Gabriel Neu­me­yer: “La ener­gía so­lar no es la ener­gía del fu­tu­ro, sino del pre­sen­te”

Pulso - - ESPECIAL - DA­NIEL FA­JAR­DO C. net­bi­lling de ho­ga­res o em­pre­sas?

—Des­de ha­ce más de una dé­ca­da se vie­ne ha­blan­do de las bon­da­des de la ener­gía so­lar. Tan­to así, que nues­tro país se ha tras­for­ma­do en un ver­da­de­ro hub de la ener­gía fo­to­vol­tai­ca a ni­vel la­ti­noa­me­ri­cano, con la plan­ta so­lar más gran­de (El Ro­me­ro, de Ac­cio­na) y una de las ra­dia­cio­nes más fuer­tes del pla­ne­ta.

Pe­ro el en­tu­sias­mo por el sol aún no ha ace­le­ra­do de­ma­sia­do la implementación de es­ta tec­no­lo­gía a ni­vel do­mi­ci­lia­rio y em­pre­sas me­dia­nas. In­clu­so, a dos años y me­dio de su pro­mul­ga­ción, la Ley de Ge­ne­ra­ción Dis­tri­bui­da (Ley 20.571) o de no ha si­do un gran ali­cien­te. Pe­ro Gabriel Neu­me­yer, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Chi­le­na de Ener­gía So­lar (Acesol), -en­ti­dad que aca­ba de cum­plir 10 años y reúne a 60 em­pre­sas li­ga­das a es­ta in­dus­tria- es op­ti­mis­ta. “Es­ta­mos en un año cla­ve por va­rias ra­zo­nes. Si bien es­te mer­ca­do aún es jo­ven, ha de­mos­tra­do en di­fe­ren­tes seg­men­tos que la ener­gía so­lar es to­tal­men­te fac­ti­ble. Du­ran­te el pri­mer año de la Ley 20.571 efec­ti­va­men­te el cre­ci­mien­to fue len­to, ya que to­dos los ac­to­res in­tere­sa­dos, aún no te­nían bien im­ple­men­ta­dos to­dos los pro­ce­sos, lo que aho­ra ya es­tá asen­ta­do”, di­ce Neu­me­yer.

¿Qué fal­ta en­ton­ces pa­ra su ma­si­fi­ca­ción a ni­vel do­mi­ci­lia­rio?

— Se ha ga­na­do ex­pe­rien­cia, es­tán las le­yes y es­tán las em­pre­sas ca­pa­ci­ta­das. Por eso, la ener­gía so­lar no es la ener­gía del fu­tu­ro, sino del pre­sen­te. En con­se­cuen­cia, una de las gran­des ta­reas de es­te año es la di­fu­sión. To­do el mun­do sa­be que exis­te ener­gía so­lar y que sir­ve pa­ra el agua ca­lien­te, la ca­le­fac­ción, la elec­tri­ci­dad, etc., pe­ro muy po­cos en­tien­den so­bre sus cos­tos y re­tor­nos.

Pe­ro tam­bién mu­chos re­cla­man que al co­nec­tar­se a la red me­dian­te net­bi­lling, re­ci­ben me­nos di­ne­ro por la ener­gía pro­du­ci­da que lo que de­ben pa­gar a la em­pre­sa de dis­tri­bu­ción eléc­tri­ca. ¿No es eso un des­in­cen­ti­vo?

PRO­YEC­CIO­NES “Si los ban­cos crean al­ter­na­ti­vas de fi­nan­cia­mien­to, du­pli­ca­re­mos el cre­ci­mien­to”.

INS­TA­LA­CIÓN EN HO­GA­RES “Una de las ta­reas de es­te año es la di­fu­sión. Po­cos en­tien­den su cos­to”.

— Lo que su­ce­de es que a ni­vel do­mi­ci­lia­rio, la com­pa­ñía no co­bra por po­ten­cia ins­ta­la­da y con­su­mo de ener­gía por se­pa­ra­do, co­mo sí ocu­rre a ni­vel in­dus­trial. O sea, só­lo te co­bran por el con­su­mo. Por eso cuan­do se de­fi­nió la Ley se es­ta­ble­ció que si uno com­pra por ejem­plo a $100, la ener­gía ex­ce­den­te pue­de ven­der­la (y de­vol­ver­la al sis­te­ma) a $60. Es­to, por­que el cos­to de la po­ten­cia se ge­ne­ra igual, pe­ro no se tras­pa­sa al clien­te. En otras pa­la­bras, se de­vuel­ve el con­su­mo, no la po­ten­cia.

Me ima­gino que a ni­vel ma­si­vo cues­ta en­ten­der es­to…

— Por eso hay un tra­ba­jo de ex­pli­ca­ción que no es fá­cil de abor­dar. Hay ar­gu­men­tos téc­ni­cos de por qué es­tá di­se­ña­da así la ley, por eso no exis­te un in­cen­ti­vo co­mo en otros paí­ses en el mun­do, que se han po­si­cio­na­do de for­ma más cla­ra con res­pec­to a las ERNC.

¿De qué for­ma fun­cio­nan esos in­cen­ti­vos?

— En esos paí­ses, a pe­sar de que sa­ben que ba­jo net­bi­lling no pue­de ha­ber una de­vo­lu­ción 1:1, de to­das for­mas lo ha­cen, co­mo ayu­da pa­ra im­ple­men­tar la ener­gía so­lar en ca­sas, ba­rrios y em­pre­sas. Es un apo­yo a la gen­te que con sus re­cur­sos pri­va­dos quie­ra apor­tar a una ma­triz más sus­ten­ta­ble.

¿Y el pre­cio de la ins­ta­la­ción, no es tam­bién un des­in­cen­ti­vo?

— El va­lor de los pa­ne­les fo­to­vol­tai­cos es­tá ba­jan­do mu­cho, con me­jo­res ni­ve­les de ca­li­dad y efi­cien­cia, lo que es cla­ve, por­que es lo más ca­ro. Pe­ro la prin­ci­pal ba­rre­ra pa­ra ma­si­fi­car es­to es el fi­nan­cia­mien­to de so­lu­cio­nes so­la­res, por­que cla­ra­men­te no po­de­mos com­pa­rar­lo a un ca­le­font. Pe­ro mi­ra­do des­de otro pun­to de vis­ta, en una so­lu­ción a gas, la in­ver­sión en el ca­le­font es un pie y el cos­to del gas, las cuo­tas men­sua­les. El pro­ble­ma de eso es que el in­te­rés de las cuo­tas es va­ria­ble y nun­ca sa­bré el com­por­ta­mien­to real del pre­cio en el tiem­po, por­que el pre­cio del gas es va­ria­ble. En un sis­te­ma so­lar en cam­bio, se ha­ce una in­ver­sión ini­cial (que en una ca­sa pue­de ser de unos $2.000.000), pe­ro la ener­gía men­sual prác­ti­ca­men­te no tie­ne cos­to. Só­lo la man­ten­ción del sis­te­ma.

¿Pe­ro el sis­te­ma fi­nan­cie­ro no se en­tu­sias­ma en fi­nan­ciar es­tos pro­yec­tos a ni­vel

— Hay al­gu­nas ini­cia­ti­vas de em­pre­sas pri­va­das ba­jo el mo­de­lo ESCO. Tam­bién hay ini­cia­ti­vas de al­gu­nos ban­cos, pe­ro nin­gu­na ha te­ni­do una can­ti­dad im­por­tan­te de pro­yec­tos. Mu­chos ban­cos lo es­tán eva­luan­do, pe­ro nin­guno ha sa­li­do con una pro­pues­ta con­cre­ta. Sin em­bar­go, el Mi­nis­te­rio de Ener­gía ya es­tá en con­ver­sa­cio­nes con un ban­co al res­pec­to pa­ra lan­zar al­go en los pró­xi­mos me­ses.

¿Cuán­to cree que cre­ce­rá en­ton­ces es­te mer­ca­do en los pró­xi­mos años?

— La cur­va va ha­cia arri­ba. Pe­ro cla­ro, es por­que tam­bién ha­bía po­cas ins­ta­la­cio­nes. Se han im­ple­men­ta­do cer­ca de 600 sis­te­mas de ge­ne­ra­ción dis­tri­bui­da en los dos años y me­dio que lle­va la Ley. Pe­ro si los ban­cos se su­man con al­ter­na­ti­vas de fi­nan­cia­mien­to, es­to se va a ma­si­fi­car y du­pli­ca­re­mos el cre­ci­mien­to por va­rios años. ℗

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.