Cu­ba­nos rin­den ho­me­na­je a Fi­del, mien­tras Trump siem­bra más du­das

El pre­si­den­te elec­to de EEUU di­jo que aca­ba­rá con el acuer­do de su país con Cu­ba si la is­la no ofre­ce uno me­jor, en lí­nea con su pro­me­sa de cam­pa­ña de re­ver­tir los es­fuer­zos de Oba­ma.

Pulso - - En Portada - L. RUIZ / AGEN­CIAS

—La aten­ción mun­dial con­ti­núa en Cu­ba. Mien­tras los ciu­da­da­nos de la is­la des­pi­den en ma­sa a Fi­del Cas­tro, que mu­rió el vier­nes pa­sa­do y que de­jó con su muer­te una sen­sa­ción de in­cer­ti­dum­bre so­bre la con­ti­nui­dad de las re­for­mas eco­nó­mi­cas, el pre­si­den­te elec­to de EEUU, Do­nald Trump, di­jo ayer que aca­ba­rá con el acuer­do de su país con Cu­ba si la is­la no ofre­ce uno me­jor, en lí­nea con su pro­me­sa de cam­pa­ña de re­ver­tir los es­fuer­zos del pre­si­den­te Ba­rack Oba­ma por re­to­mar los la­zos con su ri­val de la Gue­rra Fría.

El ho­me­na­je pós­tu­mo a Cas­tro, ícono mun­dial del co­mu­nis­mo, co­men­zó ayer con el dis­pa­ro de 21 sal­vas de ar­ti­lle­ría si­mul­tá­nea­men­te en La Ha­ba­na y San­tia­go de Cu­ba, don­de ini­ció la his­tó­ri­ca re­vo­lu­ción que aca­bó de­rro­can­do al dic­ta­dor Ful­gen­cio Ba­tis­ta. Las ac­ti­vi­da­des con­ti­nua­rán hoy, a las cua­les asis­ti­rán au­to­ri­da­des de to­do el mun­do, in­clu­yen­do a re­pre­sen­tan­tes de Chi­le (ver no­ta re­la­cio­na­da).

Las ce­ni­zas del Co­man­dan­te se­rán lle­va­das des­de ma­ña­na y has­ta el sá­ba­do a San­tia­go de Cu­ba, si­guien­do un iti­ne­ra­rio que re­me­mo­ra “La Ca­ra­va­na de la Li­ber­tad”, el tra­yec­to que hi­zo con otros re­vo­lu­cio­na­rios en enero de 1959.

La ce­re­mo­nia de in­hu­ma­ción, en tan­to, se rea­li­za­rá el do­min­go en el ce­men­te­rio de “San­ta Ifi­ge­nia”, de San­tia­go de Cu­ba, a unos 870 ki­ló­me­tros al es­te de La Ha­ba­na.

ALER­TA POR TRUMP. El pre­si­den­te elec­to de EEUU, Do­nald Trump, pro­fun­di­zó su se­llo pa­ra una po­lí­ti­ca ex­ter­na más fir­me, des­pués del co­mu­ni­ca­do del sá­ba­do, don­de arre­me­tió con­tra el dic­ta­dor re­cién fa­lle­ci­do, di­cien­do que de­jó un “le­ga­do de fu­si­la­mien­tos, ro­bos, su­fri­mien­to inima­gi­na­ble, po­bre­za y ne­ga­ción de de­re­chos hu­ma­nos fun­da­men­ta­les”, y agre­gó que “ha­rá to­do

El ex gue­rri­lle­ro mar­xis­ta go­ber­nó Cu­ba ca­si me­dio si­glo has­ta en­tre­gar el cargo a su her­mano en 2006.

lo po­si­ble pa­ra ase­gu­rar que el pue­blo cu­bano pue­da, fi­nal­men­te, ini­ciar su ca­mino ha­cia la pros­pe­ri­dad y la li­ber­tad”. Ayer vol­vió a arre­me­ter con­tra la po­lí­ti­ca cu­ba­na y ame­na­zó con dar mar­cha atrás con los acuer­dos lo­gra­dos por Oba­ma y Raúl Cas­tro.

“Si Cu­ba no es­tá dis­pues­ta a ha­cer un me­jor acuer­do pa­ra el pue­blo cu­bano, los cu­ba­noa­me­ri­ca­nos y los es­ta­dou­ni­den­ses en su con­jun­to, pon­dré fin al acuer­do”, twit­teó Trump.

Se­gún un aná­li­sis de Bloom­berg, no que­da cla­ro qué sig­ni­fi­ca to­do es­to en tér­mi­nos de po­lí­ti­cas po­ten­cia­les. Rein­ce Prie­bus, pró­xi­mo je­fe de ga­bi­ne­te de la Ca­sa Blanca, no re­ve­ló, en una en­tre­vis­ta el do­min­go, si Trump re­ver­ti­ría las ór­de­nes eje­cu­ti­vas de Oba­ma so­bre Cu­ba.

Por su par­te, los mer­ca­dos ya es­tán sa­can­do cálcu­los de la po­si­bi­li­dad de una ma­yor aper­tu­ra co­mer­cial en la is­la. Las ae­ro­lí­neas es­ta­dou­ni­den­ses, por ejem­plo, si­guen ade­lan­te con los pla­nes de su­mar nue­vos vue­los a Cu­ba, pe­se a las du­das que los co­men­ta­rios de Trump han ge­ne­ra­do so­bre el fu­tu­ro de la re­la­ción en­tre los paí­ses.

Ame­ri­can Air­li­nes, la ma­yor ae­ro­lí­nea del mun­do, lan­zó ayer su pri­mer vue­lo a

Oba­ma ali­vió las res­tric­cio­nes de via­je pa­ra los ciu­da­da­nos es­ta­dou­ni­den­ses pe­se a que el tu­ris­mo si­gue sien­do ile­gal.

La Ha­ba­na des­de Mia­mi y pre­ten­de su­mar ma­ña­na un ser­vi­cio en­tre Char­lot­te y la ca­pi­tal de la is­la. Por su par­te, Je­tB­lue Air­ways ten­drá des­de es­ta se­ma­na tres nue­vas ru­tas a Cu­ba.

Was­hing­ton y La Ha­ba­na co­men­za­ron a nor­ma­li­zar sus re­la­cio­nes en di­ciem­bre de 2014 tras 18 me­ses de con­ver­sa­cio­nes se­cre­tas, y des­de en­ton­ces res­tau­ra­ron sus la­zos di­plo­má­ti­cos.

Las par­tes al­can­za­ron un acuer­do que le per­mi­te a las ae­ro­lí­neas es­ta­dou­ni­den­ses co­nec­tar a los paí­ses tras me­dio si­glo de in­te­rrup­ción en las ru­tas. Ade­más, el Go­bierno de Oba­ma ali­vió las res­tric­cio­nes de via­je pa­ra los ciu­da­da­nos es­ta­dou­ni­den­ses pe­se a que el tu­ris­mo si­gue sien­do ile­gal.

No es­ta­ba cla­ro si Trump se en­fo­ca­ría en las ae­ro­lí­neas o en otros as­pec­tos del acuer­do. “No po­de­mos es­pe­cu­lar, pe­ro es­ta­mos pre­pa­rán­do­nos pa­ra co­men­zar el ser­vi­cio a La Ha­ba­na es­ta se­ma­na”, di­jo el por­ta­voz de Ame­ri­can Air­li­nes Matt Mi­ller. Ame­ri­can Air­li­nes lan­zó ayer su pri­mer vue­lo a La Ha­ba­na des­de Mia­mi y pre­ten­de su­mar ma­ña­na un ser­vi­cio en­tre Char­lot­te y la ca­pi­tal de la is­la.

FO­TO: EFE

Sol­da­dos cus­to­dian el al­tar del lí­der cu­bano en la Plaza de la Re­vo­lu­ción de La Ha­ba­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.