Par­ti­do So­cia­lis­ta para ele­gir can­di­da­to.

Fue en no­viem­bre del año pa­sa­do que Insulza asu­mió sus fun­cio­nes co­mo agen­te, mo­men­to en que la Pre­si­den­ta Ba­che­let se­ña­la­ba que se ini­cia- ba una se­gun­da fa­se de la de­fen­sa chi­le­na en el mar­co de la de­man­da bo­li­via­na por ac­ce­so so­be­rano al mar. No obs­tan­te, y pe­se a em­po­de­rar­se del car­go, su fi­gu­ra es­tu­vo mar­ca­da des­de el prin­ci­pio por la po­si­bi­li­dad de que op­ta­ra por un car­go de elec­ción po­pu­lar, fi­gu­ran­do des­pués co­mo uno de los pre­can­di­da­tos del PS a la Pre­si­den­cia del país.

Da­da la al­ta re­le­van­cia que tie­ne la ta­rea de agen­te para Chi­le, re­sul­ta po­si­ti­vo que se ha­ya sin­ce­ra­do una si­tua­ción que era del to­do es­pe­ra­da. De esa ma­ne­ra se evi­tan los cues­tio­na­mien­tos ha­cia un car­go que es emi­nen­te­men­te téc­ni­co y so­bre el que no de­be exis­tir la du­da de que pue­da ser uti­li­za­do co­mo pla­ta­for­ma elec­to­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.