Cre­ci­mien­to y fal­ta de se­ña­les cla­ras del Eje­cu­ti­vo

No se les pue­de exi­gir a los po­lí­ti­cos una ac­ti­tud pro in­ver­sión si des­de el Go­bierno no se en­tre­gan in­di­cios en la mis­ma di­rec­ción.

Pulso - - OPINION -

No obs­tan­te lo an­te­rior, ol­vi­da el mi­nis­tro que ade­más de lo que el mun­do de la po­lí­ti­ca pue­de ha­cer en es­te sen­ti­do, tam­bién hay ac­cio­nes que pue­den em­pren­der­se des­de el pro­pio go­bierno cen­tral y an­te las cua­les se ha de­mos­tra­do una cier­ta par­si­mo­nia que no se con­di­ce con la ur­gen­cia de ele­var la in­ver­sión.

En el cam­po de la in­fra­es­truc­tu­ra, que es lo que a no­so­tros nos co­rres­pon­de, se pue­den se­ña­lar al­gu­nas lí­neas de ac­ción que des­de el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da po­drían ace­le­rar­se, de mo­do de dar se­ña­les de una ma­yor de­ci­sión al res­pec­to.

A mo­do de ejem­plo, to­da­vía es­tá pen­dien­te una can­ti­dad im­por­tan­te de obras adi­cio­na­les que las con­ce­sio­nes via­les es­tán dis­pues­tas a lle­var a ca­bo pa­ra me­jo­rar la ser­vi­cia­li­dad de las ru­tas in­ter­ur­ba­nas, re­tra­sa­das en al­gu­na me­di­da por la dis­cu­sión acer­ca de las com­pen­sa­cio­nes.

En­ten­de­mos que es­te es un pro­ble­ma re­le­van­te, aun­que en si­tua­cio­nes crí­ti­cas de in­ver­sión, co­mo las que afec­tan al país en es­tos mo­men­tos, bien val­dría la pe­na fle­xi­bi­li­zar en el mar­gen pa­ra que es­tas se pu­die­ran ma­te­ria­li­zar a la ma­yor bre­ve­dad.

Un se­gun­do ele­men­to del cual el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da de­be­ría ha­cer­se car­go es de los pro­ce­sos de li­ci­ta­ción de con­ce­sio­nes de obras pú­bli­cas. Las cons­tan­tes pos­ter­ga­cio­nes de al­gu­nos pro­yec­tos, con mo­di­fi­ca­cio­nes a las ba­ses de li­ci­ta­ción que só­lo apun­tan a ba­jar las ta­sas de re­torno es­pe­ra­das, han ge­ne­ra­do du­das acer­ca de la real con­vic­ción del Go­bierno en el sis­te­ma de con­ce­sio­nes. Los re­tra­sos tie­nen cos­tos reales pa­ra los in­ver­sio­nis­tas y pa­ra los usua­rios, pe­ro el mi­nis­tro pa­re­ce ig­no­rar­los.

UN TER­CER as­pec­to so­bre el cual el mi­nis­tro de­be­ría re­fle­xio­nar, si se tra­ta de pro­mo­ver la in­ver­sión, es el contenido del Fon­do de In­ver­sio­nes de In­fra­es­truc­tu­ra (FI) que se es­tá dis­cu­tien­do en el Par­la­men­to. La pro­pues­ta del Go­bierno, en la cual el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da ha te­ni­do una in­je­ren­cia má­xi­ma, in­hi­be la ca­pa­ci­dad del Fon­do de apa­lan­car re­cur­sos pa­ra pro­yec­tos de gran en­ver­ga­du­ra y con re­tor­nos al lar­go pla­zo.

La dis­per­sión de ob­je­ti­vos del Fon­do, la res­tric­ción pa­ra apor­tar­le los ac­ti­vos que ase­gu­ren los in­gre­sos ne­ce­sa­rios pa­ra con­tar con el res­pal­do de las agencias cla­si­fi­ca­do­ras de ries­go y así au­men­tar la dis­po­ni­bi­li­dad de re­cur­sos y dis­mi­nuir los cos­tos fi­nan­cie­ros, la fal­ta de cla­ri­dad acer­ca de las po­lí­ti­cas ta­ri­fa­rias que se de­be­rán se­guir en re­la­ción con los ac­ti­vos que se pon­gan a dis­po­si­ción del Fon­do, son ele­men­tos que, más que mos­trar un mi­nis­te­rio dis­pues­to a au­men­tar la in­ver­sión en la pers­pec­ti­va del lar­go pla­zo, si­gue preo­cu­pa­do más bien de con­tro­lar el gas­to de cor­to pla­zo y que el fu­tu­ro se arre­gle so­lo.

To­das es­tas su­ge­ren­cias se le han he­cho ver al Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da a tra­vés de di­fe­ren­tes vías y en di­fe­ren­tes oca­sio­nes, in­clu­so por “los po­lí­ti­cos”, sin una ex­pli­ca­ción cla­ra de las ra­zo­nes que lo lle­van a in­sis­tir en una di­rec­ción con­tra­ria a lo que se re­quie­re. Mal se les pue­de exi­gir a “los po­lí­ti­cos”, co­mo di­ce el mi­nis­tro, una ac­ti­tud pro in­ver­sión si el Eje­cu­ti­vo no da se­ña­les con­cre­tas en la mis­ma di­rec­ción, más allá de afir­ma­cio­nes en se­mi­na­rios y a los me­dios so­bre las sa­nas con­di­cio­nes ma­cro­eco­nó­mi­cas en que se en­cuen­tra el país. ℗

El au­tor es se­cre­ta­rio eje­cu­ti­vo del Con­se­jo de Po­lí­ti­cas de In­fra­es­truc­tu­ra (CPI).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.