Rand cae 1,13% des­pués de que pre­si­den­te de Su­dá­fri­ca su­pera vo­to de con­fian­za

El rand sud­afri­cano se de­pre­ció, mien­tras que el ín­di­ce FTSE/JSE T40 de la Bol­sa de Johan­nes­bur­go ca­yó 0,38%. Ja­cob Zu­ma ha so­bre­vi­vi­do nue­ve vo­tos de con­fian­za.

Pulso - - ECONOMIA & DINERO -

— El pre­si­den­te sud­afri­cano, Ja­cob Zu­ma, so­bre­vi­vió a un in­ten­to de obli­gar­lo a de­jar el car­go en el par­la­men­to, sin em­bar­go re­sul­tó “he­ri­do” po­lí­ti­ca­men­te des­pués de que al­gu­nos miem­bros de su par­ti­do vo­ta­ran jun­to con la opo­si­ción. Du­ran­te la jor­na­da, el rand sud­afri­cano se de­pre­ció 1,13%, mien­tras que el ín­di­ce FTSE/JSE T40 de la Bol­sa de Johan­nes­bur­go ca­yó 0,38%.

Zu­ma, de 75 años de edad y en el po­der des­de 2009, ase­gu­ró 198 vo­tos fren­te a los 177 de la opo­si­ción en una mo­ción de des­con­fian­za de­ci­di­da por vo­to se­cre­to mien­tras los lea­les le­gis­la­do­res de la ANC se unie­ron pa­ra dar­le apo­yo. Hu­bo nue­ve abs­ten­cio­nes.

Los le­gis­la­do­res par­ti­da­rios del man­da­ta­rio co­men­za­ron a can­tar y bai­lar en el par­la­men­to in­clu­so an­tes que se anun­cia­ra el re­sul­ta­do del vo­to a fa­vor de Zu­ma, cu­yos ocho años en el car­go han si­do do­mi­na­dos por acu­sa­cio­nes de co­rrup­ción.

“Ellos es­tán bom­bean­do pro­pa­gan­da a tra­vés de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, di­cien­do que el ANC ya no es apo­ya­do por el pue­blo”, di­jo Zu­ma a una mul­ti­tud ani­ma­da afue­ra del par­la­men­to en Ciu­dad del Ca­bo, des­pués de que el re­sul­ta­do fue anun­cia­do.

El man­da­ta­rio afir­mó que al ANC lo apo­ya una “abru­ma­do­ra ma­yo­ría” an­tes de de­cir­le a sus par­ti­da­rios que la opo­si­ción ha­bía si­do frus­tra­da en un in­ten­to de to­ma de po­der.

El rand de Su­dá­fri­ca se de­bi­li­tó ca­si un 1,5% in­me­dia­ta­men­te des­pués de la no­ti­cia de la vic­to­ria de Zu­ma. Mien­tras que en la tar­de la ba­ja­da se mo­de­ró a 1,13%. Ana­lis­tas del mer­ca­do ha­bían pre­vis­to que un vo­to des­fa­vo­ra­ble a Zu­ma ha­bría be­ne­fi­cia­do las pers­pec­ti­vas de Su­dá­fri­ca, eco­no­mía que es­te año po­dría cre­cer 1,2%, se­gún cálcu­los del FMI.

SU MANDATO. Zu­ma, que ha man­te­ni­do el po­der en la eco­no­mía más in­dus­tria­li­za­da de Áfri­ca des­de 2009, ha so­bre­vi­vi­do a nue­ve vo­tos de con­fian­za si­mi­la­res al de ayer, un ré­cord en el car­go, mar­ca­do por acu­sa­cio­nes de trá­fi­co de in­fluen­cias.

Los in­ver­sio­nis­tas es­tán par­ti­cu­lar­men­te mo­les­tos des­pués de que Zu­ma re­mo­vie­ra al mi­nis­tro de Fi­nan­zas, Pra­vin Gord­han, en mar­zo, lo que afec­tó la ca­li­fi­ca­ción cre­di­ti­cia del país. La no­ta lue­go fue re­ba­ja­da por dos de las tres prin­ci­pa­les agen­cias ca­li­fi­ca­do­ras, mien­tras el des­em­pleo es­tá en 27,7% su ni­vel má­xi­mo en 14 años y la eco­no­mía es­tá nue­va­men­te en re­ce­sión.

Si el vo­to hu­bie­ra ido con­tra él en la jor­na­da de ayer, Zu­ma y to­do su ga­bi­ne­te ten­drían que ha­ber re­nun­cia­do.

El pre­si­den­te del par­la­men­to, Ba­le­ka Mbe­te, ha­bía de­cla­ra­do an­te­rior­men­te que la vo­ta­ción, a di­fe­ren­cia de otros vo­tos de con­fian­za que Zu­ma ha en­fren­ta­do, de­be­ría ser por vo­ta­ción se­cre­ta, una de­ci­sión que la opo­si­ción es­pe­ra­ba que en­va­len­to­na­ría a los miem­bros del Con­gre­so in­sa­tis­fe­chos con Zu­ma, pa­ra vo­tar en con­tra.

El ofi­cia­lis­mo tie­ne 249 es­ca­ños en el par­la­men­to de 400 asien­tos y la opo­si­ción con­tro­la 151, por lo que se re­que­ría que 50 le­gis­la­do­res le die­ran la es­pal­da a Zu­ma.

Pe­se a que el re­sul­ta­do fue fa­vo­ra­ble al Je­fe de Es­ta­do, tam­bién de­jó en cla­ro que el par­ti­do que ha go­ber­na­do Su­dá­fri­ca des­de el fi­nal del apart­heid en 1994, es­tá di­vi­di­do res­pec­to a su fu­tu­ro, con­si­de­ran­do las abs­ten­cio­nes en el pro­ce­so.

En ese mar­co, el di­rec­tor de es­tra­te­gia de mer­ca­dos emer­gen­tes de So­cGen, Phoe­nix Ka­len, re­cal­có que “te­nien­do en cuen­ta las pro­ba­bi­li­da­des re­la­ti­va­men­te ba­jas que mu­chos ob­ser­va­do­res lo­ca­les y par­ti­ci­pan­tes del mer­ca­do es­tán asig­nan­do a las po­si­bi­li­da­des de pa­so de la mo­ción de no-con­fian­za, se es­pe­ra que los ac­ti­vos del rand es­tén mu­cho más arri­ba de lo que es­ta­rían en ca­so de un éxi­to de la mo­ción”. Reuters

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.