Era Trump ha be­ne­fi­cia­do a la ban­ca es­ta­dou­ni­den­se, mien­tras sus pa­res chi­nos se han re­za­ga­do

Pulso - - INTRO -

—Des­de que Do­nald Trump ga­nó la elec­ción en Es­ta­dos Uni­dos, el sec­tor fi­nan­cie­ro de su país co­men­zó a sa­car cuen­tas ale­gres. Los anun­cios que reali­zó du­ran­te su cam­pa­ña co­mo can­di­da­to y que lue­go re­afir­mó una vez un­gi­do Pre­si­den­te de la pri­me­ra eco­no­mía mun­dial, han con­tri­bui­do al buen áni­mo de los mer­ca­dos. Uno de los sec­to­res que ha se ha vis­to fa­vo­re­ci­do en su desem­pe­ño a cau­sa del ac­cio­nar se­gui­do por el man­da­ta­ro ha si­do el ban­ca­rio. De he­cho, des­de que Trump re­sul­ta­ra ga­na­dor en la elec­ción del 8 de no­viem­bre pa­sa­do, la ca­pi­ta­li­za­ción bur­sá­til de los cua­tro prin­ci­pa­les ban­cos de Es­ta­dos Uni­dos (JP Mor­gan, Wells Far­go, Bank ok Ame­ri­ca y Ci­ti) ha mos­tra­do una es­ca­la­da que los ha lle­va­do a que en po­co tiem­po su va­lor con­jun­to su­pere el te­cho de US$1 bi­llón (mi­llón de mi­llo­nes), que­dan­do así con una am­plia dis­ta­cia de los prin­ci­pa­les ban­cos chi­nos por va­lor en bol­sa. ℗ XC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.