La in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial di­vi­de a las em­pre­sas tec­no­ló­gi­cas

¿Re­gu­lar o no el desa­rro­llo de la IA? El fun­da­dor de Fa­ce­book es op­ti­mis­ta, pe­ro Elon Musk cree que pue­de ser un pe­li­gro pa­ra la hu­ma­ni­dad sin re­gu­la­ción.

Pulso - - PORTADA - PAU­LA NÚ­ÑEZ LÓ­PEZ

—A me­dia­dos del si­glo pa­sa­do, Is­sac Asi­mov ha­bla­ba de un mundo en que los ro­bots eran ca­pa­ces de apren­der por sí mis­mos y su­plían a los hu­ma­nos en mu­chas ta­reas. 70 años más tar­de la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial (IA) em­pie­za a tan­gi­bi­li­zar las ideas pro­pues­tas por Asi­mov, di­vi­dien­do al mundo de la tec­no­lo­gía.

La se­ma­na pa­sa­da, Mark Zuc­ker­berg, fun­da­dor de Fa­ce­book, se en­fren­tó a otro ti­tán de la in­dus­tria: Elon Musk, fun­da­dor de Tes­la, Pay­pal y Spa­ce X, en­tre otras. ¿El te­ma en dispu­ta? Las im­pli­can­cias de la IA. Mien­tras Zuc­ker­berg apues­ta a que su in­te­gra­ción me­jo­ra­rá la ca­li­dad de vi­da, Musk en­fa­ti­zó en que si no se re­gu­la pue­de sig­ni­fi­car un se­rio pe­li­gro pa­ra la hu­ma­ni­dad. “Has­ta que la gen­te no vea ro­bots en la ca­lle ma­tan­do a otras per­so­nas, no sa­ben có­mo van a reac­cio­nar por­que to­da­vía pa­re­ce al­go muy eté­reo”, se­ña­ló el fun­da­dor de Tes­la fren­te a la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Go­ber­na­do­res de EEUU.

Si bien son vi­sio­nes en­fren­ta­das, Lo­re­to Bra­vo, directora del Ins­ti­tu­to Da­ta Scien­ce de la Fa­cul­tad de In­ge­nie­ría UDD, con­si­de­ra que son ne­ce­sa­rias. “Es un he­cho que la IA va a re­vo­lu­cio­nar ca­si to­das las in­dus­trias. Al igual que to­das las tec­no­lo­gías im­pli­ca ries­gos, pe­ro se tie­ne que apren­der a li­diar con ellos”.

Pe­ro Musk no ha si­do el úni­co en en­fa­ti­zar acer­ca de la re­gu­la­ción de es­ta tec­no­lo­gía. En fe­bre­ro, un gru­po de in­ves­ti­ga­do­res y lí­de­res di­gi­ta­les, en­tre los que des­ta­ca Bill Ga­tes y Stephen Haw­king, fir­ma­ron una car­ta pa­ra es­ta­ble­cer pa­rá­me­tros éti­cos del uso de la IA. “La vi­sión ne­ga­ti­va es sú­per ne­ce­sa­ria pa­ra im­pul­sar el desa­rro­llo de le­gis­la­ción en torno a es­ta tec­no­lo­gía”, aña­de Bra­vo.

Con esa vi­sión coin­ci­de Ch­ris­tian Sfeir, director de Cloud en Mi­cro­soft Chi­le. Se­ña­la que la lle­ga­da de la IA es­tá plan­tean­do nue­vos pro­ble­mas que de­ben ser con­si­de­ra­dos pa­ra pre­ser­var va­lo- res co­mo el res­pe­to por la au­to­no­mía y la in­ti­mi­dad. “Los or­ga­nis­mos e ins­ti­tu­cio­nes de­ben tra­ba­jar en al me­nos tres lí­neas pa­ra re­gu­lar y fo­men­tar la IA: mo­der­ni­zar las le­yes y prác­ti­cas que per­mi­tan el desa­rro­llo de la IA; fo­men­tar el desa­rro­llo de las me­jo­res prác­ti­cas éti­cas, y eva­luar la ley de pri­va­ci­dad”.

Un buen ejem­plo de es­te de­ba­te fue lo ocu­rri­do ha­ce unos días, cuan­do Fa­ce­book de­ci­dió des­co­nec­tar dos má­qui­nas que fun­cio­na­ban con IA por­que ha­bían desa­rro­lla­do un len­gua­je pro­pio, con el que no ha­bían si­do pro­gra­ma­das. “Hay un re­to la­ten­te en pre­pa­rar a las fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes pa­ra co­exis­tir con la IA. En es­te sen­ti­do, la educación di­gi­tal es un área en la cual se de­be pro­fun­di­zar y en la que se de­ben es­ta­ble­cer li­nea­mien­tos que ase­gu­ren su con­ti­nui­dad en el tiem­po”, di­ce Juan Luis Nú­ñez, ge­ren­te ge­ne­ral de Fundación País Di­gi­tal.

Las pro­yec­cio­nes de IDC se­ña­lan que los in­gre­sos a ni­vel glo­bal por con­cep­to de sis­te­mas de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y cog­ni­ti­va lle­ga­rán a los US$12.500 mi­llo­nes a lo lar­go de 2017. Se tra­ta­ría de un in­cre­men­to de 59,3% fren­te al año an­te­rior. La in­ver­sión en torno a es­ta tec­no­lo­gía se­gui­ría un cre­ci­mien­to pro­me­dio anual de 54,4% has­ta 2020, cuan­do sus in­gre­sos su­peren los US$46.000 mi­llo­nes.P

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.