Op­ti­mis­mo en la zo­na eu­ro: mo­ne­da co­mún lle­ga a su me­jor ni­vel en dos años y me­dio

Pulso - - ECONOMIA & DINERO - L. RUIZ/AGEN­CIAS

La eu­ro­zo­na es­tá te­nien­do un desem­pe­ño me­jor al es­pe­ra­do, lo que se su­ma a que los mer­ca­dos es­tán perdiendo la pa­cien­cia con la ad­mi­nis­tra­ción de Do­nald Trump.

—El eu­ro se ace­le­ró fren­te al dó­lar, en­tre ci­fras más sa­lu­da­bles so­bre las 17 eco­no­mías que com­par­ten la di­vi­sa. Los pre­cios al consumidor en la zo­na eu­ro au­men­ta­ron a un rit­mo anual de 1,3% en ju­lio, sin cam­bios con res­pec­to al mes an­te­rior, mien­tras la in­fla­ción sub­ya­cen­te, que ex­clu­ye com­po­nen­tes vo­lá­ti­les co­mo ali­men­tos y ener­gía, se ace­le­ró 1,2%, la más al­ta en tres me­ses.

En tan­to, la ta­sa de des­em­pleo en la eu­ro­zo­na se si­tuó en ju­nio en 9,1%, el ni­vel más ba­jo des­de fe­bre­ro de 2009 con lo que el eu­ro subió du­ran­te la jor­na­da a su me­jor ni­vel des­de el 9 de enero de 2015.

Pe­se a que la in­fla­ción con­fir­ma la pre­vi­sión del pre­si­den­te del cen­tral eu­ro­peo, Ma­rio Drag­hi, de que la in­fla­ción se man­ten­drá cer­ca de los ni­ve­les de ju­nio en los pró­xi­mos me­ses, tam­bién re­fuer­za su eva­lua­ción de que, pe­se al au­ge eco­nó­mi­co de la re­gión, to­da­vía no hay una ten­den­cia au­to­sos­te­ni­ble. To­do mien­tras los res­pon­sa­bles de po­lí­ti­cas se es­tán pre­pa­ran­do pa­ra un de­ba­te es­te oto­ño (bo­real) so­bre la tra­yec­to­ria fu­tu­ra de la po­lí­ti­ca del Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo.

Has­ta aho­ra, las con­ver­sa­cio­nes de Drag­hi y su Con­se­jo de Go­bierno se han man­te­ni­do ale­ja­das de una dis­cu­sión for­mal so­bre el fu­tu­ro del pro­gra­ma de ex­pan­sión cuan­ti­ta­ti­va del BCE, de 2,3 mi­llo­nes de mi­llo­nes de eu­ros (US$2,7 bi­llo­nes) des­pués de su fi­na­li­za­ción pre­vis­ta pa­ra di­ciem­bre.

“El eu­ro es­tá bas­tan­te fuer­te, en efec­to, pe­ro por va­rias ra­zo­nes”, di­jo a PUL­SO el eco­no­mis­ta ING, Pe­ter Van­den Hou­te. “Hay ra­zo­nes do­més­ti­cas pa­ra un eu­ro más fuer­te: la eu­ro­zo­na es­tá te­nien­do un desem­pe­ño me­jor al es­pe­ra­do, con los in­di­ca­do­res de con­fian­za en má­xi­mos de 10 años. Es­to es­tá atra­yen­do a los in­ver­sio­nis­tas a Eu­ro­pa, po­nién­do­le pre­sión al al­za al eu­ro. Sin em­bar­go, es­ta es tam­bién una ja­que­ca pa­ra el BCE. Un eu­ro más fuer­te ha­rá caer to­da­vía más a la in­fla­ción. Hay que re­cor­dar que el pronóstico del BCE de 1,3% y de 1,6% pa­ra la in­fla­ción en 2018 y 2019 ha es­ta­do ba­sa­da en una ta­sa de ti­po de cam­bio de so­lo 1,09. Y con un eu­ro mu­cho más fuer­te, el BCE va a te­ner que re­vi­sar ha­cia aba­jo su pronóstico de los pre­cios, lo que sig­ni­fi­ca tam­bién que de­be­rá ser más do­vish”, se­ña­ló.

El ex­per­to, ba­sa­do en Bru­se­las, aco­tó que por otro la­do, los mer­ca­dos es­tán perdiendo la pa­cien­cia con la ad­mi­nis­tra­ción de Trump, que pa­re­ce no ha­cer na­da en ab­so­lu­to. “Los an­he­los de tra­ba­jos en in­fra­es­truc­tu­ra, sin men­cio­nar los re­cor­tes de im­pues­tos, pa­ra ha­cer que el cre­ci­mien­to pa­se al si­guien­te ni­vel, se es­tán des­va­ne­cien­do. Pa­ra 2017, na­da más se espera en tér­mi­nos de es­tí­mu­lo pre­su­pues­ta­rio. Más aún, al­can­zan­do el te­cho de la deu­da a fi­nes de sep­tiem­bre, ve­ría­mos más agi­ta­ción po­lí­ti­ca si el en­fren­ta­mien­to en­tre el pre­si­den­te y su pro­pio par­ti­do con­ti­nua. To­do es­to es­tá de­bi­li­tan­do cla­ra­men­te al dó­lar”, aco­tó.

¿QUÉ IM­PLI­CAN­CIAS TRAE­RÁ? A lar­go pla­zo, en ING creen que el eu­ro-dó­lar se mo­ve­rá a 1,25, a po­der de pa­ri­dad de com­pra, pe­ro en el cor­to pla­zo el eu­ro pa­re­ce es­tar so­bre­com­pra­do. “Las po­si­cio­nes es­pe­cu­la­ti­vas de mer­ca­do fu­tu­ro aho­ra son bas­tan­te lar­gas en el eu­ro y más bien cor- tas en el dó­lar. En otras pa­la­bras, mu­chas de las no­ti­cias bue­nas ya es­tán pa­sa­das a pre­cio pa­ra el eu­ro. Cree­mos que el BCE tam­bién po­dría in­ter­ve­nir ver­bal­men­te si el eu­ro si­gue for­ta­le­cién­do­se. Es­to no es inusual: en 2004 y 2007 el en­ton­ces pre­si­den­te, Jean-Clau­de Tri­chet, ya ha­bía ad­ver­ti­do que “los mo­vi­mien­tos bru­ta­les de di­vi­sas no eran bien­ve­ni­dos”, in­di­có el eco­no­mis­ta je­fe de la di­vi­sión del ban­co. “Tam­bién pen­sa­mos que el BCE se­rá muy do­vish en sus anun­cios de po­lí­ti­ca fu­tu­ra ne­ce­sa­ria pa­ra evi­tar que los mer­ca­dos apues­ten más al ti­po de cam­bio. Pe­ro tam­bién ne­ce­si­ta­mos, pro­ba­ble­men­te, te­ner se­ña­les de que la ad­mi­nis­tra­ción Trump es ca­paz de con­tro­lar­se, lo que es­tá fue­ra del do­mi­nio del BCE”, di­jo.P

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.