El ca­so de Ben Ber­nan­ke, ex ti­tu­lar de la Fed, y su in­gre­so a Ci­ta­del

Pulso - - ECONOMIA&DINERO -

— “Ben Ber­nan­ke pa­só la puer­ta gi­ra­to­ria” o “El he­li­cóp­te­ro de Ben hi­zo llo­ver pa­ra él mis­mo”, fue­ron al­gu­nos de los ti­tu­la­res de la quin­ce­na de abril de 2015, cuan­do se hi­zo pú­bli­ca la en­tra­da del ex presidente de la Re­ser­va Fe­de­ral a Ci­ta­del, un fon­do de co­ber­tu­ra de US$25.000 mi­llo­nes, un año y cua­tro me­ses des­pués de que de­ja­ra su car­go en la Fed.

El an­te­ce­sor de Janet Ye­llen, que co­man­dó la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria no con­ven­cio­nal del cen­tral es­ta­dou­ni­den­se, com­pren­día la po­lé­mi­ca que ge­ne­ra­ría su con­tra­ta­ción, da­do que la in­ces­tuo­sa re­la­ción en­tre Was­hing­ton y Wall Street es se­gui­da de cer­ca por los me­dios de co­mu­ni­ca­ción.

En ese marco, Ber­nan­ke ase­gu­ró que eli­gió Ci­ta­del por­que “no es re­gu­la­da por la Re­ser­va Fe­de­ral”.

Sin em­bar­go, la con­tro­ver­sia per­sis­tió, da­do que hu­bo quie­nes ar­gu­men­ta­ban que los fon­dos de co­ber­tu­ra con­tri­bu­ye­ron a los ries­gos sis­té- mi­cos que ayu­da­ron a pro­vo­car el co­lap­so fi­nan­cie­ro, razón por la cual los fon­dos de co­ber­tu­ra y el ca­pi­tal pri­va­do es­tán cu­bier­tos por la Re­gla de Volc­ker en la Dod­dF­rank.

De he­cho, es la Re­ser­va Fe­de­ral la que su­per­vi­sa el pro­ce­so de los gran­des ban­cos que se li­be­ran de los fon­dos de co­ber­tu­ra.

Pe­se a to­do, Ber­nan­ke no cam­bió el rum­bo y más tar­de se con­vir­tió en con­se­je­ro del di­rec­to­rio de Pim­co.P FG

ZPa­ra que en No­rue­ga se res­pe­te el “co­oling off”, las ex au­to­ri­da­des in­for­man sus nue­vos pues­tos de tra­ba­jo y esa in­for­ma­ción es de ac­ce­so pú­bli­co en In­ter­net.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.