En el mer­ca­do de bo­nos ac­tual, la in­fla­ción es la cla­ve

Más que los mo­vi­mien­tos de TPM, lo que de­ter­mi­na­rá el re­torno fu­tu­ro de los bo­nos se­rá la in­fla­ción.

Pulso - - TRADER - PA­TRI­CIO MU­ÑOZ El au­tor es ge­ren­te de Ren­ta Fi­ja de La­rrai­nVial As­set Ma­na­ge­ment

LOS úl­ti­mos da­tos so­bre cre­ci­mien­to e in­fla­ción de nues­tra eco­no­mía vol­vie­ron a sor­pren­der. El IMACEC de 1,3% y la in­fla­ción de -0,4%, co­rres­pon­dien­tes a ma­yo y ju­nio, respectivamente, ge­ne­ran du­das so­bre la mag­ni­tud de la des­via­ción en­tre el desem­pe­ño de la eco­no­mía y el es­ce­na­rio del Ban­co Cen­tral. El te­ma no es me­nor, ya que des­via­cio­nes re­le­van­tes po­drían in­di­car re­cor­tes adi­cio­na­les de la ta­sa rec­to­ra, mien­tras que des­via­cio­nes menores po­drían sig­ni­fi­car que la TPM no se mue­ve más. Es­to implica mo­vi­mien­tos en el mer­ca­do de bo­nos y de­ter­mi­na el ni­vel de re­tor­nos que re­ci­bi­rán los in­ver­sio­nis­tas. Las dis­tin­tas opi­nio­nes que apa­re­cen día a día so­bre la TPM re­fle­jan que no exis­te con­sen­so.

A nuestro jui­cio, más que los mo­vi­mien­tos de TPM, lo que de­ter­mi­na­rá el re­torno fu­tu­ro de los bo­nos se­rá la in­fla­ción. Ba­jas in­fla­cio­nes po­drían pro­vo­car flu­jos sa­lien­do del mer­ca­do de deuda pa­ra de­pó­si­tos a pla­zo o productos más ries­go­sos, co­mo fon­dos ba­lan­cea­dos y ac­cio­nes. Ya es­ta­mos viendo co­mo las AFP han ven­di­do cer­ca de US$2.000 mi­llo­nes en ins­tru­men­tos de deuda en los úl­ti­mos me­ses.

Es­pe­ra­mos que la in­fla­ción con­ti­núe baja. Pa­ra ilus­trar nuestro aná­li­sis, des­com­po­ne­mos la in­fla­ción en tran­sa­bles (productos afec­tos al ti­po de cam­bio e in­fla­ción internacional) y no tran­sa­bles (pre­cios prin­ci­pal­men­te de servicios que no son afec­ta­dos por ti­po de cam­bio). Ve­mos que el com­po­nen­te tran­sa­ble po­dría se­guir ca­yen­do de la mano de un dó­lar que con­ti­núa de­pre­cián­do­se a ni­vel glo­bal y par­ti­cu­lar­men­te en Chile.

Es­ta­mos po­si­ti­vos con el pe­so chi­leno por el pre­cio del co­bre y los flu­jos fi­nan­cie­ros que lle­gan . Por el la­do no tran­sa­ble, ve­mos que da­do el ba­jo cre­ci­mien­to de la eco­no­mía y por las bre­chas de ca­pa­ci­dad, no exis­ten pre­sio­nes pa­ra que suban los pre­cios. Su­ma­do a es­to, los bajos ni­ve­les de in­fla­ción tam­bién dis­mi­nu­yen el efec­to de los re­ajus­tes.

Con to­do, no des­car­ta­mos nue­vas ba­jas de ta­sas del Ban­co Cen­tral. Sin em­bar­go, es­tos mo­vi­mien­tos ten­drían efec­tos aco­ta­dos en los pre­cios de los bo­nos. In­sis­ti­mos en que los bajos ni­ve­les de in­fla­ción se­rán la cla­ve. Hoy, con una in­fla­ción me­nor a 0,1% men­sual, un ins­tru­men­to re­ajus­ta­bles de­ven­ga me­nos que un de­pó­si­to a pla­zo al año. In­fla­cio­nes menores a es­te ni­vel, ha­rán que los in­ver­sio­nis­tas con­ti­núen ven­dien­do ins­tru­men­tos re­ajus­ta­bles y que si­ga la vo­la­ti­li­dad del mer­ca­do de bo­nos.P

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.