Ser­gio Espejo acu­sa “trai­ción” y renuncia al par­ti­do, pe­ro sus pa­res lo cri­ti­can du­ra­men­te

Afir­mó que al­gu­nos di­ri­gen­tes han te­ni­do una “de­fen­sa ti­bia” de los es­tán­da­res éti­cos, pe­ro otros diputados lo cues­tio­na­ron por no ha­ber­se opues­to antes a Rin­cón.

Pulso - - ACTUALIDAD&POLITICA - CAR­LOS SAID

—La pro­fun­da cri­sis de la DC, que es­tá sin con­trol desde el sábado, anotó ayer a sus pri­me­ros caí­dos. Ser­gio Espejo, vi­ce­pre­si­den­te del par­ti­do y dipu­tado por la Re­gión de O’Hig­gins, quien lue­go de re­fle­xio­nar de­ci­dió re­nun­ciar a la co­lec­ti­vi­dad y de­cli­nar su re­pos­tu­la­ción.

“La De­mo­cra­cia Cris­tia­na es­tá más in­te­re­sa­da en los votos que en la de­fen­sa de los prin­ci­pios que la hi­cie­ron gran­de”, di­jo ayer, en una de­cla­ra­ción pú­bli­ca en el Con­gre­so, en la que acu­só que la Jun­ta Na­cio­nal del par­ti­do dio una “mues­tra de una enor­me in­sen­si­bi­li­dad éti­ca” al ava­lar la re­pos­tu­la­ción de Ri­car­do Rin­cón, mos­tran­do un “to­tal des­pre­cio ha­cia los de­re­chos de las mu­je­res y a la lu­cha contra la vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar”.

“Un par­ti­do que se trai­cio­na a sí mis­mo es un par­ti­do que trai­cio­na­rá a Chile. No pue­do ser parte de es­to. Me re­be­lo contra es­ta reali­dad”, pun­tua­li­zó en su car­ta, afir­man­do ade­más que el fa­lan­gis­mo per­dió su iden­ti­dad. “Lo he­mos apre­cia­do in­clu­so en la de­fen­sa ti­bia o en la abier­ta omi­sión de al­gu­nos de nues­tros prin­ci­pa­les di­ri­gen­tes en la de­fen­sa de los es­tán­da­res éti­cos”, agre­gó.

Con ello, Espejo, quien des­ta­ca por ha­ber si­do el mi­nis­tro de Trans­por­tes que tu­vo que im­ple­men­tar el Tran­san­tia­go en 2007 —lo que le cos­tó su sa­li­da del car­go— y por ha­ber ejer­ci­do co­mo je­fe de cam­pa­ña del pre­can­di­da­to Clau­dio Orre­go en 2013, aban­do­na­rá a par­tir de aho­ra una de las sie­te vi­ce­pre­si­den­cias del fa­lan­gis­mo.

Sin em­bar­go, su de­ci­sión fue du­ra­men­te cri­ti­ca­da por sus pa­res, quie­nes lo acu­sa­ron de “mo­ra­lis­ta”, ya que él par­ti­ci­pó en la Jun­ta Re­gio­nal de la DC en O’Hig­gins, que va­li­dó a Rin­cón co­mo can­di­da­to, y se­gún ellos no mos­tró opo­si­ción.

Ma­tías Wal­ker, tam­bién vi­ce­pre­si­den­te, pi­dió “no pon­ti­fi­car desde una su­pues­ta su­pe­rio­ri­dad mo­ral, to­dos de­fen­de­mos prin­ci­pios y va­lo­res y uno de ellos es el res­pe­to al de­bi­do pro­ce­so, y parte de eso es que las jun­tas re­gio­na­les pro­pu­sie­ran al can­di­da­to a dipu­tado”. Ex­pli­có que Espejo for­ma parte de la jun­ta re­gio­nal que eli­gió por una­ni­mi­dad lle­var a Rin­cón y que, pe­se a que el aho­ra ex fa­lan­gis­ta no po­día vo­tar, en el ac­ta “no hay nin­gu­na ob­ser­va­ción de

“El pro­ce­so de ra­ti­fi­ca­ción de las candidaturas se apro­bó por una­ni­mi­dad en el Con­se­jo Na­cio­nal y en la directiva, de la que él for­mó parte”.

MA­TÍAS WAL­KER

“Un par­ti­do que se trai­cio­na a sí mis­mo es un par­ti­do que trai­cio­na­rá a Chile. No pue­do ser parte de és­to. Me re­be­lo”.

SER­GIO ESPEJO

“No ne­ce­si­ta­mos ba­rris­tas, ne­ce­si­ta­mos ser ac­to­res, usar nuestro ca­pi­tal po­lí­ti­co pa­ra sa­car ade­lan­te a la DC”.

Espejo lle­va un pe­río­do co­mo dipu­tado. Antes tra­ba­jó co­mo ase­sor en los go­bier­nos de la Con­cer­ta­ción. una opo­si­ción a que se ha­ya pro­pues­to ese nom­bre”.

El dipu­tado Ga­briel Silber aña­dió que “son días luc­tuo­sos pa­ra la DC” y que “el clima al in­te­rior del par­ti­do es irres­pi­ra­ble y más que aban­do­nar el bu­que, tenemos que ver có­mo sa­lir ai­ro­sos de es­ta cir­cuns­tan­cia”. Re­nun­cia­do vi­ce­pre­si­den­te de la DC

Sin em­bar­go, fue cru­do en su ba­lan­ce: “La cri­sis es mu­cho más pro­fun­da de lo que los chi­le­nos per­ci­ben. En la mesa hay una can­di­da­tu­ra par­la­men­ta­ria, pe­ro al fi­nal del día hay dos par­ti­dos, dos vi­sio­nes muy en­con­tra­das res­pec­to a la vi­ven­cia par­ti­da­ria y al pro­yec­to po­lí­ti­co de

la DC”, afir­mó Silber

Y Fuad Chahín la­men­tó la renuncia, pues “hu­bie­ra es­pe­ra­do que es­tu­vie­se a dis­po­si­ción pa­ra que esa con­duc­ción po­lí­ti­ca, le­jos de de­bi­li­tar­se, se for­ta­lez­ca”.

Pa­ra­le­la­men­te a la sa­li­da de Espejo, se co­no­ció la renuncia de la sub­di­rec­to­ra del Ser­vi­cio de la Mu­jer de Equi­dad de Gé­ne­ro (Ser­nam), Ma­ría Lui­sa Es­pa­ña, quien es mi­li­tan­te DC y que, de­bi­do al con­tex­to que ro­dea al ca­so Rin­cón, de­ci­dió aban­do­nar el ser­vi­cio.

“Desde una mi­ra­da per­so­nal, hu­ma­nis­ta cris­tia­na y fe­mi­nis­ta, no me es po­si­ble sus­ten­tar un car­go co­mo el que hoy de­jo, cuan­do el par­ti­do al cual re­pre­sen­to, ha de­ci­di­do, a tra­vés de una vo­ta­ción de­mo­crá­ti­ca, no va­lo­rar los de­re­chos y la dig­ni­dad de las mu­je­res”, di­jo Es­pa­ña en una car­ta que en­vió a la Pre­si­den­ta Ba­che­let.P

GA­BRIEL SILBER

Z“Soy cons­cien­te que el PDC ha que­da­do al de­be y es por ello mi de­ci­sión”, pun­tua­li­zó la sub­se­cre­ta­ria del Ser­nam Ma­ría Lui­sa Es­pa­ña, quien al­can­zó a es­tar po­co más de un año en el car­go.

Dipu­tado DC

Dipu­tado y vi­ce­pre­si­den­te de la DC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.