Una dis­cu­sión en se­rio so­bre la in­mi­gra­ción

Ini­ciar un de­ba­te so­bre cam­bios le­gis­la­ti­vos res­pec­to de la in­mi­gra­ción es ne­ce­sa­rio, pe­ro ello de­be ha­cer­se con los da­tos so­bre la me­sa, no con la cal­cu­la­do­ra elec­to­ral.

Pulso - - Portada -

ERA SÓ­LO cues­tión de tiem­po pa­ra que en Chi­le la in­mi­gra­ción se pu­sie­ra en la pri­me­ra pla­na de la dis­cu­sión po­lí­ti­ca. Ha te­ni­do una ren­ta­bi­li­dad tan al­ta pa­ra po­lí­ti­cos en otros paí­ses -Reino Uni­do, Es­ta­dos Uni­dos o Fran­cia- que no fue po­si­ble de­jar de la­do es­te te­ma en Chi­le. Al en­trar en la dis­cu­sión sin caer en el po­pu­lis­mo con el que es­te asun­to ha si­do tra­ta­do en el ex­tran­je­ro, lo re­le­van­te es pri­me­ro con­tar con los da­tos du­ros. Lue­go ha­cer un aná­li­sis del es­ta­do de si­tua­ción de las co­sas, pa­ra des­pués rea­li­zar las pro­pues­tas res­pec­ti­vas.

Los nú­me­ros nos in­di­can que las vi­sas su­je­tas a con­tra­tos de tra­ba­jo han subido de ma­ne­ra per­sis­ten­te. Só­lo en 2015 es­ca­la­ron 33,5%. Se­gún la en­cues­ta Ca­sen, el 13,5% de los in­mi­gran­tes lle­gó el año pa­sa­do, lo que ex­pli­ca la sen­sa­ción de fuer­te au­men­to. La pro­por­ción es dis­tin­ta de­pen­dien­do de la re­gión del país. Por ejem­plo, en Ta­ra­pa­cá el 9,3% de la po­bla­ción es in­mi­gran­te, la ta­sa más ele­va­da de Chi­le. En la Me­tro­po­li­ta­na es el 4,5%. Los paí­ses de ori­gen, en or­den de im­por­tan­cia, son Pe­rú, Co­lom­bia y Bo­li­via, con 32,8%, 15,4% y 11%, res­pec­ti­va­men­te. Hai­tí apa­re­ce en la sép­ti­ma po­si­ción, con el 4,1% de los in­mi­gran­tes. La ma­yo­ría de los in­mi­gran­tes que in­gre­san a Chi­le son tra­ba­ja­do­res no ca­li­fi­ca­dos (24,2%). Aun­que los pro­fe­sio­na­les, cien­tí­fi­cos e in­te­lec­tua­les su­man el 12,1%; los téc­ni­cos pro­fe­sio­na­les de ni­vel me­dio 8,6%, y em­plea­dos de ofi­ci­na 8,1%.

Otro da­to re­le­van­te es el te­ma pre­vi­sio­nal. Un es­tu­dio ela­bo­ra­do por Cie­dess con­sig­na que en 2015 el to­tal de ex­tran­je­ros be­ne­fi­cia­rios del Sis­te­ma de Pen­sio­nes So­li­da­rias as­cien­de a 5.956 per­so­nas, co­rres­pon­dien­te a 0,45% de la car­te­ra, mien­tras que pa­ra 2040 se es­pe­ra que el nú­me­ro de be­ne­fi­cia­rios in­mi­gran­tes pa­se a 53.795, lo que equi­val­dría al 1,82% del to­tal de be­ne­fi­cia­rios del SPS. El año pa­sa­do los ex­tran­je­ros be­ne­fi­cia­rios re­ci­bie­ron $5.126 mi­llo­nes, mien­tras que pa­ra 2040 el des­em­bol­so fluc­tua­ría en­tre $49.983 mi­llo­nes y $42.785 mi­llo­nes.

La si­tua­ción ac­tual es que si bien Chi­le, co­mo país pequeño, re­quie­re de in­mi­gra­ción, pa­ra la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción -se­gún la pro­pia au­to­ri­dad- la ley vi­gen­te no per­mi­te dar una go­ber­na­bi­li­dad a la mi­gra­ción. En con­clu­sión, pe­se a que las ci­fras in­di­can que Chi­le no es uno de los paí­ses con ma­yor mi­gra­ción, sí se ha vis­to un in­cre­men­to de las per­so­nas que lle­gan a re­si­dir al país en los úl­ti­mos años, co­mo por ejem­plo de los hai­tia­nos a raíz de las reite­ra­das cri­sis de ese país. Es­to es­tá in­cu­ban­do una se­rie de pro­ble­mas, co­mo la for­ma­ción de gue­tos en dis­tin­tos pun­tos de las ciu­da­des, di­fi­cul­ta­des pa­ra aten­der­los en un sis­te­ma de sa­lud pú­bli­co que ya ha da­do in­nu­me­ra­bles se­ña­les de co­lap­so y tam­bién en el te­ma pre­vi­sio­nal. Aún fal­tan da­tos por agre­gar a es­ta dis­cu­sión, pe­ro los an­te­rior­men­te ex­pues­tos sir­ven pa­ra par­tir un tra­ba­jo que per­mi­ta an­ti­ci­par­se y to­mar no­ta de las lecciones pro­ve­nien­tes de Eu­ro­pa y Es­ta­dos Uni­dos.

“Se es­tá in­cu­ban­do una se­rie de pro­ble­mas a los que hay que an­ti­ci­par­se y así evi­tar si­tua­cio­nes co­mo las vis­tas en Eu­ro­pa”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.