Vol­ver a creer en La­ti­noa­mé­ri­ca

Los ni­ve­les ac­tua­les de ti­po de cam­bio y de cier­tas ma­te­rias pri­mas pre­sen­tan un atrac­ti­vo pun­to de en­tra­da.

Pulso - - TRADER - PA­BLO LÓ­PEZ El au­tor es ge­ren­te de In­ver­sio­nes de BI­CE In­ver­sio­nes AGF.

DU­RAN­TE el 2017 los mer­ca­dos ac­cio­na­rios han con­ti­nua­do con su ten­den­cia po­si­ti­va, in­fluen­cia­do por las me­jo­res ci­fras de cre­ci­mien­to, ba­ja in­fla­ción y ren­di­mien­to poco atrac­ti­vo que ofre­cen los ins­tru­men­tos de deu­da. Da­do lo an­te­rior, al­gu­nos mer­ca­dos es­tán transan­do a múl­ti­plos ele­va­dos con res­pec­to a su his­to­ria, aun in­cor­po­ran­do fa­vo­ra­bles pers­pec­ti­vas fu­tu­ras, to­man­do en con­si­de­ra­ción el cre­ci­mien­to de uti­li­da­des y la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria aún ex­pan­si­va. Así, cree­mos se vuel­ve más re­le­van­te la se­lec­ti­vi­dad a la hora de in­ver­tir.

En es­te sen­ti­do, La­ti­noa­mé­ri­ca des­ta­ca por una com­bi­na­ción de va­lo­ri­za­cio­nes atrac­ti­vas ver­sus otros mer­ca­dos, ma­yor es­ta­bi­li­dad en las mo­ne­das y ma­te­rias pri­mas, y me­jo­res pers­pec­ti­vas eco­nó­mi­cas.

Des­pués de afron­tar un ci­clo de ba­jo cre­ci­mien­to, cree­mos que los paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca de­be­rían mos­trar una reactivación en los pró­xi­mos tri­mes­tres. Así, un ma­yor di­na­mis­mo de la in­ver­sión, tan­to pú­bli­ca co­mo pri­va­da, un me- jor ma­ne­jo de las fi­nan­zas pú­bli­cas, y es­ta­bi­li­dad en el pre­cio de las ma­te­rias pri­mas, son fac­to­res re­le­van­tes que es­ta­rían de­trás de di­cha re­cu­pe­ra­ción.

Es im­por­tan­te to­mar en cuen­ta que du­ran­te los úl­ti­mos 4 años las mo­ne­das de la re­gión su­frie­ron fuer­tes pér­di­das de va­lor, ex­pli­ca­das prin­ci­pal­men­te por la caí­da en el pre­cio de las ma­te­rias pri­mas y un ajus­te mo­ne­ta­rio por par­te de la Re­ser­va Fe­de­ral. Da­da la mag­ni­tud del ajus­te, cree­mos que los ni­ve­les ac­tua­les de ti­po de cam­bio y de cier­tas ma­te­rias pri­mas pre­sen­tan un atrac­ti­vo pun­to de en­tra­da, con un ho­ri­zon­te de in­ver­sión de lar­go pla­zo.

Fi­nal­men­te, gra­cias a los avan­ces en ma­te­ria ins­ti­tu­cio­nal y de po­lí­ti­cas pú­bli­cas, cree­mos que el ries­go po­lí­ti­co ten­dría un me­nor im­pac­to so­bre los mer­ca­dos de la re­gión. Adi­cio­nal­men­te, es­pe­ra­mos que el es­ce­na­rio po­lí­ti­co se man­ten­ga o mejore mar­gi­nal­men­te las prin­ci­pa­les eco­no­mías de la re­gión; Brasil es pro­ba­ble­men­te la ex­cep­ción, da­do que exis­te un ma­yor gra­do de in­cer­ti­dum­bre.

Da­da la co­yun­tu­ra ac­tual, cree­mos que La­ti­noa­mé­ri­ca pre­sen­ta un pun­to de en­tra­da, don­de una reactivación eco­nó­mi­ca im­pul­sa­rá las uti­li­da­des de las com­pa­ñías, en un mer­ca­do que se en­cuen­tra en va­lo­ri­za­cio­nes atrac­ti­vas en tér­mi­nos his­tó­ri­cos y re­la­ti­vos a otros mer­ca­dos.P

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.