“Mi con­tri­bu­ción po­dría ser me­jor en el Se­na­do. En la Cá­ma­ra me sen­ti­ría co­mo un vie­jo en el kin­der­gar­ten”

—El em­pre­sa­rio, quien ter­mi­na­rá su la­zo con BTG Pac­tual, ade­lan­ta que en los pró­xi­mos 12 me­ses se de­di­ca­rá a for­mar Ciu­da­da­nos. —El so­cio de la en­ti­dad de ca­pi­ta­les bra­si­le­ños apun­ta a un pues­to en el Se­na­do.

Pulso - - Front Page - JOR­GE ERRÁ­ZU­RIZ So­cio BTG Pac­tual

—“Si la po­si­ción de Pi­ñe­ra es cap­tu­ra­da por po­si­cio­nes con­ser­va­do­res de la de­re­cha, me voy a abs­te­ner”, se­ña­la en­fá­ti­co Jor­ge Errá­zu­riz, el em­pre­sa­rio que jun­to a Juan An­drés Ca­mus -hoy pre­si­den­te de la Bol­sa de Co­mer­cio- for­mó Cel­fin Ca­pi­tal en 1988, ven­dió la en­ti­dad en 2012 a BTG Pac­tual y que hoy es­tá prác­ti­ca­men­te fue­ra del ban­co de in­ver­sión. Con lo ojos pues­tos en la po­lí­ti­ca des­de ha­ce años, Errá­zu­riz ade­lan­ta que du­ran­te el pró­xi­mo año se de­di­ca­rá por com­ple­to a la for­ma­ción del par­ti­do Ciu­da­da­nos, el cual con­gre­ga en­tre sus fi­las a An­drés Velasco. En es­te es­ce­na­rio, el em­pre­sa­rio ana­li­za la po­si­bi­li­dad de lle­gar al Congreso, si­guien­do los pa­sos de su pa­dre y abue­lo, pe­ro también co­men­ta el con­tex­to que hoy en­fren­ta el país. De pa­so, sos­tie­ne que el dis­cur­so de Gui­llier se acer­ca al po­pu­lis­mo de Trump, pe­ro ase­gu­ra que Chi­le en­fren­ta a me­diano pla­zo un fu­tu­ro po­si­ti­vo.

¿Ve un cam­bio de rum­bo en el país de ca­ra a las pró­xi­mas elecciones?

—De to­das ma­ne­ras. En la pri­me­ra vuel­ta creo que ha­brá en­tre ocho y diez can­di­da­tos, pa­ra en una se­gun­da eta­pa que­dar dos. Creo que que­da­rían Gui­llier y Pi­ñe­ra. Hoy día la sen­sa­ción que hay es que Pi­ñe­ra se­ría el ga­na­dor en una se­gun­da vuel­ta, pe­ro de acá a esa fe­cha pue­den pa­sar mu­chas co­sas, de par­ti­da que no sea can­di­da­to. También veo que el es­ti­lo de Gui­llier se es­tá pa­re­cien­do más a Trump. Es­tá atre­vién­do­se a de­cir co­sas po­lí­ti­ca­men­te in­co­rrec­tas, es­to del Alz­hei­mer es una co­sa pe­que­ña, pe­ro es uti­li­zar lo que ha si­do exi­to­so hoy, que es de­cir co­sas in­co­rrec­tas, y con un gra­do de po­pu­lis­mo gran­de. Mi teo­ría es que es muy di­fí­cil pe­lear­le al po­pu­lis­mo, por­que ofre­ce so­lu­cio­nes rá­pi­das a co­sas que le im­por­tan a la gen­te, irres­pon­sa­bles mu­chas de ellas, co­mo es­ta campaña No+AFP, cuan­do el pro­ble­ma es no más pen­sio­nes ma­las. Eso in­di­ca que es­ta­mos en un am­bien­te de po­pu­lis­mo, don­de el gran des­pres­ti­gio de los par­ti­dos po­lí­ti­cos ayu­da a es­te fe­nó­meno. A pe­sar de to­do, soy optimista y el es­ce­na­rio en Chi­le a me­diano pla­zo es po­si­ti­vo.

¿En­tre esos diez can­di­da­tos, es­tá An­drés Velasco?

—No lo pue­do de­cir aún, pe­ro ha­brá un can­di­da­to de Sen­ti­do Fu­tu­ro, que es la alian­za con Am­pli­tud. Es­tá Se­bas­tián Si­chel, es po­co co­no­ci­do, pe­ro es­ta­mos en una eta­pa de for­mar el par­ti­do Ciu­da­da­nos, es­ta­mos atra­sa­dos, pe­ro por otro la­do es un pro­yec­to de me­diano a lar­go pla­zo.

En una se­gun­da vuel­ta ¿Ciu­da­da­nos apo­ya­ría a Gui­llier o Pi­ñe­ra?

—Cuan­do ocu­rren se­gun­das vuel­tas mu­chas ve­ces pue­des dar li­ber­tad, así que la pre­gun­ta es dis­tin­ta. ¿De los dos, cuál se­rá ca­paz de con­quis­tar la voluntad de los sim­pa­ti­zan­tes de la po­si­ción de cen­tro de Ciu­da­da­nos? Por un la­do veo di­fí­cil que Gui­llier lo lo­gre por­que su po­si­ción po­pu­lis­ta es lo más le­jano que hay a Ciu­da­da­nos, no lo veo por nin­gún la­do, no pue­de ha­cer nin­gún gui­ño al mo­vi­mien­to. En el ca­so de Pi­ñe­ra, si es­tá cap­tu­ra­do por una po­si­ción de de­re­cha, de una de­re­cha que pue­de ser exi­to­sa por­que hay des­con­ten­to con el ac­tual Go­bierno, lo veo también muy di­fí­cil, por­que la po­si­ción de Ciu­da- da­nos es fuer­te en lo eco­nó­mi­co y so­cial en cuan­to a li­ber­ta­des, en­ton­ces vo­tar por un can­di­da­to que no ten­ga un po­si­ción li­be­ral en lo so­cial, sino cap­tu­ra­do por po­si­cio­nes con­ser­va­do­ras, co­mo de la UDI, o de una RN muy in­fluen­cia­da por Car­los La­rraín, lo veo di­fí­cil. Creo que Pi­ñe­ra po­dría per­fec­ta­men­te in­de­pen­di­zar­se de eso, por­que po­drían vo­tar por él de to­das for­mas.

¿Y us­ted, a quién apo­ya­ría?

—Voy a vo­tar de esa ma­ne­ra, si la po­si­ción de Pi­ñe­ra es cap­tu­ra­da por po­si­cio­nes con­ser­va­do­res de la de­re­cha, me voy a abs­te­ner.

¿Có­mo ve el rum­bo de la eco­no­mía del país?

—Si el Go­bierno de Ba­che­let du­ra­ra tres años más, es­ta­ría­mos pé­si­mo. La si­tua­ción eco­nó­mi­ca se es­tá es­ta­bi­li­zan­do por­que es­ta­mos lle­gan­do al fin. Si en los pró­xi­mos seis me­ses se ven pro­ba­bi­li­da­des más o me­nos gran­des que de no va a ser la Nue­va Ma­yo­ría (la que go­bier­ne), que no va a ser Gui­llier, pue­de ha­ber un re­pun­te por­que los mercados se ade­lan­tan. No es que la si­tua­ción ha­ya me­jo­ra­do, sino que me­jo­ran las ex­pec­ta­ti­vas. Lo que afec­tó a es­te Go­bierno en el la­do eco­nó­mi­co, fue­ron las ex­pec­ta­ti­vas, no só­lo de los in­ver­sio­nis­tas, por­que los con­su­mi­do­res tam­po­co han te­ni­do con­fian­za. Los in­ver­sio­nis­tas han sa­li­do a invertir fue­ra de Chi­le, y los con­su­mi­do­res han de­di­ca­do es­te tiem­po a ba­jar sus deu­das y eso se no­ta.

¿Cuá­les son tus de­fi­ni­cio­nes pa­ra tu fu­tu­ro?

—Es­toy to­man­do un com­pro­mi­so per­so­nal de de­di­car­me do­ce me­ses a la po­lí­ti­ca en Ciu­da­da­nos. Ese tiem­po ayu­da­ré e a que se for­me el par­ti­do, pa­ra mí es un em­pren­di­mien­to po­lí­ti­co que hay que ayu­dar 24/7 a tra­vés del país, hay que con­se­guir re­cur­sos, ad­he­ren­tes, y con- ven­cer­los de ser can­di­da­tos. Pe­ro en lo per­so­nal, ten­go la con­vic­ción de que los can­di­da­tos tie­nen que ser de zo­nas don­de ten­gan al­gu­na per­te­nen­cia, yo no me voy a ir a la sép­ti­ma, no­ve­na u on­cea­va, só­lo por­que son im­pa­res y hay elecciones. Es­toy ana­li­zan­do el te­ma de una can­di­da­tu­ra pe­ro no lo voy a ha­cer por al­gu­na par­te don­de no ten­ga na­da que ver. Por otro la­do, he pen­sa­do que mi con­tri­bu­ción po­dría ser me­jor en el Se­na­do, da­da mi tra­yec­to­ria, edad, en la Cá­ma­ra me sen­ti­ría un po­co co­mo un vie­jo en kin­der­gar­ten. Aho­ra, to­dos quie­ren ser se­na­do­res. Pe­ro lo es­toy ana­li­zan­do y yo ten­go per­te­nen­cia a la cuar­ta re­gión y es­pe­cial- men­te a la sex­ta, don­de mi pa­dre fue dipu­tado, mi abue­lo se­na­dor, don­de hay una tra­yec­to­ria.

¿En cuán­to tiem­po es­tá pen­san­do pa­ra ser can­di­da­to?

—En cua­tro o cin­co años más. Aho­ra, la me­ta­mor­fo­sis de pa­sar del sec­tor pri­va­do a la po­lí­ti­ca, no es una co­sa de un día pa­ra otro, creo mu­cho en el tra­ba­jo en te­rreno y en co­no­cer a la gen­te, y le­gi­ti­mar­te en la arena po­lí­ti­ca.

Us­ted vie­ne del mundo de los ne­go­cios, ¿qué le pa­re­ció la po­lé­mi­ca por la in­ver­sión de Pi­ñe­ra en Exal­mar?

— Lo encuentro lamentable, un error, un des­cri­te­rio. Lo más pro­ba­ble es que se ha­ya he­cho con la idea de fir­mar el fi­dei­co­mi­so cie­go en Chi­le, don­de ha­bía más conflicto de in­te­rés, y no en el ex­tran­je­ro don­de lo si­guie­ron ma­ne­jan­do co­mo si fue­ra de cual­quier per­so­na. Fue un error, no im­por­ta na­da re­co­no­cer el error, pe­ro sí pro­po­ner al­go muy cla­ro si es que va a ser can­di­da­to. Mi opi­nión, si me la pre­gun­ta­ra, es que un pre­si­den­te con re­cur­sos in­ver­ti­dos en el ex­tran­je­ro de­bie­ra prác­ti­ca­men­te con­ge­lar­los en ins­tru­men­tos de in­ver­sión en los cua­les no ha­ya nin­gún pro­ble­ma: pa­pe­les del es­ta­do ame­ri­cano, en ín­di­ces de bol­sa, oja­lá na­da en los paí­ses li­mí­tro­fes, y en bo­nos, pa­pe­les don­de no ha­ya in­ter­fe­ren­cias. No es muy dis­tin­to a lo que pa­só con los fon­dos en Chi­le en el fi­dei­co­mi­so, que tu­vie­ron un re­torno ba­jo y los re­cu­pe­ró tras vol­ver al sec­tor pri­va­do. El pre­si­den­te tie­ne que te­ner to­tal trans­pa­ren­cia, man­te­ner in­ver­sio­nes don­de no exis­tan po­si­bi­li­da­des de una crítica. Pe­ro creo que lo que más le mo­les­ta al pre­si­den­te Pi­ñe­ra es que se se­pa que per­dió 75%.

EVEN­TUAL CAN­DI­DA­TU­RA “He pen­sa­do que mi con­tri­bu­ción po­dría ser me­jor en el Se­na­do, (...) en la Cá­ma­ra me sen­ti­ría un po­co co­mo un vie­jo en kin­der­gar­ten”.

EN­TRAR A LA PO­LÍ­TI­CA “Pa­sar del sec­tor pri­va­do a la po­lí­ti­ca no es una co­sa de un día pa­ra otro, creo mu­cho en el tra­ba­jo en te­rreno”.

IN­VER­SIÓN DE PI­ÑE­RA EN PE­RÚ “De­bie­ra prác­ti­ca­men­te con­ge­lar­los en ins­tru­men­tos don­de no ha­ya nin­gún pro­ble­ma”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.