Con­tra­lo­ría zan­ja du­das res­pec­to de al­can­ce de fi­dei­co­mi­so de au­to­ri­da­des

Pulso - - EN PORTADA - MA­XI­MI­LI­ANO VI­LLE­NA

La redacción del ar­tícu­lo 26 de la Ley de Pro­bi­dad de­ja­ba du­das res­pec­to de las in­ver­sio­nes en tí­tu­los a tra­vés de so­cie­da­des ce­rra­das. El mar­tes el or­ga­nis­mo de­fi­nió que és­tas tam­bién de­ben en­trar al fi­dei­co­mi­so si es que in­vier­ten en va­lo­res de ofer­ta pú­bli­ca.

• ¿Qué ha pa­sa­do? El ex Pre­si­den­te de­be de­ci­dir qué ac­ti­vos in­clui­rá en su fi­dei­co­mi­so cie­go.

• ¿Por qué de­be de­ci­dir? La Ley 20.880 es­ta­le­ce la obli­ga­ción so­bre va­lo­res de ofer­ta pú­bli­ca es­ta­ble­ce­dos en Chi­le, pe­ro en Ban­card ana­li­zan la po­si­bi­li­dad e in­cluir los va­lo­res en el ex­te­rior.

• ¿Qué pa­só con la Con­tra­lo­ría? La redacción de la Ley 20.880 de­ja­ba la du­da res­pec­to de si se de­bían in­cluir las so­cie­da­des ce­rra­das a tra­vés de las cua­les los su­je­tos obli­ga­dos a cons­ti­tuir el fi­dei­co­mi­so in­vier­ten en ins­tru­men­tos de ofer­ta pú­bli­ca, al­go que zan­jó el mar­tes.

— “Voy a es­ta­ble­cer una se­pa­ra­ción y voy a aban­do­nar to­do lo que ten­ga que ver con ges­tión o par­ti­ci­pa­ción en intereses, por le­gí­ti­mos que sean, de ca­rác­ter pri­va­do”, se­ña­ló ayer Se­bas­tián Pi­ñe­ra, quien en los úl­ti­mos me­ses se ha vis­to cues­tio­na­do por una se­rie de in­ver­sio­nes de su fa­mily of­fi­ce.

El ex man­da­ta­rio pro­fun­di­zó en el te­ma apun­tan­do que irá “más allá de la ley pa­ra ase­gu­rar que mi in­te­rés, mi vo­ca­ción, mi mi­sión co­mo Pre­si­den­te va a ser só­lo de in­te­rés pú­bli­co”.

Sin em­bar­go, aún exis­te una se­rie de de­fi­ni­cio­nes que no es­tán to­ma­das. En Ban­card, fa­mily of­fi­ce del ex man­da­ta­rio, si­guen tra­ba­jan­do en es­ta­ble­cer la fór­mu­la pa­ra el fi­dei­co­mi­so que im­ple­men­ta­rá pe­ro aún no exis­ten de­ci­sio­nes res­pec­to a cuán­do ini­ciar­lo, a quié­nes com­pren­de­rá, ni a có­mo se im­ple­men­ta­rá, al­go que de to­das for­mas se re­sol­ve­rá en las pró­xi­mas se­ma­nas.

En­tre otros as­pec­tos, en la en­ti­dad que ad­mi­nis­tra la for­tu­na de la fa­mi­lia Pi­ñe­ra ana­li­zan las po­si­bi­li­da­des que tie­nen so­bre la me­sa, pe­ro con una se­rie de du­das res­pec­to de los ac­ti­vos a in­cluir.

La Ley 20.880 en su ar­tícu­lo 26 es­ta­ble­ce que au­to­ri­da­des co­mo el Pre­si­den­te y mi­nis­tros, en­tre otros, “que sean ti­tu­la­res” de ins­tru­men­tos de ofer­ta pú­bli­ca de en­ti­da­des chi­le­nas ins­cri­tas en la SVS o SBIF y que su­peren

las UF25.000, de­be­rán cons­ti­tuir un fi­dei­co­mi­so cie­go, de­fi­ni­ción que, por una par­te, de­ja fue­ra las in­ver­sio­nes en el ex­te­rior y aque­llas de fa­mi­lia­res, y de­ja­ba en la du­da lo que su­ce­día con las in­ver­sio­nes man­te­ni­das a tra­vés de so­cie­da­des ce­rra­das, co­mo Ban­card y San­ta Ce­ci­lia. Par­te de ello se re­sol­vió el mar­tes.

La Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca de­li­mi­tó el al­can­ce de la pa­la­bra “ti­tu­lar” en la men­cio­na­da ley tras la con­sul­ta rea­li­za­da por el sub­se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Pre­si­den­cia, pues és­ta po­día im­pli­car que so­cie­da­des de in­ver­sión que­da­ran fue­ra de la ley de fi­dei­co­mi­so.

Así, se­gún el dic­ta­men, “ca­be con­cluir que la ex­per­sión “ti­tu­la­res” de­be en­ten­der­se re­fe­ri­da al he­cho que las res­pec­ti­vas au­to­ri­da­des man­ten­gan la te­nen­cia de los tí­tu­los que allí se se­ña­lan

por sí o a tra­vés de una so­cie­dad u otra en­ti­dad en la cual ten­gan par­ti­ci­pa­ción”.

A pe­sar de es­to, aún no se de­fi­nen otras ma­te­rias al in­te­rior de Ban­card. En­tre otras, la ley de­ja fue­ra a las in­ver­sio­nes de los fa­mi­lia- res, lo que ex­clui­ría los $382 mil mi­llo­nes de Odi­sea, y con ello la ex­po­si­ción en Exal­mar.

Pe­ro, a la vez, de­ja fue­ra a las so­cie­da­des ce­rra­das, co­mo las in­mo­bi­lia­rias. Se­gún su de­cla­ra­ción de pa­tri­mo­nio de 2009, a tra­vés de Ban­card, Ban­corp y San­ta Ce­ci­lia, te­nía par­ti­ci­pa­ción en In­mo­bi­lia­ria Ban­card, Are­nas Blan­cas, El Bol­do, Par­que Ma­ga­lla­nes, Bal­ma­ce­da, Puente La Dehe­sa, Ca­sa Gran­de, en Va­lle Es­con­di­do y Los Bos­ques. Pe­ro la ley pu­bli­ca­da en 2016, in­di­can fuen­tes cer­ca­nas, no es cla­ra res­pec­to de si vo­lun­ta­ria­men­te se pue­den in­cluir en el fi­dei­co­mi­so ac­ti­vos no con­si­de­ra­dos por és­ta. Y de po­der­se, se en­ten­de­ría que se­rían só­lo aque­llos ac­ti­vos que se pue­den ad­mi­nis­trar ba­jo un man­da­to de ad­mi­nis­tra­ción de car­te­ra, al­go que se­gún la cir­cu­lar 1.862 de la SVS no con­tem­pla so­cie­da­des ce­rra­das, pues de­fi­ne que las in­ter­me­dia­rias que ad­mi­nis­tren car­te­ras só­lo po­drán in­ver­tir los re­cur­sos da­dos en man­da­tos en ins­tru­men­tos de ofer­ta pú­bli­ca, va­lo­res ex­tran­je­ros su­per­vi­sa­dos por en­ti­da­des si­mi­la­res a la SVS, con­tra­tos de de­ri­va­dos, tí­tu­los que re­pre­sen­ten pro­duc­tos o fac­tu­ras, y fac­tu­ras. ℗

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.