—“En el ca­so de Chi­le, la ta­rea nú­me­ro uno es cre­cer. To­do lo de­más es mú­si­ca”, di­jo Ri­car­do La­gos.

El pre­si­den­te de Mo­ne­da se­ña­ló que es ne­ce­sa­rio aco­tar la in­cer­ti­dum­bre so­bre las po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas y re­cu­pe­rar la con­fian­za en y del sec­tor pri­va­do.

Pulso - - POR­TA­DA - MA­XI­MI­LI­ANO VI­LLE­NA

—Op­ti­mis­ta, a pe­sar de los da­tos lo­ca­les, se mos­tró ayer el pre­si­den­te de Mo­ne­da, Pa­blo Eche­ve­rría, al inau­gu­rar el se­mi­na­rio anual de la fir­ma de in­ver­sio­nes: “Po­lí­ti­ca y so­cie­dad, vien­tos de cam­bio”. En su ex­po­si­ción, el eje­cu­ti­vo se­ña­ló que “es­tá cla­ro que a nues­tra eco­no­mía le ha ido mal en los úl­ti­mos años”, y que el mer­ca­do es­tá a la es­pe­ra de un go­bierno que em­pren­da re­for­mas pro-cre­ci­mien­to.

Se­gún Eche­ve­rría, el cre­ci­mien­to se ha des­ace­le­ra­do des­de un 4,7% anual en pro­me­dio en­tre 2003 y 2013, a un 1,8% anual en­tre 2014 y 2017; la in­ver­sión, que se ex­pan­dió a una ta­sa de 9,6% anual en­tre 2003 y 2013, se con­tra­jo ca­si 2% anual en­tre 2014 y 2017, y la pro­duc­ti­vi­dad la­bo­ral en la in­dus­tria chi­le­na del co­bre ca­yó 50% en­tre 2000 y 2015.

“De­je­mos de la­do la es­té­ril dis­cu­sión de si lo que pa­só se de­be só­lo a fac­to­res in­ter­nos o só­lo a fac­to­res ex­ter­nos. Es ob­vio que el cre­ci­mien­to hu­bie­se si­do ma­yor si no se hu­bie­se aca­ba­do el boom de in­ver­sión mi­ne­ra. Es ob­vio que el cre­ci­mien­to hu­bie­se si­do ma­yor sin los des­in­cen­ti­vos e in­cer­ti­dum­bre cau­sa­dos por las re­for­mas de los úl­ti­mos años”, di­jo el eje­cu­ti­vo.

“An­ti­ci­po que los re­sul­ta­dos de las pró­xi­mas elec­cio­nes aco­ta­rán la in­cer­ti­dum­bre de po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas, per­mi­tien­tria do una re­cu­pe­ra­ción de la con­fian­za y la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca”, en­fa­ti­zó Eche­ve­rría.

Y si bien se mos­tró op­ti­mis­ta res­pec­to al fu­tu­ro, con­si­de­ran­do el me­jor es­ce­na­rio in­ter­na­cio­nal, tam­bién di­jo que el cre­ci­mien­to de­be ser prio­ri­ta­rio, al­go pa­ra lo que se re­quie­ren dos con­di­cio­nes: “Aco­tar la in­cer­ti­dum­bre res­pec­to a las po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas y re­cu­pe­rar la con­fian­za en y del sec­tor pri­va­do”, pun­tua­li­zó.

Jun­to con ello, co­men­tó que es ne­ce­sa­rio me­jo­rar la ca­li­dad y la coor­di­na­ción de las ins­ti­tu­cio­nes del Es­ta­do: “Al­go an­da mal cuan­do la ‘per­mi­so­lo­gía’, por de­cir­lo de al­gu­na ma­ne­ra, se vuel­ve una in­dus- flo­re­cien­te del país. Si pa­re­ce que las au­to­ri­da­des pú­bli­cas ex­pe­ri­men­ta­ran una suer­te de pla­cer cuan­do pi­den nue­vos per­mi­sos o so­me­ten a re­vi­sión re­so­lu­cio­nes de otros or­ga­nis­mos o fi­jan nue­vas re­gu­la­cio­nes”.

Asi­mis­mo ex­pre­só fren­te a la dis­cu­sión de pen­sio­nes que: “Nues­tro sis­te­ma pre­vi­sio­nal es­tá ran­kea­do en­tre los me­jo­res del mun­do. Lo de­be­mos cui­dar y per­fec­cio­nar, no ero­sio­nar y des­le­gi­ti­mar”. Agre­gó que la pro­pues­ta del Go­bierno, que bus­ca crear una en­ti­dad que ad­mi­nis­tre los 5 pun­tos por­cen­tua­les de co­ti­za­ción adi­cio­nal, se­rá un mo­no­po­lio que for­za­rá “a los chi­le­nos y chi­le­nas a po­ner sus aho­rros adi­cio­na­les en ella, coar­tan­do así el prin­ci­pio bá­si­co de una so­cie­dad mo­der­na: la li­ber­tad de ele­gir”.

“El 2% des­ti­na­do a re­par­to se­rá un im­pues­to di­rec­to a la cla­se me­dia de nues­tro país, cons­ti­tui­da ac­tual­men­te por al­re­de­dor de 3 mi­llo­nes de ho­ga­res cu­yos in­gre­sos se si­túan en­tre $500 mil y $2 mi­llo­nes men­sua­les. Ellos pa­ga­rán los cos­tos de es­ta re­for­ma ab­so­lu­ta­men­te re­gre­si­va”, en­fa­ti­zó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.