Pos­ver­da­des y eu­fe­mis­mos

Pulso - - OPINION - RO­SA­RIO MORENO C. La au­to­ra es periodista y li­cen­cia­da en His­to­ria UC.

LA YA TAN de mo­da y ma­no­sea­da pa­la­bra “pos­ver­dad” in­gre­sa­rá al dic­cio­na­rio de la RAE en di­ciem­bre. El con­cep­to se re­fie­re “a to­da in­for­ma­ción o ase­ve­ra­ción que no se ba­sa en he­chos ob­je­ti­vos, sino que ape­la a las emo­cio­nes, creen­cias o de­seos del pú­bli­co”. Co­mo si fue­ra al­go nue­vo… Es­to ha exis­ti­do siem­pre, só­lo que aho­ra se le ha pues­to un nom­bre más rim­bom­ban­te, por­que la pos­ver­dad no es más que trans­mi­tir men­ti­ras, en­ga­ños o ver­da­des a me­dias… to­do a gus­to del con­su­mi­dor. Es­to me trae a la ca­be­za una pa­la­bra que ha exis­ti­do siem­pre, igual de que pos­ver­dad y que trans­mi­te al­go si­mi­lar. Me re­fie­ro a la pa­la­bra

Hoy es­ta­mos en el mun­do de las pos­ver-

ele­gan­te eu­fe­mis­mo.

da­des y eu­fe­mis­mos, y en eso ha in­flui­do mu­cho la pe­ne­tra­ción de las re­des so­cia­les en la po­bla­ción. En EEUU el 40% de la gen­te se in­for­ma ex­clu­si­va­men­te a tra­vés de ellas, don­de ca­da uno pue­de en­con­trar lo que quie­ra, y lo que más le sa­tis­fa­ga. Así nos ha­ce­mos un mun­do adap­ta­do a lo que que­re­mos, no a lo que es. Los go­bier­nos han sa­bi­do uti­li­zar muy bien es­tos con­cep­tos. Pon­ga­mos un ejem­plo cla­ro en Chi­le. El Go­bierno anun­ció que el des­em­pleo en el se­gun­do tri­mes­tre se man­tu­vo en 7%. ¡Uf! Qué ali­vio, el Go­bierno ce­le­bró la ci­fra y los ana­lis­tas que­da­ron des­co­lo­ca­dos. Esa es una gran pos­ver­dad, por­que de­trás de esa ci­fra vie­ne lo que no que­re­mos oír: de los 79.796 em­pleos crea­dos los úl­ti­mos do­ce me­ses, 66.456 co­rres­pon­den al sec­tor pú­bli­co, mien­tras que só­lo 13.331 son del sec­tor pri­va­do. Es de­cir, 83% del em­pleo asa­la­ria­do pro­vie­ne del sec­tor pú­bli­co. Des­pués de co­no­cer to­da la in­for­ma­ción, ¿es po­si­ti­vo el 7% de des­em­pleo? Juz­gue us­ted, pe­ro le re­co­mien­do, en es­tas épo­cas de eu­fe­mis­mos y pos­ver­da­des, siem­pre leer la le­tra chi­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.