Cul­tu­ra pro em­pren­de­dor y pro in­no­va­dor

Pulso - - OPINION - El au­tor es se­na­dor de la Re­pú­bli­ca. FE­LI­PE HARBOE BAS­CU­ÑÁN

UN EM­PREN­DE­DOR es quien tie­ne ga­nas de cam­biar el es­ta­do de las co­sas, que no es­pe­ra ins­truc­cio­nes y ve en ca­da es­pa­cio una opor­tu­ni­dad de crear va­lor. El in­no­va­dor, por su par­te, es quien se sa­le de la fi­la, no si­gue a la ma­sa y se aven­tu­ra y arries­ga en bus­ca de nue­vas opor­tu­ni­da­des, desafía al sis­te­ma y a lo tra­di­cio­nal. Am­bos cons­ti­tu­yen un va­lor pa­ra nues­tra so­cie­dad, y de­be­mos ha­cer­nos car­go de mo­ti­var a más per­so­nas pa­ra que se su­men a di­chas vo­ca­cio­nes. Cier­ta­men­te las star­tups y los fon­dos de in­no­va­ción apor­tan al pro­ce­so, pe­ro nos fal­ta lo más re­le­van­te: crear una cul­tu­ra pro em­pren­de­dor/in­no­va­dor, que en­tre­gue fa­ci­li­da­des pa­ra el desa­rro­llo de ha­bi­li­da­des y ne­go­cios. Am­bas ac­ti­vi­da­des tie­nen ele­men­tos co­mu­nes. Uno de ellos es el ries­go aso­cia­do. In­no­var y em­pren­der es ries­go­so. Se apues­ta el tiem­po, el ca­pi­tal pro­pio o fa­mi­liar y se arries­ga el nom­bre, se buscan al­ter­na­ti­vas no ex­plo­ra­das y se crea va­lor lue­go de va­rios en­sa­yos/error. Hoy Chi­le no va­lo­ra el ries­go y el fra­ca­so, al con­tra­rio, lo evi­ta y san­cio­na. Al­tas ta­sas de in­te­rés, abul­ta­das ga­ran­tías, pro­ce­sos in­ter­mi­na­bles y la ame­na­za del Di­com o el “pe­ne­ca ver­de”, acom­pa­ñan a quie­nes sue­ñan con crear va­lor. El fra­ca­so es par­te del apren­di­za­je y de­be ser va­lo­ra­do por el sis­te­ma fi­nan­cie­ro y el Es­ta­do. Si Chi­le quie­re ser un país de em­pren­de­do­res e in­no­va­do­res, de­be­mos ter­mi­nar con la des­con­fian­za al ries­go y la san­ción del fra­ca­so y ser ca­pa­ces de crear un sis­te­ma que pre­mie al que se atre­ve, que apo­ye al que em­pren­de o in­no­va. Só­lo así apor­ta­re­mos al desa­rro­llo de em­pren­di­mien­tos e in­no­va­cio­nes. Tam­bién po­dre­mos apos­tar a te­ner en las fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes, nue­vas opor­tu­ni­da­des de re­con­fi­gu­rar el mer­ca­do la­bo­ral an­te una eco­no­mía y un desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co que aban­do­na a pasos agi­gan­ta­dos la em­plea­bi­li­dad tra­di­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.