Pé­rez, Navarrete y Vidal ven que per­sis­te la fal­ta de diá­lo­go y que el pró­xi­mo Go­bierno ten­drá una di­fí­cil la­bor

En el mar­co del se­mi­na­rio ani­ver­sa­rio de PUL­SO, un pa­nel de con­ver­sa­ción in­te­gra­do por Ce­ci­lia Pé­rez, Jor­ge Navarrete y Fran­cis­co Vidal se re­fi­rió a la pre­mi­sa de un even­tual cam­bio de rum­bo en 2017. Pe­se a las di­fe­ren­cias que ex­pre­só ca­da uno, coin­ci­dier

Pulso - - Especial Aniversario - N.OLI­VA­RES

UN fic­ti­cio triun­fo pre­si­den­cial de Se­bas­tián Pi­ñe­ra en una en­cues­ta rá­pi­da en­tre los cer­ca de 300 asis­ten­tes al se­mi­na­rio ani­ver­sa­rio de Dia­rio PUL­SO, fue la an­te­sa­la del fo­ro en que la ex mi­nis­tra y vo­ce­ra de Go­bierno Ce­ci­lia Pé­rez, el ex ministro Fran­cis­co Vidal y el abo­ga­do y co­lum­nis­ta Jor­ge Navarrete, in­ter­cam­bia­ron vi­sio­nes res­pec­to al ac­tual es­ta­do de la re­la­ción en­tre po­der y ciu­da­da­nía en Chi­le, ba­jo la pre­mi­sa,“2017: ¿un cam­bio de rum­bo?”.

Pre­gun­ta que de­jó en evi­den­cia los ma­ti­ces en­tre los pa­ne­lis­tas. Pe­se a que la ex mi­nis­tra RN afir­mó que “Dios quie­ra” que ha­ya un cam­bio de rum­bo el pró­xi­mo año, la pre­gun­ta en que coin­ci­die­ron los tres fue pa­ra qué.

Navarrete y Vidal —el pri­me­ro ex DC, el se­gun­do PPD— si bien re­sal­ta­ron los lo­gros de la Con­cer­ta­ción, re­co­no­cie­ron que el blo­que se que­dó al de­be y esa deu­da pe­na hoy en el ofi­cia­lis­mo.

“Con la mis­ma sin­ce­ri­dad te­ne­mos que re­co­no­cer que fui­mos acu­mu­lan­do deu­das y eso nos ex­plo­tó en la ca­ra”, pro­fun­di­zó el abo­ga­do, re­cor­dan­do la agi­ta­ción so­cial del 2011, y re­fle­xio­nó que “no ha­ber aten­di­do a tiem­po esos de­ba­tes, sig­ni­fi­có afron­tar­los de ma­la ma­ne­ra”. Pa­ra Vidal, en tan­to, pa­ra dis­cu­tir un cam­bio de rum­bo pri­me­ro se de­be re­co­no­cer una “de­sigual­dad bru­tal” exis­ten­te.

La pre­mi­sa del cam­bio de rum­bo también sir­vió pa­ra que plas­ma­ran una vi­sión co­mún: el Go­bierno que su­ce­da a Mi­che­lle Ba­che­let ten­drá una la­bor más di­fí­cil que la de la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción. Sea quien sea que asu­ma.

Así, la dis­cu­sión inevi­ta­ble­men­te de­ri­vó en ana­li­zar el pie en que se en­cuen­tran las dos prin­ci­pa­les coa­li­cio­nes po­lí­ti­cas de ca­ra al pró­xi­mo año.

Navarrete apun­tó a que “se ge­ne­ró en Chi­le un va­cío de po­der bas­tan­te sig­ni­fi­ca­ti­vo”, afir­man­do que “los par­ti­dos en ge­ne­ral, y al­gu­nos en par­ti­cu­lar, se trans­for­ma­ron en un las­tre”. La ex vo­ce­ra, por su par­te, apun­tó a un ras­go que a su jui­cio an­tes tu­vo pre­sen­te su sec­tor y que hoy por hoy lo vi­vi­ría la Nue­va Ma­yo­ría: “Hay un áni­mo com­pul­si­vo de au­to­des­truc­ción co­mo sec­tor po­lí­ti­co, y eso se ha ido tras­pa­san­do y hoy lo li­de­ra la Nue­va Ma­yo­ría”.

Ba­jo es­ta ló­gi­ca, la ac­tual fal­ta de diá­lo­go en­tre los sec­to­res y con el Go­bierno también fue un fac­tor abor­da­do por los ex­po­si­to­res.

Si bien la ex mi­nis­tra apun­tó al ac­tual Go­bierno “de iz­quier­da” por ins­ta­lar la idea que “el diá­lo­go era ‘arre­glin’ y que el diá­lo­go era es­pú­reo con la opo­si­ción”, Navarrete hi­zo el ma­tiz en que exal­tar el diá­lo­go no significa ne­ce­sa­ria­men­te lle­gar a con­sen­sos y que esa di­fe­ren­cia, por muy apa­sio­na­das que sean las pos­tu­ras, se ha­bía des­va­ne­ci­do.

“Du­ran­te mu­cho tiem­po pen­sa­mos que el dis­cu­tir era ma­la co­sa, y con­fun­di­mos el con­sen­so, que es un ins­tru­men­to, con un fin en sí mis­mo”, pro­fun­di­zó el ex DC, lo que ga­ti­lló el es­ce­na­rio ac­tual. De ahí que hoy por hoy se bus­que “des­acre­di­tar mo­ral­men­te a quien te­ne­mos al fren­te”.

Más allá de fi­jar postura de ca­ra a la pre­si­den­cial —la ex mi­nis­tra di­jo que se­ría una “tragedia” si Pi­ñe­ra fi­nal­men­te no com­pe­tía y Fran­cis­co Vidal se ali­neó con Ri­car­do La­gos Es­co­bar pi­dien­do un li­de­raz­go “con ca­rác­ter”, ya que a su jui­cio “nos ha­ce fal­ta”—, to­dos re­co­no­cie­ron que el es­ce­na­rio es­tá abier­to y que el des­arrai­go ciu­da­dano fren­te los li­de­raz­gos tra­di­cio­na­les es un fe­nó­meno pa­ten­te. Fue en esa lí­nea que tan­to el ex ministro Vidal co­mo Navarrete tu­vie­ron pa­la­bras pa­ra la irrup­ción del se­na­dor Ale­jan­dro Gui­llier.

El abo­ga­do des­ta­có el po­si­cio­na­mien­to de fi­gu­ras “que no se ajus­tan a los mol­des tra­di­cio­na­les” y com­pa­ró a Gui­llier con lo que ocu­rre con el se­na­dor ex RN, Ma­nuel Jo­sé Os­san­dón, en Chi­le Va­mos.

Vidal, por su par­te, atri­bu­yó el ac­tual mo­men­to del pe­rio­dis­ta a que “es­tá ha­cien­do la pe­ga” al ins­ta­lar en el co­lec­ti­vo “no soy po­lí­ti­co, ven­go lle­gan­do, la gen­te me co­no­ce en la te­le y la ra­dio, no se pronuncia de na­da sus­tan­ti­vo”.

Lue­go de ese aná­li­sis, vino su au­to­crí­ti­ca res­pec­to a los mo­vi­mien­tos de la Nue­va Ma­yo­ría. “Es­ta­mos bien di­vi­di­dos”, re­co­no­ció el ex vo­ce­ro de los go­bier­nos de Ri­car­do La­gos y Mi­che­lle Ba­che­let.

Tras re­cor­dar las ci­fras de la elec­ción de con­ce­ja­les de oc­tu­bre pa­sa­do don­de el blo­que ofi­cia­lis­ta ob­tu­vo un 46%, Vidal afir­mó que “de re­pen­te co­mo que no­so­tros le ha­bla­mos a un mundo que no es” ya que “a la iz­quier­da de no­so­tros (Nue­va Ma­yo­ría) hay un 11% to­tal­men­te des­per­di­ga­do”. De ahí que la gran ta­rea del blo­que, a su jui­cio, sea re­ver­tir al­go que re­co­no­ció al ini­cio de su in­ter­ven­ción: si las elecciones fue­ran es­te do­min­go, Pi­ñe­ra sal­dría re­elec­to Pre­si­den­te.

Los tres tu­vie­ron pa­la­bras también pa­ra el ac­tual mal mo­men­to en­tre La Mo­ne­da y el Congreso, lo que que­dó en evi­den­cia en la com­ple­ja ne­go­cia­ción por re­ajus­te del sec­tor pú­bli­co, que in­clu­so en­fren­tó a la Nue­va Ma­yo­ría con Pa­la­cio.

Si bien pa­ra Vidal lo ocu­rri­do fue “un error de mi Go­bierno” por fal­ta de po­lí­ti­ca, pa­ra Navarrete La Mo­ne­da tu­vo el “co­ra­je” de man­te­ner el gua­ris­mo y asu­mir “los cos­tos de man­te­ner una de­ci­sión di­fi­cil”.

La ex vo­ce­ra y hoy miem­bro de Avan­za Chi­le, en tan­to, también li­gó es­te he­cho a la re­so­lu­ción de Ba­che­let de no mo­di­fi­car su co­mi­té po­lí­ti­co. A su jui­cio, la man­da­ta­ria re­sol­vió “que­dar­se en su zo­na de con­fort”, pe­se a evi­den­ciar pú­bli­ca­men­te la desafec­ción ha­cia la Nue­va Ma­yo­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.