Acre­di­ta­ción de Ues

Pulso - - OPINION -

De acuer­do con lo se­ña­la­do por el Mi­ne­duc, la ley de uni­ver­si­da­des es­ta­ta­les que pre­pa­ra di­cho mi­nis­te­rio in­clui­ría una san­ción pa­ra los rec­to­res de las ca­sas de es­tu­dio es­ta­ta­les que en el fu­tu­ro pier­dan la acre­di­ta­ción ins­ti­tu­cio­nal o ba­jen los años de cer­ti­fi­ca­ción. El cas­ti­go se­ría la des­ti­tu­ción del rec­tor de la universidad afec­ta­da y el tu­te­la­je pos­te­rior de otra

universidad me­jor acre­di­ta­da, con la con­si­guien­te pér­di­da de au­to­no­mía de la ins­ti­tu­ción cas­ti­ga­da. Al res­pec- to lla­man la aten­ción dos co­sas: pri­me­ro, el pro­fun­do des­co­no­ci­mien­to por par­te de los fun­cio­na­rios de Go­bierno (y de los par­la­men­ta­rios que apo­yan la idea) res­pec­to del sen­ti­do y ob­je­ti­vo de los pro­ce­sos de acre­di­ta­ción. La acre­di­ta­ción no se pue­de en­ten­der co­mo una mo­ne­da de cam­bio o un in­di­ca­dor pa­ra ge­ne­rar san­cio­nes de to­do ti­po, por el con­tra­rio, la acre­di­ta­ción de­be re­la­cio­nar­se con pro­ce­sos de me­jo­ra­mien­to, con fo­men­to y co­la­bo­ra­ción pa­ra avan­zar en ca­li­dad, sea a ni­vel ins­ti­tu­cio­nal o de ca­rre­ras y pro­gra­mas. Lo se­gun­do que sor­pren­de es el egoís­mo y fal­ta de vi­sión sis­té­mi­ca con que ac­túan al­gu­nos rec­to­res es­ta­ta­les, que (con jus­ta ra­zón) re­cha­zan ca­te­gó­ri­ca­men­te la me­di­da pre­ten­di­da por la au­to­ri­dad, pe­ro aplau­den un cas­ti­go si­mi­lar pa­ra el ca­so de las uni­ver­si­da­des pri­va­das (co­mo se es­ta­ble­ce en la nue­va ley de edu­ca­ción su­pe­rior).

Jo­sé Mi­guel Ro­drí­guez Ge­ren­te ge­ne­ral

Agen­cia Acre­di­tAc­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.