Ex­pec­ta­ti­vas rea­lis­tas

El IPC ha si­do ba­jo y pro­ba­ble­men­te se­gui­rá así, lo que no au­gu­ra una si­tua­ción fa­vo­ra­ble pa­ra ac­ti­vos in­de­xa­dos a la in­fla­ción.

Pulso - - TRADER - RU­BÉN CA­TA­LÁN au­tor es head of In­vest­ment Ban­co San­tan­der

QUIE­NES ma­ne­jan in­ver­sio­nes tie­nen a su dis­po­si­ción, en tér­mi­nos ge­ne­ra­les, dos gran­des gru­pos de ac­ti­vos: ren­ta va­ria­ble o fi­ja. Es­te año, el pri­me­ro ha te­ni­do un desem­pe­ño no­ta­ble; bas­ta con mi­rar el IPSA o los ín­di­ces ex­tran­je­ros pa­ra ha­cer­se una idea. Sin em­bar­go, la ma­yo­ría de los chi­le­nos apues­ta por la ren­ta fi­ja, con vo­la­ti­li­da­des, ries­gos y be­ne­fi­cios bas­tan­te me­no­res. Pa­ra ellos, el úl­ti­mo tiem­po ha si­do de­cep­cio­nan­te, con tres me­ses de ren­ta­bi­li­da­des ne­ga­ti­vas o muy cer­ca­nas a 0%.

Nor­mal­men­te, ya es­ta­ría­mos ad por­tas de una me­jo­ría, da­do que los re­tor­nos de es­tos ac­ti­vos son cí­cli­cos, y tras un par de me­ses ma­los, vie­nen usual­men­te pe­río­dos bue­nos, lo que re­sul­ta en una ren­ta­bi­li­dad si­mi­lar a la que se hu­bie­ra da­do sin el shock ne­ga­ti­vo. Sin em­bar­go, en es­ta oca­sión no pa­re­ce ser así. En efec­to, las ta­sas es­tán en sus me­no­res ni­ve­les, des­de don­de ten­drán que re­mon­tar, de la mano de re­tor­nos ne­ga­ti­vos. Ade­más, el IPC ha si­do ba­jo y pro­ba­ble­men­te se­gui­rá así gra­cias a la evo- lu­ción del dó­lar, lo que no au­gu­ra una si­tua­ción muy fa­vo­ra­ble pa­ra ac­ti­vos in­de­xa­dos a la in­fla­ción. Fi­nal­men­te, los spreads “col­chón” de be­ne­fi­cio adi­cio­nal en bo­nos emi­ti­dos por em­pre­sas o ban­cos, y que ayu­da a que las ren­ta­bi­li­da­des no se vean tan per­ju­di­ca­das- tam­bién se en­cuen­tra ba­jo.

¿Qué es lo acon­se­ja­ble? Pri­me­ro, man­te­ner ex­pec­ta­ti­vas rea­lis­tas pa­ra el se­gun­do se­mes­tre. Pe­se a los ele­men­tos plan­tea­dos, no es­pe­ra­mos re­tor­nos ne­ga­ti­vos; lo más pro­ba­ble es que sean po­si­ti­vos, pe­ro ba­jos. Se­gun­do, en la pri­me­ra par­te del se­mes­tre man­te­ner­se ape­ga­do a ac­ti­vos de du­ra­cio­nes cor­tas, con me­nos sen­si­bi­li­dad a subidas de ta­sas, y ter­ce­ro, ser cons­cien­tes de que en es­ce­na­rios co­mo és­te se pro­du­cen opor­tu­ni­da­des. De he­cho, el mer­ca­do ha re­du­ci­do sus pers­pec­ti­vas pa­ra la in­fla­ción del pró­xi­mo año (lo que es ra­zo­na­ble) y de los si­guien­tes cin­co años (lo que no lo es tan­to). Por ello, recomendamos ins­tru­men­tos con fle­xi­bi­li­dad pa­ra apro­ve­char es­tas opor­tu­ni­da­des. Fi­nal­men­te, si re­co­no­ce­mos que no nos gus­tan los es­ce­na­rios vo­lá­ti­les, lo pru­den­te se­ría mi­grar ha­cia fon­dos mo­ney mar­ket o de­pó­si­tos, a la es­pe­ra de un 2018 más be­ne­vo­len­te pa­ra el mer­ca­do de ren­ta fi­ja chi­leno.

El

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.