2015

Pulso - - Empresas & Mercados -

Si bien los ban­cos – a pe­sar de las crí­ti­cas ini­cia­les- han lo­gra­do man­te­ner un up­ti­me por so­bre el 95% que exi­ge la su­pe­rin­ten­den­cia, en tér­mi­nos de nú­me­ros la pla­za se ha ido re­du­cien­do des­de 2015. De he­cho, en lo que va de es­te año, el nú­me­ro no su­pera los 8.000

Se­gún ci­fras del re­gu­la­dor ban­ca­rio, pa­ra agos­to de es­te año el nú­me­ro de ca­je­ros au­to­má­ti­cos lle­ga­ba a 7.832, la me­nor de to­do 2016, lo que im­pli­ca que en lo que va del ejer­ci­cio hay 155 má­qui­nas me­nos.

Res­pec­to del mis­mo mes del año pa­sa­do, la pér­di­da lle­ga a 178. Se­gún co­men­tan en la in­dus­tria, el ro­bo de los dis­po­si­ti­vos y la im­ple­men­ta­ción del re­gla­men­to del Mi­nis­te­rio del In­te­rior hi­cie­ron que pa­ra las en­ti­da­des el costo de arrien­do de los es­pa­cios pa­ra los ATM en lo­ca­les co­mer­cia­les, así co­mo los se­gu­ros, se in­cre­men­ta­ra drás­ti­ca­men­te, lle­ván­do­los a bus­car otras al­ter­na­ti­vas

De he­cho, los ma­yo­res cos­tos im­pli­ca­ron una re­ne­go­cia­ción de la ta­ri­fa in­ter­ban­ca­ria, la cual en ese mo­men­to se es­ti­mó que de­bía su­bir en al­re­de­dor de un 50%, lo que im­pli­ca que ca­da vez que el clien­te de un ban­co ope­re en un ca­je­ro de otra en­ti­dad, en vez de pa­gar $247, de­ba asu­mir un costo de $371.

En es­te es­ce­na­rio, los ban­cos co­men­za­ron un pro­ce­so pa­ra am­pliar la red de gi­ro de efec­ti­vo más allá de los ATM. Al cie­rre de 2015, exis­tían más de 16 mil ter­mi­na­les de pun­to de ven­ta (POS) ha­bi­li­ta­dos pa­ra en­tre­gar vuel­to en efec­ti­vo al pa­gar en comercios me­dian­te la tar­je­ta de dé­bi­to. A es­to se aña­den las co­rres­pon­sa­lías, que han ex­pe­ri­men­ta­do un au­men­to con­si­de­ra­ble en los úl­ti­mos años, al­can­zan­do a cer­ca de 35 mil pun­tos. Más de la mi­tad de los ca­je­ros es­ta­ba en su­cur­sa­les ban­ca­rias y su­per­mer­ca­dos. En ellos la dis­po­ni­bi­li­dad del ser­vi­cio, a di­ciem­bre de 2015, era de 97,50% y 96,39% res­pec­ti­va­men­te.

Se­gún da­tos de la Aso­cia­ción de Ban­cos, du­ran­te 2014, ca­da ha­bi­tan­te de Chi­le reali­zó en pro­me­dio 37 pa­gos con tar­je­tas ban­ca­rias, lo que equi­va­le a tres pa­gos al mes apro­xi­ma­da­men­te. En con­tras­te, en paí­ses co­mo Aus­tra­lia, Co­rea, EEUU o Sue­cia se rea­li­zan más de 250 pa­gos al año. De igual mo­do, ca­da ha­bi­tan­te en Chi­le rea­li­za en pro­me­dio 16 pa­gos o trans­fe­ren­cias de fon­dos vía In­ter­net, le­jos de las 170 transac­cio­nes por per­so­na al año efec­tua­das en Ale­ma­nia, Bél­gi­ca o Paí­ses Ba­jos. Por eso, a ni­vel in­dus­tria es­tá el in­te­rés de dis­mi­nuir el uso de efec­ti­vo, al­go que por ejem­plo Ban­coEs­ta­do es­tá tra­tan­do de lo­grar al im­ple­men­tar su pro­pia red de ad­qui­ren­cia. En el país exis­ten tres re­des de ca­je­ros au­to­má­ti­cos: Red­banc, Ban­coEs­ta­do y Ban­co Fa­la­be­lla, las cua­les es­tán in­ter­co­nec­ta­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.