Ricardo Ca­ba­lle­ro: “Ba­jar o no la ta­sa de in­te­rés en 25 pb no ha­ce una gran di­fe­ren­cia”

El eco­no­mis­ta tam­bién se re­fi­rió al sis­te­ma pre­vi­sio­nal sos­te­nien­do que no es fá­cil lo­grar pen­sio­nes dig­nas sin ex­po­ner­se al ries­go.

Pulso - - ECONOMIA & DINERO - CONSTANZA RA­MOS T.

—En mo­men­tos en que en Chi­le se de­ba­te so­bre cuán­to es­pa­cio tie­ne el Ban­co Cen­tral pa­ra re­cor­tar la ta­sa de in­te­rés da­do que la in­fla­ción es­tá por de­ba­jo del ran­go de to­le­ran­cia de 2% y que la ac­ti­vi­dad no re­pun­ta, el eco­no­mis­ta del MIT, Ricardo Ca­ba­lle­ro, se­ña­ló que “ba­je o no la ta­sa en 25 pun­tos ba­se, no ha­ce la gran di­fe­ren­cia”, afir­mó en el mar­co del se­mi­na­rio ¿Po­de­mos es­tar me­jor?, or­ga­ni­za­do por Gru­po Se­cu­rity.

En esa lí­nea, el di­rec­tor del World Eco­no­mic La­bo­ra­tory del MIT, ase­gu­ró que exis­te un mun­do bi­po­lar en el que “la fle­xi­bi­li­dad se­rá más im­por­tan­te que en el pa­sa­do, en par­ti­cu­lar con el es­pa­cio fis­cal, pues hay po­co es­pa­cio pa­ra que las ta­sas de in­te­rés reac­cio­nar. Hay un sis­te­ma fi­nan­cie­ro ca­pi­ta­li­za­do y con po­ca ex­po­si­ción cam­bia­ria”.

En ese sen­ti­do, re­mar­có que Chi­le “de­be te­ner es­pa­cio fis­cal por­que la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria no tie­ne mu­cho”. Sin em­bar­go, acla­ro que “hay lí­mi­tes y hoy no te­ne­mos mu­cho es­pa­cio fis­cal, pe­ro hay que pen­sar que hay un va­lor adi­cio­nal en in­ver­tir en es­pa­cio fis­cal en un con­tex­to de es­te ti­po”.

¿ES­TA­MOS CER­CA DE UNA RE­CE­SIÓN? El ex­per­to tam­bién ex­pu­so so­bre la eco­no­mía mun­dial y de­cla­ró que “es­ta­mos en un mun­do bi­po­lar, a un shock de dis­tan­cia de un gran sal­to de vo­la­ti­li­dad y de una gran re­ce­sión, no en tér­mi­nos de tiem­po, sino en tér­mi­nos de shocks”. De es­te

Ac­tual­men­te la ta­sa de po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria (TPM) es­tá en 2,50%.

mo­do ex­pli­có que el mie­do a caer en un es­ce­na­rio de ries­go, “mantiene las ta­sas neu­tra­les ba­jas, don­de las di­fe­ren­cias de opi­nio­nes se tra­du­cen rá­pi­da­men­te en pro­ce­sos es­pe­cu­la­ti­vos”.

Con to­do, in­di­có que por pri­me­ra vez “es­ta­mos en un mun­do con ba­ja vo­la­ti­li­dad, sin ta­sas que amor­ti­güen”. Lo que ha­ce que sea más dé­bil su reac­ción an­te un shock.

De to­das for­mas, Ca­ba­lle­ro des­ta­có co­mo bue­na no­ti­cia a cor­to pla­zo, que el es­ce­na­rio cen­tral es be­nigno, de­ta­llan­do que “in­clu­so si hay un sal­to en la vo­la­ti­li­dad pro­duc­to de al­gún sus­to tem­po­ral, si no quie­bra na­da, la vo­la­ti­li­dad se da vuel­ta rá­pi­do y no lle­ga al sec­tor real”.

“Otro me­ca­nis­mo im­por­tan­te es que un shock de vo­la­ti­li­dad es muy dis­tin­to cuan­do se da en un am­bien­te de op­ti­mis­mo res­pec­to al me­diano pla­zo ver­sus a un pe­si­mis­mo en el mis­mo lap­so (...) En los pe­río­dos buenos se tie­ne que gas­tar me­nos”, in­di­có.

FLE­XI­BI­LI­DAD LA­BO­RAL. El eco­no­mis­ta ade­más ase­gu­ró que tie­ne que ha­ber una fle­xi­bi­li­dad la­bo­ral pa­ra pro­te­ger a los tra­ba­ja­do­res, ya que un “mer­ca­do la­bo­ral fle­xi­ble y ca­pa­ci­ta­do es un pa­si­vo me­nos ries­go­so en un mun­do de in­to­le­ran­cia al ries­go”. Por ello ex­pli­có que en tér­mi­nos di­ná­mi­cos, “el ca­pi­tal tie­ne más op­cio­nes de arran­car­se que en el pa­sa­do pro­duc­to de la ro­bo­ti­za­ción que se­gui­rá au­men­tan­do da­do el en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción en paí­ses crea­do­res de tec­no­lo­gía”.

PEN­SIO­NES. El úl­ti­mo te­ma que abor­dó Ricardo Ca­ba­lle­ro es el sis­te­ma pre­vi­sio­nal y la re­for­ma que hoy pre­sen­ta­rá el Go­bierno. En es­te pun­to, ase­ve­ró que “es di­fí­cil lle­gar a pen­sio­nes dig­nas sin ex­po­si­ción al ries­go”. En es­te pun­to acla­ró que un te­ma muy im­por­tan­te hoy da­do es­te pre­mio por ries­go gran­de, “es que in­ver­tir en ac­ti­vos ries­go­sos tie­ne un re­torno mu­cho más al­to que in­ver­tir en ac­ti­vos se­gu­ros”. Por ello plan­teó que hay que bus­car me­ca­nis­mos in­ter­ge­ne­ra­cio­na­les de co­ber­tu­ra. “El pro­ble­ma es que las pen­sio­nes, las pen­sa­mos nor­mal­men­te co­mo al­go que de­be ser se­gu­ro, es un aho­rro que re­que­ri­mos pa­ra los tiem­pos di­fí­ci­les”, ex­pli­có.

A su jui­cio, el país ne­ce­si­ta se­pa­rar lo que re­quie­re el in­di­vi­duo en un mo­men­to del tiem­po, de lo que de­be ha­cer el fon­do. “El fon­do de­be te­ner una ex­po­si­ción fuer­te a ac­ti­vos ries­go­sos. La pre­gun­ta im­por­tan­te des­de el pun­to de vis­ta del di­se­ño del sis­te­ma es có­mo se­pa­rar un po­co el ries­go de los fon­dos de los ac­ti­vos de los ries­gos in­di­vi­dua­les”, di­jo Ca­ba­lle­ro.

Ba­jo esa lí­nea, el ana­lis­ta ase­ve­ró que es un te­ma que da pa­ra pen­sar, “no ten­go la so­lu­ción, pe­ro es un te­ma muy cen­tral por­que es equi­va­len­te al del cre­ci­mien­to ver­sus re­dis­tri­bu­ción”.

“Lo im­por­tan­te es cre­cer y al mis­mo tiem­po ver có­mo re­dis­tri­buir, pe­ro es im­por­tan­te pen­sar có­mo cre­cer. Es­te es el equi­va­len­te pa­ra las pen­sio­nes, po­der in­ver­tir en ac­ti­vos ries­go­sos de una for­ma efi­cien­te, es el equi­va­pue­dan

Hoy día el Go­bierno en­via­rá el pro­yec­to de re­for­ma al sis­te­ma pre­vi­sio­nal.

len­te a una ta­sa de cre­ci­mien­to al­ta”, aña­dió.

Fi­nal­men­te, tras ser con­sul­ta­do por la pro­pues­ta del Go­bierno de 5% adi­cio­nal, el eco­no­mis­ta de­cla­ró que “el 5% o el 4% me pa­re­ce ra­zo­na­ble del pun­to de vis­ta de in­du­cir más aho­rro, pe­ro eso es un re­sul­ta­do de que una par­te im­por­tan­te de los fon­dos son in­ver­ti­dos en ac­ti­vos se­gu­ros y co­mo los re­tor­nos es­tán más ba­jos to­dos ne­ce­si­ta­mos aho­rrar un po­co más”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.