25

Pulso - - Especial Aniversario -

Vie­ne de pá­gi­na 60

tros pú­bli­cos de pro­pie­dad de bie­nes mue­bles e in­mue­bles. In­clu­so po­dría apli­car­se en la in­dus­tria de mú­si­ca, dan­do ma­yor con­trol a los ar­tis­tas so­bre la co­mer­cia­li­za­ción de sus crea­cio­nes y el pa­go de re­ga­lías.

La apli­ca­ción en Chi­le Si bien se en­cuen­tra en una es­ta­do in­ci­pien­te, Eric Pa­rar­do se­ña­la que se es­tán es­tu­dian­do los po­ten­cia­les usos del block­chain en la in­dus­tria. En esa lí­nea, se­gún un in­for­me rea­li­za­do por la con­sul­to­ra fran­ce­sa Cap­ge­mi­ni, el con­su­mi­dor me­dio po­dría aho­rrar más de US$500 en con­cep­to de co­mi­sio­nes ban­ca­rias y de se­gu­ros gra­cias a los con­tra­tos in­te­li­gen­tes ba­sa­dos en es­ta tec­no­lo­gía.

“Es­tá en eta­pa de aná­li­sis, de re­vi­sar cuá­les son los as­pec­tos po­si­ti­vos y en qué áreas se po­drían im­ple­men­tar, ya que pue­de ha­cer mu­cho más efi­cien­tes al­gu­nos pro­ce­sos que ma­ne­jan los ban­cos. Pue­de ser en la ca­de­na de pa­gos, pue­de ser, por ejem­plo, en los te­mas re­la­cio­na­dos con cré­di­tos hi­po­te­ca­rios, la idea es tra­tar de sal­tar o evi­tar pro­ce­sos in­ter­me­dios a tra­vés de va­rias ins­ti­tu­cio­nes, o compu­tado­res, que ten­gan el mis­mo re­gis­tro. Y, por tan­to, esa in­for­ma­ción es mu­cho más se­gu­ra pro­duc­to de que no es­tá cen­tra­li­za­da”, sos­tie­ne el re­gu­la­dor.

Al res­pec­to, pre­ci­sa que en las so­li­ci­tu­des de cré­di­tos hi­po­te­ca­rios po­dría ser de gran ayu­da pues es­tas ope­ra­cio­nes “tie­nen mu­chas eta­pas has­ta lle­gar al cré­di­to, en tér­mino de re­gis­tros, no­ta­rios, con­ser­va­dor, coor­di­nar a mu­chas ins­ti­tu­cio­nes, po­dría ser un sis­te­ma mu­cho más efi­cien­te y evi­ta­ría va­rios trá­mi­tes”.

Sin em­bar­go, en­tre los ban­cos aún per­ma­ne­cen du­das res­pec­to de su apli­ca­ción. Por una par­te es­tá la go­ber­na­bi­li­dad, es de­cir quién se ha­rá car­go y asu­mi­rá la res­pon­sa­bi­li­dad en una ca­de­na des­cen­tra­li­za­da. Eso, ade­más de la es­ca­la­bi­li­dad del sis­te­ma. Hoy en día las transac­cio­nes pa­san por una se­rie de en­ti­da­des en mi­li­se­gun­dos. Sin em­bar­go, con el block­chain in­ter­ac­tua­rían mu­chí­si­mos más ac­to­res, pues ca­da uno tie­ne una par­ce­la de in­for­ma­ción con la cual se pro­ce­sa­rá una transac­ción. Así, sur­ge la pre­gun­ta acer­ca de la ca­pa­ci­dad de to­dos los ser­vi­do­res pa­ra pro­ce­sar los da­tos a la mis­ma ve­lo­ci­dad.

Res­pec­to de la es­ca­la­bi­li­dad, apun­tan des­de un ban­co, no se sa­be aún si to­do el sis­te­ma será ca­paz de ab­sor­ber una can­ti­dad ma­si­va de in­for­ma­ción transac­cio­nal. Por eso, creen que en un prin­ci­pio só­lo cier­tas ope­ra­cio­nes se rea­li­za­rán me­dian­te el soft­wa­re, pa­ra lue­go ir cre­cien­do en for­ma pau­la­ti­na. Ade­más, en Chi­le exis­ten nor­ma­ti­vas res­pec­to de que la in­for­ma­ción de los ban­cos de­be es­tar al­ma­ce­na­da en ser­vi­do­res en el país y ba­jo es­te sis­te­ma par­te de la in­for­ma­ción transac­cio­nal de los clien­tes es­ta­rá dis­tri­bui­da al­re­de­dor del mun­do.

Mien­tras en la ban­ca se rea­li­zan cer­ca de 800 mi­llo­nes de transac­cio­nes con tar­je­tas por año, y en lo que va de 2016 unas 154 mi­llo­nes de trans­fe­ren­cias de fon­dos des­de la web de las en­ti­da­des; en la Bol­sa de Co­mer­cio de San­tia­go se re­gis­tra­ron 2.695.141 ope­ra­cio­nes por US$20.730 mi­llo­nes en 2015.

El desa­rro­llo de la tec­no­lo­gía block­chain no es un te­ma me­nor pa­ra la en­ti­dad, ya que la tec­no­lo­gía per­mi­te des­cen­tra­li­zar la con­ta­bi­li­dad y, por tan­to, eli­mi­nar los in­ter­me­dia­rios. ¿Qué su­ce­de­rá con la CCLV y DCV?

El ge­ren­te ge­ne­ral de la Bol­sa de Co­mer­cio de San­tia­go, Jo­sé An­to­nio Mar­tí­nez, se­ña­la que “den­tro del ám­bi­to bur­sá­til, la tec­no­lo­gía block­chain per­mi­ti­rá cam­bios prin­ci­pal­men­te en los ser­vi­cios de com­pen­sa­ción y li­qui­da­ción de va­lo­res, ade­más de otras áreas en el ám­bi­to fi­nan­cie­ro”.

“He­mos ob­ser­va­do has­ta aho­ra gran­des y sig­ni­fi­ca­ti­vos avan­ces en lo re­fe­ri­do a ne­go­cia­ción elec­tró­ni­ca, en don­de, a mo­do de ejem­plo, los sis­te­mas de la Bol­sa de San­tia­go son ca­pa­ces de pro­ce­sar mi­les de ór­de­nes por se­gun­do, per­mi­tien­do la co­nec­ti­vi­dad con di­ver­sas re­des y sis­te­mas au­to­ma­ti­za­dos. Es­tos avan­ces de­ben te­ner su co­rre­la­to en las otras áreas de la ca­de­na de ne­go­cia­ción, ta­les co­mo la li­qui­da­ción, cus­to­dia y trans­fe­ren­cia elec­tró­ni­ca de fon­dos, don­de block­chain po­dría ayu­dar a sim­pli­fi­car los pro­ce­sos y re­du­cir los tiem­pos en una gran va­rie­dad de for­mas”, sos­tie­ne Mar­tí­nez.

Con to­do, en el desa­rro­llo de es­ta tec­no­lo­gía re­cién co­mien­za. De al­gu­na for­ma, es co­mo si es­tu­vié­ra­mos en­ten­dien­do el im­pac­to de in­ter­net 20 o 25 años atrás… sa­be­mos de su re­le­van­cia pe­ro to­da­vía no te­ne­mos cla­ri­dad so­bre co­mo im­pac­ta­rá nues­tras vi­das”, di­ce Wal­tuch.

Só­lo en­tre ma­yo y oc­tu­bre se han li­qui­da­do 3.959.700 ope­ra­cio­nes en la Con­tra­par­te Cen­tral de Va­lo­res.

Al cie­rre de 2015, el DCV man­tie­ne en de­pó­si­to va­lo­res por UF6.910 mi­llo­nes. Es­te mon­to es­tá com­pues­to por UF6.874 mi­llo­nes de cus­to­dia lo­cal (99,5%) y por UF36 mi­llo­nes en cus­to­dia in­ter­na­cio­nal (0,5%).

86.083.265 transac­cio­nes se rea­li­za­ron con tar­je­tas de dé­bi­to y en ca­je­ros au­to­má­ti­cos a agos­to de es­te año, se­gún da­tos e la Su­pe­rin­ten­den­cia de Ban­cos. Con tar­je­tas de cré­di­to, se rea­li­za­ron 28 mi­llo­nes de ope­ra­cio­nes.

En­ti­da­des con­for­man R3. Con­sor­cio que agru­pa a, Ci­ti, Bank of Ame­ri­ca, HSBC, Deutsche Bank, Mor­gan Stan­ley, UniC­re­dit, So­cié­té Gé­né­ra­le, Mit­su­bis­hi UFG Fi­nan­cial Group, Na­tio­nal Aus­tra­lia Bank, and the Ro­yal Bank of Ca­na­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.