“Cuan­do no fui­mos a pri­ma­rias de­bi­mos ha­ber­le di­cho a la Pre­si­den­ta que de­ci­día­mos sa­lir­nos de la NM”

¿Có­mo va­lo­ra la de­ci­sión que to­mó Carolina Goic? Us­ted an­ti­ci­pó sus de­seos de que la se­na­do­ra si­guie­ra en ca­rre­ra…

Pulso - - PORTADA - Una en­tre­vis­ta de JU­LIÁN ABUSLEME

RE­LA­CIÓN CON EL GO­BIERNO “Es­ta­mos fue­ra de la Nue­va Ma­yo­ría. Cuan­do de­ci­di­mos no ir a pri­ma­rias esa fue una de­ci­sión cla­ra y pre­ci­sa de que es­ta­mos fue­ra”.

ACUER­DO PRE­SI­DEN­CIAL

“De­cir que pa­se lo que pa­se va­mos a apo­yar a Guillier en se­gun­da vuel­ta, se­ría una irres­pon­sa­bi­li­dad po­lí­ti­ca”.

LIS­TA IC CON MAS

“Es una in­cohe­ren­cia com­ple­ta, yo no sé por qué se hi­zo, no tie­ne sen­ti­do al­guno. Si no­so­tros es­tá­ba­mos di­cien­do que que­ría­mos sa­lir­nos de la NM por­que se ha­bía iz­quier­di­za­do”.

—Ex mi­nis­tro di­ce que la DC ha per­di­do su in­fluen­cia y que ha acu­sa­do el des­gas­te de es­tar en la Nue­va Ma­yo­ría. —Con­fía en que el li­de­raz­go de Goic re­fuer­ce la iden­ti­dad del par­ti­do y ase­gu­ra que can­di­da­ta vol­vió muy for­ta­le­ci­da.

EN me­dio de la cri­sis que vi­ve la De­mo­cra­cia Cris­tia­na, Ed­mun­do Pé­rez Yoma, ex mi­nis­tro del In­te­rior y fi­gu­ra his­tó­ri­ca de la DC, se ma­ni­fies­ta op­ti­mis­ta con los efec­tos que podría te­ner la de­ci­sión que to­mó Carolina Goic de man­te­ner su ca­rre­ra pre­si­den­cial. Con­si­de­ra que la se­na­do­ra vuel­ve for­ta­le­ci­da y que en eso fue cla­ve el apo­yo ex­plí­ci­to de los par­la­men­ta­rios y de la me­sa di­rec­ti­va.

Des­car­ta que el tiem­po de re­fle­xión que se to­mó Goic ha­ya si­do es­tra­té­gi­co y ve en la aban­de­ra­da fa­lan­gis­ta a una mu­jer con ver­da­de­ras con­di­cio­nes de lí­der.

So­bre el do­mi­ci­lio po­lí­ti­co de su par­ti­do ad­mi­te que des­de que de­ci­die­ron no ir a pri­ma­rias es­tán fue­ra de la Nue­va Ma­yo­ría y la­men­ta la pér­di­da in­fluen­cia de la DC en la cen­troiz­quier­da.

“Se­ría iló­gi­co”, di­ce so­bre un acuer­do en se­gun­da vuel­ta con Ale­jan­dro Guillier, por­que “no sa­be­mos cuál es su plan de Go­bierno”. —No só­lo es­toy con­for­me sino que muy con­ten­to. Creo que de es­te in­ci­den­te que hu­bo en esta Jun­ta Na- cio­nal, que la he­mos ca­li­fi­ca­do co­mo ma­la y en la cual se dio una dis­cu­sión so­la­pa­da en que no se to­ca­ron los te­mas de fon­do, Carolina Goic ha sa­li­do for­ta­le­ci­da, con un gran apo­yo par­ti­da­rio. Tie­ne a to­dos los par­la­men­ta­rios del par­ti­do de­trás de ella en una ac­ti­tud iné­di­ta, nun­ca los par­la­men­ta­rios ha­bían di­cho “sa­be se­ñor pre­si­den­te, pue­de ha­cer lo que quie­ra con nues­tros car­gos”. Eso es un apo­yo muy ex­plí­ci­to y ne­ce­sa­rio.

Era un sec­tor que man­tu­vo con­flic­tos con la can­di­da­ta…

—Ha­bían si­do cul­pa­dos de que es­ta­ban de­trás de esta ma­nio­bra pa­ra ba­jar a Carolina Goic, se ha­bló de un sin­di­ca­to, pe­ro ellos han de­mos­tra­do con esta ac­ti­tud que aun así es­tán por ella y le die­ron ple­na fa­cul­tad, hoy por hoy es una can­di­da­ta que es­tá em­po­de­ra­da, es la lí­der del par­ti­do sin du­da al­gu­na, así que una co­sa que par­tió tan mal y que se veía tan fea ter­mi­nó muy bien.

¿Pu­do ha­ber pen­sa­do que su de­ci­sión de ale­jar­se unos días y re­fle­xio­nar se­ría tan pro­duc­ti­va?

—Creo que eso Carolina no lo pen­só co­mo una ju­ga­da, creo que ella efec­ti­va­men­te pen­só que en es­tas con­di­cio­nes no po­día se­guir en un par­ti­do que es­ta­ba por apo­yar a al­guien que tie­ne un re­pro­che mo­ral so­bre to­do res­pec­to de violencia in­tra­fa­mi­liar. Ella ha es­ta­do en una cru­za­da mo­ral pa­ra le­van­tar un po­co la mo­ral y la éti­ca del par­ti­do, pe­ro tam­bién pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de la po­lí­ti­ca chi­le­na que ha des­cen­di­do tan­to, que es­tá tan ba­ja, tan pe­des­tre. Su ac­to de ale­ja­mien­to a mí me pa­re­ce que fue muy de aden­tro, ge­nuino, no hu­bo cálcu­lo en eso. Eso in­di­ca que tie­ne ver­da­de­ra­men­te con­di­cio­nes de lí­der, me he ido for­man­do una muy bue­na opi­nión de ella.

Goic pa­re­ce sa­lir vic­to­rio­sa del con­flic­to, ¿fue una bue­na idea en el ori­gen el con­di­cio­nar su can­di­da­tu­ra al ca­so de Ri­car­do Rin­cón?

—Era inevi­ta­ble por­que la Jun­ta es­ta­ba ci­ta­da pa­ra apro­bar la lis­ta par­la­men­ta­ria y la vo­ta­ción que hu­bo fue si se vo­ta­ba in­di­vi­dual­men­te o en blo­que. No se dis­cu­tió el fon­do y eso con­du­jo a una de­ci­sión so­la­pa­da. El ca­so Rin­cón no se

sino que él to­mó un triun­fo por en­trar en for­ma su­brep­ti­cia den­tro de una lis­ta y me pa­re­ce que fue una ju­ga­da muy in­fan­til. No en­tien­do por qué pri­me­ro, co­mo co­sa de asun­to pre­vio, no se re­sol­vió el te­ma de si se iba a re­vo­car el acuer­do de la Jun­ta an­te­rior en que ha­bían di­cho que Rin­cón no po­día ser can­di­da­to por la DC y ha­ber des­pa­cha­do eso y des­pués pro­ce­der a la dis­cu­sión de si se vo­ta­ba por una lis­ta com­ple­ta o in­di­vi­dual­men­te. Eso fue un error, no sé de quién pe­ro ya se su­peró. —Él ya no lo hi­zo, tu­vo la opor­tu­ni­dad, se lo pi­die­ron sus co­le­gas, sus com­pa­ñe­ros, mu­cha gen­te se lo pi­dió y no lo hi­zo. Hoy día Carolina Goic en su ca­li­dad de pre­si­den­te de par­ti­do ha di­cho que no va a lle­var a Rin­cón co­mo can­di­da­to y por lo tan­to es un te­ma ter­mi­na­do. Eran de­ci­sio­nes in­di­vi­dua­les que te­nía que ha­ber he­cho Rin­cón. —Carolina Goic siem­pre es­tu­vo en el in­cons­cien­te co­lec­ti­vo de que era una can­di­da­ta que no lle­ga­ría has­ta el fi­nal, que tar­de o tem­prano la iban a ba­jar. Siem­pre exis­tió des­de el mo­men­to en que se pro­cla­mó una sen­sa­ción de que los po­de­res que se mue­ven so­bre to­do en las lis­tas par­la­men­ta­rias iban a ter­mi­nar por ba­jar a Carolina Goic. En esas cir­cuns­tan­cias es muy di­fí­cil que un can­di­da­to sur­ja en las en­cues­tas. To­do el qué ha­cer del PR, PS, PPD, PC, le di­je­ron a nues­tros par­la­men­ta­rios que si que­rían una lis­ta te­nían que ba­jar a Goic y eso con­fun­día al pú­bli­co.

—Lo que ha pa­sa­do esta se­ma­na cam­bia ra­di­cal­men­te eso. Pri­me­ro, Goic me­diá­ti­ca­men­te es mu­cho más co­no­ci­da que an­tes. Se­gun­do, ha te­ni­do un tre­men­do apo­yo en las re­des so­cia­les, y tercero, creo que su ac­ti­tud, que es una ac­ti­tud va­ló­ri­ca, va­lien­te, arries­ga­da, va a te­ner un im­pac­to que se pue­de tra­du­cir en las en­cues­tas. —Es­toy to­tal­men­te de acuer­do, no he­mos te­ni­do un de­ba­te po­lí­ti­co, el par­ti­do ha es­ta­do a la de­ri­va y ha­ber en­tra­do a la Nue­va Ma­yo­ría ha si­do un ejer­ci­cio muy gran­de de des­gas­te pa­ra la DC, siem­pre es­tu­vi­mos in­co­mo­dos en una coa­li­ción que se iz­quier­di­zó más allá de lo que creía­mos que po­día ser y cu­ya in­fluen­cia la DC ca­da vez pe­sa­ba me­nos. —No son fac­to­res ex­ter­nos, echar­le la cul­pa a los de­más no tie­ne sen­ti­do, no­so­tros he­mos ido per­dien­do la iden­ti­dad y has­ta la apa­ri­ción de Carolina Goic no te­nía­mos lí­de­res que fue­ran ca­pa­ces de mar­car con tan­ta fuer­za esa iden­ti­dad, lo in­ten­tó un grupo gran­de co­mo Ignacio Wal­ker, Gu­ten­berg Martínez o So­le­dad Al­vear, pe­ro nun­ca se lo­gró el im­pac­to me­diá­ti­co que se ha lo­gra­do hoy día. —Es bien di­fí­cil en­ten­der­lo, pe­ro no es inen­ten­di­ble. No­so­tros es­ta­mos fue­ra de la Nue­va Ma­yo­ría. Cuan­do de­ci­di­mos no ir a pri­ma­rias esa fue una de­ci­sión cla­ra y pre­ci­sa de que es­ta­mos fue­ra y cuan­do no fui­mos a pri­ma­rias de­bi­mos ha­ber­le di­cho a la Pre­si­den­ta que de­ci­di­mos sa­lir­nos de la NM. De­bió ha­ber­se he­cho lo que se ha­cía en la po­lí­ti­ca an­te­rior y dar­le li­ber­tad de ac­ción pa­ra que de­ci­die­ra si quie­re que nues­tros fun­cio­na­rios si­gan en el Go­bierno. Qui­zás lo que se hi­zo en esa reunión fue al­go si­mi­lar a eso. —Al­go en que es­ta­mos de acuer­do to­dos los de­mo­cra­ta­cris­tia­nos es que nuestra ubi­ca­ción po­lí­ti­ca es la cen­troiz­quier­da. Que­re­mos ser el cen­tro de la cen­troiz­quier­da y no la iz­quier­da de otro es­pa­cio. Ahí es don­de la DC ha per­di­do su va­lor in­trín­se­co que es re­pre­sen­tar a la gen­te que tie­ne una va­lo­ra­ción con res­pec­to del desa­rro­llo del país y que no se sien­te có­mo­da con los par­ti­dos de la de­re­cha, so­mos un par­ti­do de cen­tro y nos he­mos de­fi­ni­do co­mo un par­ti­do que quie­re es­tar siem­pre en una coa­li­ción de la cen­troiz­quier­da.P

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.