Ges­tión en Co­del­co

Pulso - - OPINION -

En una re­cien­te se­sión de la co­mi­sión in­ves­ti­ga­do­ra so­bre la uti­li­za­ción de re­cur­sos pú­bli­cos en Co­del­co, crea­da gra­cias a la con­tro­ver­sia que man­tie­ne la cu­prí­fe­ra con la Con­tra­lo­ría, su ex pre­si­den­te eje­cu­ti­vo Die­go Her­nán­dez rea­li­zó una se­rie de co­men­ta­rios que son del to­do preo­cu­pan­tes. En­tre ellos, se­ña­ló que exis­ti­ría una “re­gla no es­cri­ta” al in­te­rior de

Co­del­co, la cual con­sis­ti­ría en que “no se des­vin­cu­la a na­die por ne­ce­si­da­des de la em­pre­sa” y que “en general na­die ju­bi­la”. Fi­nal­men­te, ma­ni­fes­tó que “se podría ha­cer de otra ma­ne­ra, pe­ro ello sig­ni­fi­ca­ría mu­chos más con­flic­tos de lo re­co­men­da­ble”. Per­tur­ba es­te ti­po de ase­ve­ra­cio­nes por par­te de quien os­ten­ta­ra el más al­to car­go en la cu­prí­fe­ra es­ta­tal, to­da vez que, pro­duc­to de una sos­te­ni­da prác­ti­ca de des­ca­pi­ta­li­za­ción, lle­va­da a ca­bo por to­dos los go­bier­nos a la fe­cha, su­ma­da al peor ne­go­cio que se ha­ya he­cho en la his­to­ria de Co­del­co con los con­tra­tos de ven­ta a fu­tu­ro (rea­li­za­dos mien­tras un ac­tual mi­nis­tro “ca­za­ba mos­cas”) y a esta coop­ta­ción que su­fre la em­pre­sa por los gru­pos de pre­sión que con­vi­ven en ella, se ha ge­ne­ra­do una de­li­ca­da si­tua­ción eco­nó­mi­ca y po­lí­ti­ca. Es­pe­ra­mos que el lla­ma­do que hi­cie­ra ha­ce al­gu­nas se­ma­nas el pre­si­den­te del di­rec­to­rio, Ós­car Lan­de­rret­che, de “cui­dar a Co­del­co”, sea to­ma­do en se­rio no só­lo por él y el di­rec­to­rio, sino por to­das las per­so­nas di­rec­ta e in­di­rec­ta­men­te vin­cu­la­das con ella. Se­bas­tián So­te­lo

Área Le­gis­la­ti­va Fun­da­ción Jai­me Guz­mán

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.