Chi­na invierte US$2.200 mills. en Ve­ne­zue­la pa­ra ac­ce­der a re­ser­vas de cru­do

El acuer­do, que re­pre­sen­ta el pri­mer apo­yo eco­nó­mi­co de par­te de Chi­na es­te año, ayu­da­ría a Ve­ne­zue­la a re­ver­tir una dis­mi­nu­ción en la pro­duc­ción de pe­tró­leo.

Pulso - - Economia & Dinero -

—La de­ci­sión de Chi­na de invertir US$2.200 mi­llo­nes en Ve­ne­zue­la pa­ra ob­te­ner una ma­yor par­te de la pro­duc­ción de cru­do re­ve­la un de­seo de de­jar de la­do las lu­chas po­lí­ti­cas del país su­da­me­ri­cano, en tan­to se ase­gu­ra el ac­ce­so a sus vas­tas re­ser­vas de pe­tró­leo.

El acuer­do, que re­pre­sen­ta el pri­mer apo­yo eco­nó­mi­co de Chi­na es­te año al atri­bu­la­do país su­da­me­ri­cano, ayu­da­ría a Ve­ne­zue­la a re­ver­tir una dis­mi­nu­ción en la pro­duc­ción de pe­tró­leo me­dian­te la me­jo­ra de su in­fraes­truc­tu­ra. A cam­bio, Ve­ne­zue­la pro­me­te­ría en­viar a su ma­yor acree­dor aún más pe­tró­leo –800.000 ba­rri­les dia- rios– com­pa­ra­do con los cer­ca de 550.000 ba­rri­les de sep­tiem­bre. El acuer­do fi­na­li­za­rá a mediados de diciembre.

Mien­tras los ba­jos pre­cios del cru­do arrui­nan la eco­no­mía ve­ne­zo­la­na y el Pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro lucha por man­te­ner su con­trol so­bre el po­der, Chi­na es­tá pres­tan­do ma­yor aten­ción a as­pec­tos co­mo la es­ta­bi­li­dad fiscal y el ries­go po­lí­ti­co de sus prés­ta­mos en el ex­tran­je­ro. El ma­yor es­cru­ti­nio po­dría com­pli­car su com­pro­mi­so de des­ple­gar US$60.000 mi­llo­nes a lo lar­go de Áfri­ca du­ran­te los pró­xi­mos tres años, ya que gran par­te de los prés­ta­mos pre­fe­ren­cia­les e in­ver­sio­nes res­pal­da­das por el Es­ta­do se en­cuen­tran en paí­ses que de­pen­den en gran me­di­da de las ex­por­ta­cio­nes de pro­duc­tos bá­si­cos.

Si bien Ma­du­ro to­mó el acuer­do de Ve­ne­zue­la co­mo una prue­ba del com­pro­mi­so de Chi­na, su en­fo­que en la pro­duc­ción de pe­tró­leo ilus­tra el re­ce­lo que tie­ne Bei­jing de asu­mir más ries­gos con un go­bierno so­cia­lis­ta que es­tá lu­chan­do por evi­tar un de­fault. El financiamiento de la in­fraes­truc­tu­ra pe­tro­le­ra ayu­da a Chi­na a ase­gu­rar su pre­sen­cia a lar­go pla­zo en un país que al­ber­ga las ma­yo­res re­ser­vas de cru­do co­no­ci­das ac­tual­men­te y que for­ma par­te del pa­tio tra­se­ro es­tra­té­gi­co de Es­ta­dos Uni­dos.

FLU­JOS PE­TRO­LE­ROS. “Lo más im­por­tan­te es ase­gu­rar que no se in­te­rrum­pa el flu­jo de pe­tró­leo”, di­jo Mei Xin­yu, in­ves­ti­ga­dor se­nior del Mi­nis­te­rio de Co­mer­cio de Chi­na. “La si­tua­ción po­lí­ti­ca pa­sa a un se­gun­do plano fren­te a la im­por­tan­cia que tie­ne la pro­duc­ción pe­tro­le­ra. In­clu­so si el par­ti­do de la opo­si­ción asu­me el po­der en el fu­tu­ro, es­te to­da­vía ne­ce­si­ta­rá de los prés­ta­mos chi­nos pa­ra ex­traer el pe­tró­leo”.

Los pró­xi­mos acuer­dos en­tre los dos paí­ses pro­ba­ble­men­te se­gui­rán el mis­mo mo­de­lo. Chi­na pro­por­cio­na­rá asis­ten­cia pa­ra me­jo­rar las ins­ta­la­cio­nes pe­tro­le­ras y man­ten­drá las ex­por­ta­cio­nes, di­jo Mei. Un do­cu­men­to po­lí­ti­co so­bre Amé­ri­ca La­ti­na pu­bli­ca­do el jue­ves por el Mi­nis­te­rio de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res di­ce que Chi­na es­tá dis­pues­ta a “ex­plo­rar ac­ti­va­men­te” me­ca­nis­mos pa­ra el su­mi­nis­tro a lar­go pla­zo de re­cur­sos ener­gé­ti­cos pa­ra así re­du­cir el im­pac­to de los ries­gos eco­nó­mi­cos ex­ter­nos.

Las de­ci­sio­nes se pro­du­cen a me­di­da que el des­bo­que de la in­fla­ción y la con­trac­ción de la eco­no­mía de­jan a Ve­ne­zue­la ca­da vez más cer­ca del de­fault. BLOOM­BERG El financiamiento de la in­fraes­truc­tu­ra pe­tro­le­ra ayu­da a Chi­na a ase­gu­rar su pre­sen­cia a lar­go pla­zo en el país con las ma­yo­res re­ser­vas de cru­do.

FOTO: BLOOM­BERG

Ve­ne­zue­la en­fren­ta una in­fla­ción des­con­tro­la­da y una con­trac­ción de su eco­no­mía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.