“Me pa­re­ce que hay que mo­di­fi­car los me­ca­nis­mos de cálcu­lo de las pen­sio­nes”

—El ex pre­si­den­te de AFP Ha­bi­tat ad­vier­te que hay que re­du­cir la ta­bla de mor­ta­li­dad pa­ra re­cal­cu­lar las pen­sio­nes de las per­so­nas. —Di­ce que si bien la opción de des­ti­nar la co­ti­za­ción adi­cio­nal a las cuen­tas in­di­vi­dua­les es sa­lu­da­ble, no so­lu­cio­na el pr

Pulso - - Front Page - JO­SÉ AN­TO­NIO GUZ­MÁN Ex pre­si­den­te AFP Ha­bi­tat y CPC

ES­TE jue­ves, en el mar­co del se­mi­na­rio por el ani­ver­sa­rio de PUL­SO, el ex pre­si­den­te de AFP Ha­bi­tat y de la Con­fe­de­ra­ción de la Pro­duc­ción y del Co­mer­cio (CPC), Jo­sé An­to­nio Guz­mán, se re­fi­rió a las vir­tu­des y falencias de la ac­tual dis­cu­sión res­pec­to al sistema de pen­sio­nes. Ad­vir­tió que es­tos pro­ble­mas ya se es­ta­ban vien­do des­de ha­ce cua­tro años, por lo que ya era ho­ra de poner el te­ma so­bre la me­sa.

Si bien ve co­mo po­si­ti­vo el que ha­ya cier­tos con­sen­sos bá­si­cos en au­men­tar la co­ti­za­ción, su ma­yor preo­cu­pa­ción se tra­du­ce en que las me­di­das en dis­cu­sión no so­lu­cio­na­rían los pro­ble­mas de las pen­sio­nes de la gen­te hoy. Aña­de que la me­jor al­ter­na­ti­va es que la pro­pues­ta de su­bir en 5 pun­tos por­cen­tua­les la co­ti­za­ción va­ya a las cuen­tas in­di­vi­dua­les de las per­so­nas.

En esa lí­nea, pro­po­ne mo­di­fi­car los me­ca­nis­mos de cálcu­lo de las pen­sio­nes pa­ra que no se mi­dan en fun­ción de una lon­ge­vi­dad ar­ti­fi­cial. “Y quie­nes ten­gan una vi­da su­pe­rior a las ex­pec­ta­ti­vas sean cu­bier­tas por un se­gu­ro”, re­cal­ca.

Res­pec­to al nue­vo Pre­si­den­te elec­to de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump, pre­vé que no se­rá un pe­li­gro pa­ra las ad­mi­nis­tra­do­ras de fon­do, por­que “so­bre las me­di­das pro­tec­cio­nis­tas yo ten­go mis se­rias dudas del al­can­ce que pue­dan lle­gar a te­ner, ya que, en de­fi­ni­ti­va, la glo­ba­li­za­ción del mundo es un pro­ce­so irre­ver­si­ble”.

¿Cuá­les son las prin­ci­pa­les falencias del Go­bierno ac­tual?

—Las prin­ci­pa­les falencias son el ab­so­lu­to des­pre­cio por el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co del país. Yo creo que es­te es un te­ma muy im­por­tan­te que es­tá afec­tan­do y va a se­guir afec­tan­do en los pró­xi­mos años. El Es­ta­do y los pri­va­dos no van a te­ner los re­cur­sos su­fi­cien­tes pa­ra ge­ne­rar em­pleo, pa­ra cur­sar nue­vas po­lí­ti­cas so­cia­les y so­lu­cio­nar pro- ble­mas muy profundos co­mo es el ca­so de las pen­sio­nes que es­tán ac­tual­men­te en el de­ba­te.

¿Cuál es su apre­cia­ción res­pec­to a la pro­ble­má­ti­ca del sistema de pen­sio­nes?

—Me aleg­ra que el te­ma se ha­ya pues­to fi­nal­men­te so­bre la me­sa, por­que hay que par­tir so­lu­cio­nán­do­lo aho­ra; aun­que sean di­fí­ci­les las so­lu­cio­nes, en al­gún mo­men­to hay que ha­cer­las. Yo me acuer­do ha­ber di­cho es­to cuan­do era pre­si­den­te de Ha­bi­tat, por­que son pro­ble­mas que es­ta­mos vien­do des­de ha­ce cua­tro años , pe­ro no fue to­ma­do en se­rio en el sig­ni­fi­ca­do que es­to te­nía.

El sub­se­cre­ta­rio de Ha­cien­da di­jo que el 5% adi­cio­nal de­be ser de pro­pie­dad de los afi­lia­dos, lo que fue in­ter­pre­ta­do co­mo des­ti­nar el di­ne­ro a las cuen­tas in­di­vi­dua­les, lo que lue­go fue ma­ti­za­da por el ministro Val­dés. ¿Có­mo eva­lúa esa po­lé­mi­ca?

—He­mos sos­te­ni­do que el in­cre­men­to de la co­ti­za­ción de­be ir a las cuen­tas in­di­vi­dua­les, por­que sino es­ta­mos chu­tean­do el pro­ble­ma de la gen­te pa­ra más ade­lan­te. Una de las preo­cu­pa­cio­nes que ten­go es que esa me­di­da, que creo que es sa­lu­da­ble, no so­lu­cio­ne los pro­ble­mas de las pen­sio­nes de la gen­te hoy día, que es por lo que se es­tán ge­ne­ran­do las protestas.

¿Có­mo so­lu­cio­na­ría el pro­ble­ma de las ba­jas pen­sio­nes ac­tua­les?

—Me pa­re­ce que hay que mo­di­fi­car los me­ca­nis­mos de cálcu­lo de las pen­sio­nes, de ma­ne­ra que las pen­sio­nes de los que hoy día son pen­sio­na­dos no se cal­cu­len en fun­ción de una lon­ge­vi­dad ab­so­lu­ta­men­te ar­ti­fi­cial, co­mo el ca­so de las ta­blas de mor­ta­li­dad que im­pli­can re­par­tir el aho­rro acu­mu­la­do en una ex­pec­ta­ti­va de vi­da me­dia­na­men­te lar­ga y en con­se­cuen­cia la pen­sión es muy baja. Se de­be­ría re­du­cir esa ta­bla pa­ra efec­tos de re­cal­cu­lar las pen­sio­nes de las per­so­nas hoy día. Y quie­nes ten­gan una vi­da su­pe­rior a las ex­pec­ta­ti­vas, sean cu­bier­tas por un se­gu­ro. Esa es la for­ma que yo creo que es más fá­cil y más con­ve­nien­te y que be­ne­fi­cia­ría a las per­so­nas hoy día y en el fu­tu­ro.

¿En ese ca­so, las AFP asu­mi­rían más ries­gos pa­ra po­der dar­le me­jor ren­ta­bi­li­dad a las per­so­nas?

—Las AFP tie­nen que cum­plir su fun­ción de otor­gar le la ma­yor ren­ta­bi­li­dad po­si­ble a los aho­rros que les son con­fia­dos, de ma­ne­ra que la pen­sión de las per­so­nas sea la más al­ta po­si­ble. Lo im­por­tan­te es que ese aho­rro sea cal­cu­la­do so­bre la ba­se de una ex­pec­ta­ti­va real de vi­da. Si las per­so­nas tie­nen una so­bre vi­da que eso sea cu­bier­to por un se­gu­ro. Es un asun­to que se de­be es­tu­diar, pe­ro yo in­sis­to en que no se pue­de im­pul­sar una re­for­ma que no con­tem­ple me­jo­rar­le hoy las pen­sio­nes a las per­so­nas.

Es el sistema de pen­sio­nes el que tie­ne que ser mo­di­fi­ca­do, más que el sistema de AFP.

¿Qué as­pec­tos po­si­ti­vos res­ca­ta de la dis­cu­sión en torno al sistema de pen­sio­nes?

—Veo co­mo po­si­ti­vo que ha­ya cier­tos con­sen­sos bá­si­cos en au­men­tar la co­ti­za­ción. Con la co­ti­za­ción del 10% evi­den­te­men­te era im­po­si­ble lo­grar pen­sio­nes ade­cua­das o con­for­me a las ex­pec­ta­ti­vas que la gen­te se ha­bía for­ma­do. Va­mos a ver có­mo se im­ple­men­ta eso de aho­ra en ade­lan­te, por­que no exis­te cla­ri­dad to­da­vía, hay una dis­cu­sión en torno al in­cre­men­to de las co­ti­za­cio­nes que de­be ir a un fon­do so­li­da­rio o a las cuen­tas in­di­vi­dua­les de las per­so­nas. —No creo que sea pa­ra na­da ca­tas­tró­fi­co. De­pen­de de dón­de ten-

PRO­PUES­TA EN PEN­SIO­NES “Que las pen­sio­nes no se cal­cu­len en fun­ción de una lon­ge­vi­dad ab­so­lu­ta­men­te ar­ti­fi­cial”.

LON­GE­VI­DAD “Si las per­so­nas tie­nen una so­bre vi­da que eso sea cu­bier­to por un se­gu­ro”.

¿FALENCIAS DEL GO­BIERNO? “Las prin­ci­pa­les falencias son el ab­so­lu­to des­pre­cio por el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co del país”.

gan sus pen­sio­nes las ad­mi­nis­tra­do­ras de fon­dos de pen­sión. Si se su­ben al ca­rro co­rrec­to de in­ver­sio­nes pue­de ser un be­ne­fi­cio. No creo que ten­ga na­da que ver con el Pre­si­den­te.

¿Pe­ro no le preo­cu­pan las me­di­das pro­tec­cio­nis­tas que po­dría im­po­ner el nue­vo Pre­si­den­te?

—So­bre las me­di­das pro­tec­cio­nis­tas yo ten­go mis se­rias dudas del al­can­ce que pue­dan lle­gar a te­ner, por­que en de­fi­ni­ti­va la glo­ba­li­za­ción del mundo es un pro­ce­so irre­ver­si­ble. Así co­mo hay in­dus­trias de otros paí­ses que afec­tan a pro­duc­to­res nor­te­ame­ri­ca­nos, también si se cie­rra la eco­no­mía afec­ta a otros pro­duc­to­res nor­te­ame­ri­ca­nos que ex­por­tan; en­ton­ces, el jue­go del co­mer­cio in­ter­na­cio­nal es muy abier­to y tie­ne dos ca­ras, así es que yo la ver­dad no creo que eso va­ya a lle­gar muy le­jos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.