Pi­lar Ro­drí­guez Chef de Food & Wi­ne Stu­dio Col­cha­gua

Pulso - - Evasion -

EEn Chi­le mi pre­fe­ri­do es la Hos­te­ría Ca­sa de Pie­dra, en Col­cha­gua, un lu­gar que hoy co­man­da Paola Ver­ga­ra Di Cos­mo, una de las nie­tas del crea­dor de la Hos­te­ría Ca­sa de Pie­dra, Ni­co­la Di Cos­mo. Él es un in­mi­gran­te ita­liano que lle­gó al va­lle en los años ‘30 y se ca­só con Mar­ga­ri­ta Ma­cías, una chi­le­na que le ro­bó el co­ra­zón, trun­can­do su gi­ra al­re­de­dor del mun­do en bi­ci­cle­ta. Cons­tru­yó la ca­sa, pre­ci­sa­men­te de pie­dras del Río Cla­ro y Tin­gui­ri­ri­ca, que pa­san por Puen­te Ne­gro, un pe­que­ño pue­blo a los pies de la Cor­di­lle­ra Col­cha­güi­na. Ahí se pue­de dis­fru­tar de una de las re­ce­tas más ri­cas, es­pe­cial­men­te en fi­nes de se­ma­na. Aquí se pue­de en­con­trar el po­llo a la ca­ce­ro­la, que se ha­ce en­te- ro en una fuen­te de gre­da con pa­pas fri­tas ca­se­ras. ¡Me­jor im­po­si­ble!

El Club So­cial de San­ta Cruz me en­can­ta, es ca­si una ex­ten­sión de nues­tra ca­sa. Los mo­zos se sa­ben los nom­bres de los clien­tes y re­cuer­da que es lo que le gus­ta a uno. Tie­nen to­do ti­po de pla­tos de la co­ci­na clá­si­ca chi­le­na. Jus­to en la plaza de San­ta Cruz. Las tor­ti­llas de po­ro­tos ver­des con en­sa­la­da, cual­quier car­ne o pes­ca­do a lo po­bre, ri­ño­nes, gua­ti­tas a la jar­di­ne­ra, eri­zos y el me­jor cha­ca­re­ro de la vi­da. In­creí­ble en es­ta épo­ca, so­bre­to­do co­mer de­ba­jo del fron­do­so pa­rrón.

En Pa­na­má ten­go dos lu­ga­res clá­si­cos y que voy siem­pre que re­gre­so don­de vi­ví por diez años. Mi se­gun­do país y al que ado­ro. El pri­me­ro es el Bou­le­vard Bal­boa, pro­ba­ble­men­te uno de los lu­ga­res más clá­si­cos pa­ra to­mar desa­yuno o sim­ple­men­te co­mer los pla­tos tí­pi­cos de Pa­na­má. Es­tá en la Ave­ni­da Bal­boa mi­ran­do el mar. Los sánd­wich con pan de la ca­sa, que­so de­rre­ti­do y ja­món son de otro mun­do! Buen ca­fé y ade­más ju­gos de fru­tas tro­pi­ca­les lo­ca­les co­mo el li­cua­do de pa­pa­ya. Es un lu­gar de esos don­de uno se en­cuen­tra a los po­lí­ti­cos y gen­te de to­da la vi­da. Un lu­gar im­per­di­ble si vi­si­tas Pa­na­má.

El Mer­ca­do del Ma­ris­co es­tá ubi­ca­do tam­bién en la Ave­ni­da Bal­boa jus­to an­tes del Cas­co Vie­jo. Es un lu­gar es­pec­ta­cu­lar, don­de hay una va­rie­dad enor­me de pes­ca­dos y ma­ris­cos fres­cos. Ade­más, hay mu­chos pues­tos don­de se co­me el me­jor pes­ca­do fri­to y to­da cla­se de ce­bi­ches. Otro lu­gar don­de siem­pre vas a en­con­trar gen­te lo­cal ha­cien­do sus com­pras, al que siem­pre vuel­vo y que ¡dis­fru­to a mo­rir!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.